Eres el Peregrino Número

miércoles, 31 de julio de 2013

EL RÍO LAVACOLLA: BAÑO PRECEPTIVO ANTES DE ENTRAR EN SANTIAGO


El río Lavacolla debe su nombre al ser el lugar en el que los peregrinos se lavaban antes de entrar en Santiago de Compostela. Aún hoy algunos lo hacen. Está justo tras dejar atrás la iglesia de San Paio de Sabugueira y de cruzar la carretera.


Aún así es preciso decir que no puede asgurarse totalmente esta etimología. La Toponimia, que nos siempre es una ciencia exacta, esboza otra teoría como razón posible: la palabra lava referida a zona de pastos y colla como colina.


Ciertamente hay que considerar que los peregrinos, sino enteramente, se sabe que acostumbraban a lavarse al menos el cuello para estar mínimamente presentables al entrar en la ciudad, pero que la distancia y el esfuerzo que aún quedan, si bien no es mucho, es lo suficiente como para tener que lavarte otra vez antes de llegar, claro que es verdad que las consideraciones higiénicas de aquel entonces no eran las de ahora y un baño se daba, según las circunstancias, cada bastante tiempo.

 
Sea como sea Lavacolla, y en concreto este pequeño río, es todo un hito del Camino casi a las puertas de la Ciudad del Apóstol.


Antes de llegar a la "playa fluvial" una pasarela de madera salva el río


Luego del ritual del baño, también relacionado con las "purificaciones espirituales" tan usuales en numerosas creencias y religiones, nos hemos dado un buen "bautismo peregrino" antes de subir la Cuesta Rexidoira en dirección al Monte do Gozo.

A Rexidoira, cuesta tras dejar las orillas del río