Eres el Peregrino Número

sábado, 20 de julio de 2013

LLAVAPIÉS (OVIEDO/UVIÉU, ASTURIAS), SALIENDO DEL CASCO URBANO DE LA CAPITAL ASTUR

Señales del Camino
Pasarela sobre el ferrocarril
Aún en el casco urbano de Oviedo/ Uviéu pero saliendo ya del centro, tras un buen tramo cuesta abajo por la calle Argañosa y dejar atrás las zonas del Ensanche, calle Uría, Estación del Ferrocarril y La Losa, un mojón con la célebre concha jacobea azul y amarilla, al igual que un mapa de la primera estapa de la ruta, nos advierten que hemos llegado al apeadero del tren en Lavapiés o Llavapiés, por donde pasaremos las vías gracias a una pasarela peatonal entre las casas de ambas márgenes.

Argañosa y el Monte Naranco. El Camino pasa por la calle situada justo detrás de las casas
En Llavapiés, antiguamente, el regato que nacía arriba en la falda del Monte Naranco, al pasar por el lugar, servía para que se lavaran los pies viajeros y caminantes que entraban o salían de la ciudad (de ahí el topónimo). También en los años de la peste había guardias que vigilaban este estratégico acceso para dar la vuelta a quien sospechasen podía padecer la enfermedad.



Después de Llavapiés y siguiendo la calle Alfonso I, nuevas urbanizaciones se extienden por lo que, como suele decirse en Asturias: "hasta hai bien poco too yeren praos". Es la zona de La Florida, donde, de un tiempo acá, se edificó casi toda una ciudad entera. Flechas en farolas y mojones en las aceras nos indican como ir saliendo de este entramado urbano rumbo a Paniceres.