Eres el Peregrino Número

jueves, 5 de febrero de 2015

BASÍLICA DE SANTA MARÍA DEL CONCEYU (LLANES, ASTURIAS): EMBLEMA DE LA "CARTA PUEBLA"



El peregrino que se interna en el casco antiguo de Llanes, hallará la histórica iglesia parroquial de Santa María del Conceyu, edificada en estilo gótico entre los siglos XIV y XV sobre elementos románicos del XIII, pues se sabe su obra se inició hacia 1240. Llanes había logrado la preciada Carta Puebla, por la que se erigía como población libre de las apetencias territoriales tanto de la mitra como de la nobleza terrateniente, de manos del monarca Alfonso IX. La iglesia propia al igual que sus murallas eran un símbolo de la soberanía de sus habitantes, por lo que ellos mismos fueron los protagonistas de su construcción. Dedicada a la Asunción, su denominación como del Conceyu se refiere a que ante sus muros se celebrebaba el Conceyu Abiertu o junta vecinal. Fue en 1237 cuando la administración territorial de la antigua Tierra de Aguilar (actual concejo llanisco) pasó definitivamente a esta nueva villa desde la antigua fortaleza del Castillo de Sobrerrón, símbolo del poder de los antiguos señores de la tierra, sito unos kilómetros más al sur.


Fue consagrada como parroquial  en 1480 y en 1594 todavía estaba en obras. En 1517 le fue presentado aquí a Carlos V el artista flamenco que aún estaba trabajando en su altar mayor. Tiene dos espléndidas portadas románicas, siendo la principal, la occidental, a la que se le atribuye la mayor antigüedad. Entre alguno de sus elementos esculpidos sobresale la figura de algún peregrino, con su bordón, mochila y conchas.


Por su parte en la portada  sur destacan las numerosas figuras de animales...





Relacionado con el Camino tenemos también otro elemento aún más determinante si cabe, la talla del Apóstol Santiago situada en su retablo mayor, ataviado con la vestimenta peregrina. Hay otro retablo más, manierista, de 1601.
 

Otras partes de la iglesia fueron añadidas posteriormente, como el pórtico, de 1610, la esbelta torre erigida en el XVIII o la Casa Rectoral, adosada al ábside o parte posterior en el XIX.


En 1973 fue declarada Basílica.


Al lado de la iglesia hay dos palacios: la Casona de los Mier (s.XVIII) y el Palacio de Posada Herrera (s.XVII), enfrente de la plaza de la iglesia, es actualmente casa de cultura, blasonada con las armas familiares de los Posada, Iguanzo, Pariente y Valdés.