Eres el Peregrino Número

martes, 30 de junio de 2015

CERDEÑO Y LA TENDERINA: DE LO URBANO A LO RURAL EN LA CAPITAL ASTURIANA


(ENLACE CAMINO NORTE O DE LA COSTA Y CAMINO PRIMITIVO)

Dejado atrás el polígono industrial del Espíritu Santo y el sidrero barrio de Colloto/Cualloto, el Camino llega a Cerdeño, antes una aldea del extrarradio de Oviedo/Uviéu literalmente absorbida ahora por la población. Ya en el año 1003 se nombra en un documentos a los molinos del río de Cerdeño en una donación al monasterio de San Vicente, pues Cerdeño perteneció a la Mitra hasta que fue comprado por la ciudad en el siglo XVI (Desamortización de Felipe II).








Una curiosa mezcla de edificios de pisos, solares cuidados y abandonados, viviendas de traza rural, concesionarios, llagares-sidrería, naves y gasolinera, conforman nuestro entorno más inmediato cuando salimos una vez más a la carretera, con bares y restaurantes en lo que fueron casas populares y fincas.



La carretera, con aceras, pasa sobre un regato y nos dirige a la rotonda en la que tomaremos de frente la calle de La Tenderina Baja, ahora sí entre los edificios de pisos del núcleo de la ciudad propiamente dicha, viendo perfectamente al fondo, asomando sobre los tejados, la silueta de la torre de la catedral de San Salvador.


El barrio, antes una aldea en las afueras, empezó a configurarse como tal poco antes de la guerra civil, cuando fue primera línea del frente durante los meses del asedio a las tropas del sublevado general Aranda, que se hicieron fuertes en la capital, aunque la primera referencia al lugar es del año 1681, año en el que se documenta la existencia de unos vigilantes que impedían el paso a las gentes sospechosas de padecer la peste.

Al lado está Ventanielles, barrio obrero de los años 50 del siglo XX al que vino a vivir mucha gente que abandonaba los pueblos para trabajar en la ciudad.


A nuestra izquierda no dejará de sorprendernos, al pie de los bloques de El Palais, un paisaje rural sobre la calle: las quintanas y prados de El Peñeo, Mercadín Alto, Mercadín Baxo y La Caleya'l Valle, en Abuli, solar antaño de sonadas romerías en su capilla de Santa Ana, muestra todo ello de como fue esta zona en su no tan remoto pasado campesino.