Eres el Peregrino Número

miércoles, 13 de enero de 2016

PEDRAS LOIRAS Y A CHEDA: LA PAZ DEL SENDERO EN EL PASO DEL CONCELLO DE DUMBRÍA AL DE CEE


 Tras dejar atrás el santuario de Nosa Señora das Neves el Camino recorre los montes de Pedras Loiras y As Chedas, bellos parajes de la sublime montaña, suaves colinas y tramos de ancha pista entre arbustos, campiñas y sotobosque...
 

El Camino no es especialmente dificultoso de caminar, aunque el cansancio acumulado y las ansias por llegar al mar hacen mella en el fatigado cuerpo peregrino que se adentra en estos parajes, un tanto apartados de zonas pobladas...


Hay alguna cuesta, no muy abrupta pero sí larga, aunque el tramo no ofrece mayores dificultades.



El Océano Atlántico se ofrece a nuestros ojos y esta visión nos da nueva alegría y aliento, viendo nuestra proximidad a Fisterra.


Pueblos en la lajanía...


Y el Monte Pindo también destaca en el horizonte, sito sobre la ría de Cee, que aún no vemos desde aquí.


Junto al Camino, restos de una barraca de las romerías, señal que nos aproximamos a santuario de honde devoción.



Seguimos la flechas junto a campos y pinares...


El Camino que hemos dejado atrás, mientras pasamos del concello de Dumbría al concello de Cee.





La Campiña, los pinos, las colina y al fondo a la derecha el ya omnipresente Monte Pindo, el Olimpo Gallego.



Por fin llegamos a la capilla de San Pedro Mártir, un buen lugar para descansar antes de continuar hacia la ribera de la ría por los montes del Cruceiro da Armada.