Eres el Peregrino Número

jueves, 2 de noviembre de 2017

EN LA RÍA DE TRETO (3): TRETO Y CICERO, ENTRANDO EN TRASMIERA (CANTABRIA)


Cicero desde el camino que viene de Treto
El Puente de Hierro o Puente de Treto, paso al municipio de Bárcena de Cicero
Cruzamos la Ría de Treto por el famoso Puente de Hierro o Puente de Treto dejando atrás Colindres y las tierras de la Comarca Oriental, antiguas tierras de Vecio, para entrar en la Comarca de Trasmiera, una de las históricas de la actual Cantabria, en concreto por Treto, o Treto-Adal, en el municipio de Bárcena de Cicero. Esta es la ruta que siguen quienes no cruzan la ría en lancha desde El Puntal, en Laredo, hacia Santoña, sino que bordean todo el estuario, tal y como hacían muchos romeros de antaño. El topónimo de Treto quiere verse evolución del latín traiectum, trayecto, y aquí existía arancel para derecho de paso en la famosa Barca de Treto, anterior al puente, inaugurado en mayo de 1905



Este es el trazado del Camino, al lado de la carretera N-634, cuando llegamos a la orilla de Treto, cuyos barrios se extienden ladera arriba, Adal, La Peña, La Maza, Coz de Monte, Sorriba, Primosto y La Luz.


Atrás queda el histórico puente, cuya historia conocíamos al llegar aquí, desde el puerto de Colindres


Y a nuestra izquierda, al otro lado de la carretera, un elemento muy importante


La famosa Barca de Treto, la última que prestó servicio hasta la inauguración del puente en 1905


Después de siglos de concesiones señoriales, las grandes reformas del XIX hicieron que el Estado asumiese el paso de pasajeros de una orilla a al ota antes de que se construyese este puente


La última Barca de Treto surcó las aguas en enero de 1864, siendo su constructor Matías de Castanedo, representante de toda una saga de carpinteros de astilleros de ribera


Tenía tres bancos en la proa para los remeros y luego se le instaló una cadena y un cable metálico para la singladura más segura y fija del estuario. Atras tenía un espacio para cuatro coches de caballos, caballos incluidos. Hay fotos de ello http://historiadecolindres.blogspot.com.es/2012/05/1-los-pesqueros-vapor-en-colindres.html


Cruzamos este paso de cebra hacia la glorieta del cruce en el que la carretera que enlaza con la fábrica de Bosch llega a la N-634. Antes de 1978 la fábrica era la Fábrica Española de Magnetos (FEMSA), fundada en esta ribera en 1954 por Emilio Ribera, que se había instalado en Laredo. Antaño existieron en Treto molinos de marea y el pueblo vivía de la pesca, de los antiguos astilleros, desaparecidos finalizando el siglo XVII y de la ganadería y la agricultura, elaborando chacolí y puerros, de ahí el apodo de porretos. El paso de gentes y mercancías era, huelga decirlo, otra fuente de actividad fundamental


Cruzamos el primer paso de peatones hacia la glorieta o rotonda


Cruzamos el segundo hacia el triángulo del cruce


Cruzamos el siguiente paso de peatones y seguimos aceras arriba


En dirección a la parte derecha, donde hay acera


Otro paso más, a la entrada de estas viviendas


Y ahora muchísima atención


En este cruce hay que ir a la izquiera


Rogamos encarecidamente, somo pesados pero lo reiteramos, usar el paso de peatones, y máxime en este lugar


La señal que hay al otro lado es pequeña y a veces pueden taparla coches aparcados


Por aquí vamos al barrio La Peña


Y nos dirigimos a la izquierda


Pasando sobre el puente del ferrocarril


Estamos en el puente sobre la caja del tren. Pese a que el ferrocarril no pudo pasar por el puente a causa de los continuos retrasos de la obra y se le hizo ir más al sur, por Ampuero, luego sube de nuevo al norte, a Treto


Más allá del puente de la carretera vemos parcialmente la antigua estación de esta línea, el Ferrocarril Santander Bilbao, que empezó a trazarse en 1883 con la concesión de la línea Santander-Solares, inaugurada en 1887, En 1888 fue el Ferrocarril de Cadagua, entre Bilbao y Balmaseda, en 1893 de Zalla (Vizcaya) a Solares (Cantabria). En 1894 se unen en la Compañía de los Ferrocarriles de Santander a Bilbao, que ampliará las líneas a diversos lugares de todo el recorrido, incluyendo Treto. Durante la Guerra Civil y hasta la caída de Bilbao en junio de 1937 se hace cargo de ella Ferrocarriles de Euzkadi. En la posguerra crece el número de viajeros y en los años 50 se introducen las locomotoras diesel. La competencia de la carretera hace que en 1962 la compañía cierre y la sustituya la estatal Ferrocarriles de Vía Estrecha (FEVE), integrada en ADIF en fechas más recientes en Administrador de Estructuras Ferroviarias (ADIF). Actualmente ha disminuido notablemente el transporte de pasajeros pero en su momento fue un gran revulsivo para todas las poblaciones por las que pasaba, incluyendo por supuesto Treto. La antigua estación, antes con tantísimo trasiego de gentes y mercancías, es actualmente un apeadero, como tantas otras de la línea


Este sería más o menos el camino antiguo, anterior a la carretera, que se dirige a la parte alta del pueblo


En subida


Pasamos junto a la urbanización La Estación


Sigue la subida


Hay buena acera


A la derecha asoma sobre los tejados del barrio La Maza la iglesia parroquial de San Cipriano, a la que nos dirigimos


Más urbanizaciones y más subida


El ser un secular lugar de paso con todas estas vías de comunicación, a la que habría que añadir la Autovía del Cantábrico, acortando notabilísimamente la proximidad de grandes áreas urbanas como Bilbao o Santander, ha favorecido la gran transformación de Treto en un área residencial con hostelería y numerosas urbanizaciones


Llegamos a esta carretera y seguimos de frente


Pasando junto al muro de esta quinta


Con un verdadero bosque de árboles exóticos


Continúa la cuesta


En este cruce iremos a la derecha


Pasando junto a la mansión de la quinta


Todo de frente ya en llano


Al lado del camino varios pilares sostienen una parra


Otro cruce


 Y sigue el camino de frente a la derecha


En el barrio de La Maza


Pasaremos este cruce


 Y seguiremos de frente, hacia la iglesia, que ya vemos al fondo


Con su prominente torre-campanario


Campo de la iglesia de San Cipriano, construida entre los siglo XVI y XVII


En su interior hay un retablo estilo romanista que delata la llegada de esta corriente artística a la zona oriental de Cantabria desde las comarcas del Ebro


Vemos el reloj de sol


Y pasamos enfrente de la iglesia hacia las siguientes casas de Treto, población que tiene Junta Vecinal


Las juntas vecinales en Cantabria son entidades menores al municipio, compuestas por un presidente y cuatro vocales y sus funciones son el impulso, control y fiscalización de los actos del Presidente, a aprobación y modificación del presupuesto anual y ordenanzas; la censura de cuentas y el reconocimiento de créditos siempre que no exista consignación presupuestaria, la administración y conservación de bienes y derechos propios de la entidad y la regulación del aprovechamiento de los bienes comunales, el ejercicio de acciones judiciales y administrativas, la adopción de acuerdos sobre disposición de bienes, operaciones de crédito y expropiación forzosa, que deberán ser ratificadas por el Ayuntamiento respectivo, la aceptación de la delegación de competencias municipales, la adquisición de bienes y derechos y la transacción sobre los mismos, la contratación de obras, servicios y suministros y la aprobación de los proyectos de obra y en general, cuantas atribuciones se asignaran por Ley al Ayuntamiento Pleno con respecto al gobierno y administración del municipio, en el ámbito de la Entidad. En ocasiones pueden funcionar como Concejo Abierto a toda la vecindad, siempre que la Entidad Local Menor cumpla altguno de estos requisitos: que tenga una población inferior a 100 habitantes, que pertenezca a un municipio que a su vez funcione en Concejo Abierto, que tradicionalmente cuente con este singular régimen de gobierno y administración o que por su localización geográfica, la mejor gestión de sus intereses y otras circunstancias lo hagan aconsejable


Acabando la Edad Media los concejos de Adal, Ambrosero, Bárcena, Cicero, el barrio de Ballesteros y la villa de Monclailan, se integraron con los de Hazas, Praves, Tiaño y Solórzano para crear la Junta de Hazas, integrada en la Merindad de Trasmiera y parte, por disposición de los Reyes Católicos en el Corregimiento de las Cuatro Villas del Mar. Ya entonces Laredo mostraba un gran interés en este paso y camino de Treto, solicitando reiteradamente urgentes mejoras


Cruce y a la izquierda


Volvemos a subir


Pasando ahora al lado de las casas


Va terminando la subida


En el cruce seguiremos de frente hacia aquel silo


Vamos desde él hacia aquellas casas


Iniciando una bajada


Viendo al fondo el mar


Villa Victoria: iremos a la derecha


Saliendo a los campos y viendo al fondo el Monte Buciero


Monte Buciero, en Santoña, que domina la desembocadura del estuario y cierra la bahía ante Laredo, un lugar de montaña con bosques y espacios naturales de interés y un lugar estratégico aprovechado desde la antigüedad. Su máxima cota es Peña Ganzo, con 378 metros de altura, y esas alturas fueron solar de vigías, faros y fortificaciones, sobre todo en época napoleónica, cuando Santoña fue plaza fuerte de los franceses que planeaban incluso añadirla al Imperio de Napoleón


Allí está Santoña, pueblo de pescadores y origen de la industria conservera de la anchoa tal y como hoy la conocemos. Allí desembarcan los peregrinos que deciden ir desde Laredo a El Puntal y llegar en lacha. Ese camino y este se unirán no lejos de aquí, bien en Argoños, bien en Noja, o bien en Castillo, cerca de San Miguel de Meruelo, pues hay diversas opciones


A la derecha es El Puntal con la Playa del Regatón, el gran brazo de arena que se prolonga como una cuña desde el centro de Laredo y donde se han construido infinidad de bloques de pisos y apartamentos turísticos. De ahí sale la barca a Santoña


A lo lejos el centro histórico de Laredo, La Puebla Vieja


Destaca la torre campanario de la iglesia de la Asunción


Bajando un poco más divisamos Cicero


A lo lejos Cicero, con los barrios y aldeas de Las Mazuecas, La Ermita, Sollagua, El Bao... todas estas cstas y rías estuvieron pobladas desde tiempos muy lejanos, asentamientos prehistóricos, cántabros y romanos, paso de pueblos invasores, ataques vikingos y repoblación, si bien la documentación conservada los introduce en la historia por su nombre a partir del año 1082, cuando de menciona a Cesero (Cicero) y Kolindres en entregas al Monasterio de Puerto (Santoña), que tenía intereses en el terriorio, En el 1084 una dama llamada Teresa le dona también varias propiedades, entre ellas varias casas en Cicero.


Luego los concejos locales se unieron en la Junta de Cesto dentro de la Merindad de Tramiera, pasando de ser señoríos eclesiásticos a de realengo, incorporándose con los Reyes Católicos al Corregimiento de las Cuatro Villas de la Costa, celebrándose en Cicero las juntas del mismo de manera rortatoria con las hechas en las demás poblaciones pertenecientes al mismo. En 1822, durante el Trienio Liberal, se crea el Ayuntamiento de Cicero que en 1835 pasa a denominarse Bárcena de Cicero


Destaca a la vista al fondo Montehano o Montejanu (186 mts.), cónica montaña sobre la ría en cuya cima hay vestigios de un castillo medieval, construido en el siglo XIII para proteger las tierras de los señores de Haro y Vizcaya


Abandonado en el siglo XVI fue reutilizado en la Guerra de los Treinta Años, cuando Laredo sufrió varios ataques, La Francesada y  la Guerra Civil Española (se conservan trincheras). A sus pies se construyó el Monasterio de San Sebastián de Hano en algún momento de la Edad Media, si bien el topónimo, con la hache aspirada que sustituye a la f inicial latina, quiere decir en ese idioma pequeño templo (fanum), por lo que no sería de extrañar que antes que el castillo hubiese un castro prerromano y el santuario cristianizase un lugar de culto pagano. En el monasterio fue enterrada Bárbara Blomberg, amante de Carlos V y madre de Juan de Austria, pues residió retirada en Colindres y luego en Ambrosero. Una cantera ha afectado a buena parte de su estructura. Abajo vemos los edificios urbanos de Gama, capital de Bárcena de Cicero, por donde pasaremos


Pasaremos para ir a Escalante y de allí a Argoños (al fondo de la foto), donde nos uniremos al camino que viene de Santoña, empleado por los que han cruzado desde Laredo por la barca de El Puntal


Cicero y sus barrios, municipio de Bárcena de Cicero: El Bao, El Pomar, Carnerizas, La Ermita, La Fragua, Mazuecas, Paderne, Pomares, Rivaplumo, Rueda, San Pelayo, Sollagua y La Vía


A nuestra izquierda El Cueto (67 mts.)


Bifurcación y a la derecha


Junto a estas huertas


Abajo la carretera y al otro lado Míes de Hoyos, llanuras que se extienden hacia la ría


Terrenos que fueron marisma y se ganaron al estuario y junqueras


Llegamos a la N-634 de nuevo


Y bajamos a la izquierda


Rumbo a Cicero


El arcén derecho es el más ancho y en él están las flechas amarillas. En algún momento habremos de pasar al otro lado, lo que hemos de hacer con precaución máxima, ya que es una vía de tráfico itenso y veloz que enlaza en la glorieta con el ramal a al Autovía del Cantábrico


Bajando hacia la glorieta. Si bien existen señales advirtiendo a los conductores del cruce de peregrinos no existe semáforo, paso de cebra y señalización lumínica de que por aquí cruzan caminantes


Bajando ya por el arcén derecho


Pasamos junto a una nave y vemos al fondo el Alto del Miradal (59 mts.)


Ante nosotros campos de El Asar y barrio de Rueda


Terrenos muy fértiles y llanos al lado de la ría


Montehano siempre a la vista



Llegamos a la rotonda al pie del Miradal donde buscaremos seguir por la N-634 en dirección a Santoña


Bordeamos la rotonda, con cuidado


Y en Cicero tomamos la N-634


Atentos a los indicadores


La hermosa y verde llanura con el Monte Buciero al fondo


Otro tramo de arcén


Por suerte el arcén sigue siendo espacioso


Huertas


Panel informativo


Con plano del Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel



Sigue la carretera


Atención al pasar esta casa


Pues aquí, en el barrio de Rueda, hay un cruce a la izquierda


Cruzando la carretera y yendo hacia él


Dejando por fin el agobio de la general


Bifurcación y a la derecha


Subiendo frente a estas casas


Y siguiendo luego recto y en llano


Por estos caminos que tal vez recorriese la famosa Bárbara Blomberg, la amante de Carlos V que vivió un tiempo en Colindres y luego en Ambrosero, realizando varias acciones benéficas


Nació Bárbara Blomberg en Ratisbona (Baviera) en 1527 de familia aristocrática, por lo que no es rara la situación en la que conoció en 1546 al emperador Carlos I de España y V de Alemania durante la celebración de la Dieta Imperial, máximo organismo del Sacro Imperio Romano Germánico, cuando ella tenía 19 años y el emperador 46, naciendo en 1547 el hijo de ambos don Juan de Austria, reconocido extramatrimonialmente por Carlos, siendo separado de su madre a los tres años para educarlo en España. El propio emperador le buscó marido para ella, nada menos que el tutor de don Juan y quien le puso nombre, Jerôme Pyramus Kegel, que encubriría los amores del monarca y al casarse, en 1550, obtendría a cambio el cargo de comisario en la corte de María de Hungría en Bruselas, donde vivía Bárbara desde 1551. Bárbara y Jerôme tendrían además otros tres hijos


Fallecido Carlos V en 1558 y su marido Jerôme en 1569 Bárbara se queda viuda con 42 años y queda en delicada situación económica, si bien Felipe II le concede una renta en razón de ser madre de don Juan de Austria. A cambio habría de dejar su vida disoluta y retirarse a un monasterio español, cosa que no sucedería hasta que en 1576, tras una conversación con su hijo, acepta la situación para no perjudicarle su futuro político (sería pronto nombrado gobernador de los Países Bajos) y viene a España, desembarcando en Laredo, e ingresando en un convento de Valladolid. Pero al morir de repente su hijo Juan en 1578 viene a Cantabria con su hijo Conrado de Píramo y su nuera María de Algora, estableciéndose primero en Colindres y luego en Ambrosero, cerca de aquí, donde un barrio lleva el nombre con el que era conocida, La Madama. Al fallecer en 1597 fue enterrada como hemos dicho en el monasterio de San Sebastián de Montehano


Campos de Míes de Cicero y altos de Pumares y La Cabaña (149 mts.)


A la izquierda en un alto la iglesia de San Pelayo de Cicero y el barrio de este nombre


Pasamos la nave de una empresa maderera


Campos abiertos, openfields en el valle


Bifurcación y a la izquierda


Subiendo a San Pelayo


Se sabe decoumentalmente de la existencia en el siglo XI de un monasterio dedicado aquí a Santa María y San Pelayo, tal vez una pequeña comunidad de monjes dependiente de Santa María de Puerto (Santoña), si bien la iglesia actual es del siglo XVII


A lo lejos, en la carretera, los edificios de pisos y apartamentos del barrio La Ermita, con Montejano al fondo


Llegamos a San Pelayo


Y nos dirigimos a la iglesia


 Llegamos al cruce y seguimos de frente, al lado de ella, pasando al pie de su fachada norte


La iglesia de San Pelayo es de cruz latina con abovedamiento de crucería y torre de campanario, siguiendo las líneas maestras propias de estos templos características delarquitecto y maestro de cantería Juan de Rasines


Rodrigo de Los Corrales hizo en 1633 el gran retablo que existe en su interior


Los muros y sus contrafuertes, las agigarradas torres, son algunos de los componentes que admiramos en la gran mayoría de estas iglesias de los pueblos rurales de  Cantabria


De frente casona solariega y camino


 El sol de la mañana en la fachada


Pasamos al lado de la casona


Y seguimos en el barrio de San Pelayo


Y así salimos del barrio


Curva a la izquierda


Y curva a la derecha en este cruce


Flecha amarilla en este poste


Acera y farolas


Bifurcación ante este sauce llorón: ahora a la derecha


Subimos hacia aquella casa


Muretes de piedra


Estamos en el barrio de Pomares


Artísitico letrero d emadera en forma de boomerang con la dirección de la vivienda. A la derecha una concha xacobea


Vamos bajando a los barrios de El Bao y La Ermita, casi un todo con otros como Mazuecas, Rivaplumo, La Vía y Sollagua, bajo el Alto de Vivero (58 mts.). A lo lejos el Monte Buciero y a la izquierda las marismas que se extienden hacia Berria, por donde va el camino que sale desde Santoña


Es la reserva natural de las Marismas de Santoña, una de las zonas húmedas más importantes de la Península Ibérica, la cual abarca la Bahía de Santoña y sus rías, el Monte Buciero y las marismas de Joyel y Victoria, ya en Noja


A la derecha chalets


Quinta con soleadas galerías y jardín con palmera a la izquierda


Dejamos a la izquierda la entrada a la quinta, nosotros seguimos por la acera


Viendo la finca de esta mansión


Por el residencial Bellavista nos dirigimos a las laderas de Pumares


Subiendo un poco más


Desde un poco más de altura disfrutamos de más vistas de Cicero y sus barrios y lugares bajo el cueto de Vivero y ante la Ría de Treto, Bahía de Santoña y las marismas de la zona de Berria


También El Puntal y El Regatón con su larguísima fila de edificios


Pasamos detrás de esta casa campesina


En el cruce a la derecha


Y empezamos a bajar


En el siguiente cruce a la izquierda


Nave ganadera y casa de labranza


Sol de primera mañana sobre la campiña de Cicero


Vamos cuesta abajo


Bloques de pisos en la carretera, al fondo Laredo


Zona urbana de Cicero


Vamos a el Bao


Es un hermosísimo trayecto para caminar


Seguimos en Pomares


A la izquierda El Bao, a la derecha La Ermita


Desde el siglo XIX indianos y burguesía industrial construían en esta costa afortunada sus palacetes y quintas de recreo


Caja caminera


Cicero, núcleo de bloques de pisos rodeados de viviendas y chalets



Muros vegetales de fincas y chalets


Caminamos por la acera


Parque infantil


Llegamos al llano en la urbanización Las Torres


Seguimos este paseo


Si a la derecha está la parte residencial a la izquierda es la más rural, con tierras de labor bajo los montes de Pumares


En el siguiente cruce seguiremos rectos, hacia aquella capilla: es el barrio de La Ermita


Ermita de Nuestra Señora de Gracia, cuyo primer testimonio documental aparece en el año 1591


Antes de llegar a la ermita nos desviamos a la izquierda


Subiendo al lado de esta casa


Una piedra con una flecha grabada y pintada y sobre ella una concha nos lo indica


Y por allí vamos al barrio El Bao


El Bao, topónimo evolucionado del latín vadum, cruce de río. Tal vez algún antiguo embarcadero de la ría o paso por alguna de las marismas que muy de antiguo se extendían por toda la planicie de la orilla del estuario


Subimos a El Bao junto a la huerta que veíamos antes


Y estamos ante las primeras casas del barrio


En este cruce iremos a la izquierda


Delante de estos apartamentos


Y de este grupo de viviendas



Salimos pronto de El Bao


En esta bifurcación a la derecha


Y empezamos a subir, ahora una buena cuesta, por la zona de Los Castros


Burritos en el pasto


Nos ven pasar


Altísimos eucaliptos


Vamos en dirección a aquel collado


A la izquierda de nuevo las alturas de Pumares, ahora en su ladera norte-noroeste


Pasamos una cabaña


Y en el cruce seguiremos a la derecha


Un repecho al lado de esta línea de postes telefónicos


Atrás va quedando (de momento) la ría y las tierras de Cicero


Culminamos el ascenso junto a estas torres de alta tensión


E iniciamos una bajada viendo a lo lejos la serranía de El Pico (166 mts.), a su izquierda Llangusto (171 mts.) y a la izquierda de este el Cierro Mateo (258 mts)


Bajo El Pico, en El Valle, el barrio de Palacio, barrio de Bárcena de Cicero, localidad del mismo nombre que este municipio trasmerano. Por allí pasa la Autovía del Cantábrico


A nuestra izquierda las laderas de La Cabaña


Estamos en una formidable bajada


Desde esta curva admiraremos un poco mejor esta nuevo paisaje que se abre ante nosotros


Bárcena de Cicero y Gama, capital municipal, hacia donde nos encaminamos, bajo la Sierra Llana (196 mts.) y con la iglesia de Santa María y la Casa de los Colina en primer término



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita y contribuir con tu comentario... Únete a la Página Oficial en Facebook para descubrir nuevos contenidos....Ultreia!