Eres el Peregrino Número

jueves, 8 de agosto de 2013

A PONTE FERREIRA: PUENTE ROMANO Y ALBERGUES (PALAS DE REI, LUGO, GALICIA)

Puente romano de A Ponte Ferreira
Llegando a Ponte Ferreira.
El Camino Primitivo ha entrado en el concello de Palas de Rei luego de dejar atrás Burgo de Negral, Vilacarpide y Pacio, en en concello de Friol, y ha entrado por la parroquia de Ferreira, dejando atrás A Covela, donde hay bar y albergue de peregrinos, llegando así enseguida aquí a A Ponte Ferreira doinde tenemos, a la derecha del Camino y de la foto,  Casa da Ponte, con bar y alojamientos rurales, muy frecuentado también por los romeros a Santigo. Poco después, en Carballal, hay un albergue más, el propiamente llamado de Ponte Ferreira. Estamos recorriendo el camino oficial, antes considerado variante de la calzada romana y ahora institucionalmente reconocido y como tal señalizado en detrimento del que, desde San Román da Retorta, viene por Santa Cruz da Retorta, Vilamaior de Negral, Xende y Senande a unirse con este aquí, ramal ahora no señalizado pero por el que antaño pasaban los peregrinos
 

Poco después de la Casa da Ponte nos desviamos por este ramal a la derecha, el cual se dirige propiamente al puente que da nombre al lugar, A Ponte Ferreira.


La carretera local que va a la cercana iglesia la dejamos a nuestra izquierda, ella pasa por otro puente, nosotros vamos hacia el puente viejo, el romano, tal como nos informa un panel allí instalado.


El sendero pasa sobre el puente del río Ferreira, luego continuará a la derecha.


Este sí es un puente netamente romano. Por allí al fondo a la derecha, una vez cruzado, sigue el Camino.


Se trata de un enclave muy importante pues aquí estuvo el Ponte Martiae de la Vía XIX del Itinerario de Antonino, calzada romana sobre la que nació el Camino y que comunicaba numerosas poblaciones del noroeste peninsular, como aquí, entre Lugo e Iria Flavia.


Hasta las murallas de Lugo la calzada Lucus Asturum-Lucus Augusti (Llugo de Llanera-Lugo) fue el antecedente del Camino desde la capital asturiana hasta la antigua capital de Gallaecia. Luego esta se dirigía hacia Braga y camino de Iria Flavia pasaba por la actual Santiago de Compostela.


En la Edad Media este territorio perteneció al monasterio de Vilar de Donas, de ahí el topónimo Mosteiro de estos parajes.


Seguimos ruta pues, una vez pasado el puente a nuestra derecha.


Al fondo, tras el tractor, vemos como el sendero sube ligeramente, apartándose de la ribera.
  
Primero, un poco de tierra y barro.



Luego sube por un tramo enlosado.


Bello túnel vegetal


Y allí salimos a la carretera local.


Llegada a O Carballal... 


 Primera casa de O Carballal.

 
Y acto seguido, entramos en el albergue de Ponte Ferreira, joya del Camino. Casa tradicional gallega rehabilitada y hecha para acoger a los peregrinos.


 Hora del merecido descanso.


 Encuentros y conversaciones ante la casa y el carro do país.



El hórreo preside la escena.


Esb la hora de las cenas. Preparando las célebres paellas del albergue de Ponte Ferreira...


Paso a paso...


Los ingredientes y la mesa.


Sabiduría y alegría.


Un primor y donaire.


Se inicia la cena comunitaria.


Llega la paella


Llega la alegría a la mesa.


Buenos platos hasta arriba.


Más paellas para más peregrinos...


Ñam, ñam, Mmmmmm!


La larga mesa está preparada.


En un santiamén se llena de comensales.


Todos a la mesa.


Primera ración. Se puede repetir. A veces incluso si hay suerte tripitir.

Anochece en el albergue de Ponte Ferreira


Amanece en el albergue, el sol irá entrando por las ventanas venciendo las brumas de la madrugada...


A desayunar y a emprender ruta hacia el siguiente pueblo: Leboreira, en la parroquia de Augasantas y de allí a Merlán, As Seixas, Melide...