Eres el Peregrino Número

jueves, 12 de diciembre de 2013

LA LLERA (COLUNGA, ASTURIAS), PAZ BAJO LOS DOMINIOS DEL DIOS DE LA GUERRA Y LA TEMPESTAD

El peregrino, como todos los caminantes, arrieros y viajeros de antaño, sigue el Camín Real (o Rial) de la Costa y, en La Llera, se va despidiendo de EL CONCEYU DE COLUNGA para enseguida entrar en el de VILLAVICIOSA. Viejos templos guardan la memoria de ancestrales aprovechamientos agropecuarios de estos parajes, antaño caminos principales, ahora majestuosa soledad de lugares indomables. El peregrino no nace, se hace (dicen), pues si se hace, en parte ha de ser en rincones como este, donde mas de una y de dos veces, hemos dormido bajo nuestro saco y mantas, por cielo las estrellas, y cuando llovía paraguas grande sobre el suelo, y bajo nosotros la hierba, que mañana será alimento y sustento de ese ganado que nos dará su mejor leche. Atrás al fondo El Monte Sueve, de IOVI, Júpiter, padre de los dioses del panteón romano, superpuesto al Taranis celta, y como él, divinidad de la guerra y la tormenta, cristianizado en advocaciones como Santa Bárbara o Santiago (Apóstol del Trueno) y mitificado popularmente en figuras como el Nuberu, genio de las nubes. Por eso se dice y canta en toda esta contorna... "sentáu nel Picu Pienzu, mirando taba un nuberu, que conxuró'l siñor cura, antes llegar al eru". Poner cuchillos con el filo hacia arriba, lanzar una alpargata de espaldas a la nube, repicar las campanas de la iglesia, eran métodos de aquel conjuro. El Picu Pienzu, con sus 1.161 metros de altura es el más alto del Sueve y uno de las mayores diferencias de nivel en corto espacio del mundo, pues a menos de cuatro kilómetros de distancia está el mar de la costa de Colunga y de Caravia, playas de El Visu, La Espasa, El Barrigón, La Isla...

Aquí a La Llera llegaría enfermo un romero a Compostela, el soldado francés Pedro Josef Brne, que "iba en Romería para Santiago", según los archivos parroquiales, falleciendo en este lugar... honremos su memoria...