Eres el Peregrino Número

jueves, 21 de noviembre de 2013

SANTUARIO DA NOSA SEÑORA DAS NEVES: EN LOS MONTES DE BUXANTES, DUMBRÍA, CAMINO DE CEE, CORCUBIÓN Y FISTERRA


Llegada al santuario de Nosa Señora das Neves en Buxantes, Dumbría.

Ya casi a la vista del mar, en los montes de Buxantes, pertenecientes a la parroquia del mismo nombre, concello  de Dumbría, el Camino a Fisterra llega al lugar de Figueiroa, campos solitarios en un hermoso y apacible lugar, A Fonte Santa, fuente milagrera y venerada desde tiempo ancestral, muy posible lugar de culto a divinidades femeninas del agua y la naturaleza, cristianizadas en el también venerado santuario de A Nosa Señora das Neves, construido en el siglo XV, presumiblemente sobre otro anterior, aunque totalmente romozado en las obras del año 1780, que son a las que se debe su traza actual.



Vemos al llegar al santuario un altar exterior que mira al Camino, de piedra...
 

Existe, expuesto en este altar exterior, un libro de firmas y pueden verse ofrendas y ex-votos al lado de una gastada y venerada imagen de piedra. Si tenemos la oportunidad de visitar el interior admiraremos figuras de interés.


Libro de visitas...


Venerada imagen tallada en piedra...


Altar que mira al exterior.


Nosa Señora das Neves...


Altar exterior...





Exterior de la capilla.





Sombra del campanario en la segada hierba del campo de la ermita...



Se celebra concurrida romería el 8 de septiembre y el enclave, arbolado y de verde césped, es un solar óptimo para hacer un alto y relajarse antes de emprender el tramo que nos separa del mar, pues aún nos aguardan unos kilómetros hasta ver el tan deseado promontorio de Fisterra. Hay un área de descanso.






Prado abajo, al pie del templo, está el cruceiro que señala el lugar donde frota el agua de A Fonte Santa.







Entre otras virtudes se atribuye a esta fuente que sus aguas dan más leche a las mujeres que lo bebe, por lo que era muy visitada por aquellas que tenían bebés, así como a el ganado con crías. No es extraña su devoción pues entre las gentes de toda esta comarca eminentemente rural y campesina.




Pronto desde aquí seguiremos ruta hacia otro santuario de gran tradición romera: San Pedro Mártir, por los montes de Pedras Loiras y A Cheda...