Eres el Peregrino Número

sábado, 30 de enero de 2016

A GRIXA Y LA IGLESIA PARROQUIAL DE VILASTOSE: SANTUARIO Y CAMPANARIO SEPARADOS POR EL CAMINO (CONCELLO DE MUXÍA)

Campanario barroco de San Cibrán de Vilastose. La iglesia está al otro lado del Camino.
Senande
En nuestro itinerario hacia Muxía hemos entrado en este concello procedentes del cruce de Hospital y dirigiéndonos a la cabeza del concello de Dumbría para luego entrar en este, el concello de Muxía, por Trasufre y Senande.


Así, saliendo de Senande nos encaminamos a Agrodosio, dejando a la izquierda los campos de la aldea de Vilastose...









Así, en A Grixa, en un cruce de caminos, tomamos ruta a la derecha...


Los gatos del Camino contemplan la escena del paso continuo de peregrinos a Muxía en esta estratégica bifurcación...




Y llegamos a un hermoso cruceiro, en un bello paseo de carballos.



Allñi mismo a la derecha del Camino vemos las escaleras que suben al campo donde se levanta el campanario barroco de la iglesia parroquial de Vilastose...



Y justo a la izquierda, al otro lado de la ruta, lo que es propiamente el santuario de San Cibrán


También podemos visitar este templo, consturido en robusta y noble piedra gallega de excelente cantería, ejemplo del barroco rural...


Llama poderosamente la atención el gran óculo de la fachada principal, sobre la puerta de ingreso.





Hermosas panorámicas del agro gallego desde el campo de la iglesia...


Dejando atrás la iglesia de San Cibrán, continuamos nuestro trayecto por esta aldea de A Grixa...


Hermosos hórreos de piedra jalonan el itinerario...


Casas, también de piedra, y fincas, a ambos lados del recorrido...






Perro en el Camino...

Otro hermoso conjunto de hórreos al salir de A Grixa...


Hórreo y carro do país...


Carro do País, con la yunta dispuesta. Ahora expuesto en la finca como hermoso motivo de decoración rural pero que hasta no hace mucho pue ayuda indispensable para el trabajo del campo en sus duras labores agropecuarias...


Saliendo de A Grixa...


Aquí continuaremos andando, dejando A Grixa, rumbo a Quintáns por los montes de Vilastose...


Río, lavadero y pueblo de A Grixa, que va quedando también atrás en nuestra ruta a Quintáns...