Eres el Peregrino Número

sábado, 30 de enero de 2016

A GRIXA Y LA IGLESIA PARROQUIAL DE VILASTOSE: SANTUARIO Y CAMPANARIO SEPARADOS POR EL CAMINO (CONCELLO DE MUXÍA)


Campanario barroco de San Cibrán de Vilastose. La iglesia está al otro lado del Camino.
Agrodosío, saliendo de Senande camino de A Grixa
El Camino ha dejado atrás Senande y se encamina a Agrodosío, parroquia de Vilastose y concello de Muxía, a pocos kilómetros ya de la costa y del santuario de Nosa Señora da Barca, tan vinculado a las peregrinaciones desde su mismo origen. Este es el camino que desde el cruce de Hospital, en Dumbría, se dirige primeramente a la villa muxiana. El recorrido histórico pasaba en realidad algo más al norte pero la construcción en su momento del Encoro da Fervenza, el gran embalse, afectó a su trazado, por lo que ha dado en señalizarse oficialmente esta alternativa que enlazaría con el que fue trazado primitivo en Quintáns.


El paisaje es muy rural, muy verde, de praderías, huertas y bosquetes autóctonos o fragas


Hay campos de cultivo y casas labregas


Fincas y suaves colinas


Agrodosío desde el Camino


Más casas campesinas y algún pazo


Caminamos en recto y en llano


No llegamos a entrar en lo que es propiamente el núcelo de Agrodosío sino que continuamos de frente


Por la carretera que nos llevará a A Grixa


En aquella bifurcación iremos de frente también


Siguiendo la dirección de Vilastose


Pasamos junto a otra casa


Y llegamos a A Grixa


Los peregrinos pasan ante el Cruceiro da Cancela


Con una Piedad muy gastada por el paso del tiempo


En A Grixa vamos a ir a la derecha


Siguiendo los hitos del Camino


En medio de la campiña Vilastose, aldea que lleva el nombre de la parroquia, junto al río de este nombre, el Rego de Vilastose


A Penela, entre maizales y eucaliptos


En este trecho el suelo está bellamente adoquinado


Y llegamos a un hermoso cruceiro, en un bello paseo de carballos, viendo a la izquierda el campanario de la iglesia, separado de la misma por el Camino


En el cruceiro: Cristo crucificado y La Dolorosa


Allí mismo a la derecha del Camino vemos las escaleras que suben al campo donde se levanta el campanario barroco de la iglesia parroquial de Vilastose...


Y a la izquierda la iglesia parroquial de San Cibrán de Vilastose, construido en robusta y noble piedra gallega de excelente cantería, ejemplo del barroco rural...


Podemos desviarnos un momento para visitarlo. Aquí está su capilla anexa de Nuestra Señora del Rosario, originalmente gótica, del siglo XV, la parte más antigua



Querubines sobre un ventanal


Llama poderosamente la atención el gran óculo de la fachada principal, sobre la puerta de ingreso.


Caminamos al pue de la fachada






Y desde el Viacrucis del campo de la iglesia admiramos el valle del Rego do Vilastose


Por la fachada norte de la iglesia volvemos al Camino


Y seguimos a la izquierda


Pasamos junto a la rectoral hacia el lugar de A Penela


A Grixa se extiende linealmente a lo largo de esta rúa


Casa de Lola, de turismo rural



Hórreos


Fachada de piedra


Hermosa balconada


 Salimos a la carretera, donde bajaremos a la izquierda

Hórreo y carro do país...


Carro do País, con la yunta dispuesta. Ahora expuesto en la finca como hermoso motivo de decoración rural pero que hasta no hace mucho pue ayuda indispensable para el trabajo del campo en sus duras labores agropecuarias...



Salimos a la carretera y contemplamos la aldea


Recta hacia el valle del Rego de Vilastose


Como un largo tobogán


Pasamos junto a algunas parcelas con vivienda y jardines


Vilastose


Prados bajo las casas de A Grixa


Un lavadero y jardines


Rego do Vilastose


A Grixa a nuestras espaldas


Jardín en la delantera de una casa


Prado Valado


Nos desviamos de la carretera por esta pista a la derecha


Nos dirigimos al Monte de Vilastose



Aún vemos atrás A Grixa

 

 Y el campanario de la iglesia en medio del prado


Bifurcación y a la izquierda

 

Al Monte de Vilastose, que atravesaremos para ir a Quintáns