Eres el Peregrino Número

martes, 2 de febrero de 2016

CAMINO DE MARTIÑÁN A GOIRIZ: POR LAS LLANURAS DE A TERRA CHÁ (VILALBA, LUGO, GALICIA)

El Camino en Monte Botelo, Martiñán, ruta a Goiriz y Vilalba
Paso de A Pontevella
Luego de cruzar el río Batán por el viejo puente de A Pontevella,el paisaje de la lucense Terra Chá se torna aún más llano, abriéndose a una extensa planicie verde de grandes fincas que alternan con masas de arbolado. Este será el paisaje predominante cuando, saliendo del puente por este camino empedrado y enlosado, el Camino Norte se diriga a Goiriz, antesala de la villa de Vilalba, capital de este concello y de toda A Terra Chá


El Camino aquí pierde empedrado y losas y asciente ligeramente a la derecha en un claro del bosque, una extensa finca ante nosotros, rodeada de árboles


Estamos a 130 kilómetros de Santiago


Fragas de bosque autóctono constiuyen el paisaje de la zona


Y las largas rectas camineras. A la derecha hay unas casas, cerca de la carretera N-634 que va paralela a este viejo camino


Martiñán, parroquia de Corvelle, concello de Vilalba


Sigue la recta


Monte Botelo, al sur de Martiñán. Al salir a esta calzada asfaltada seguiremos a la izquierda


Todo de frente y llano


Casas campesinas de Martiñán


Huertas y caballos


Tractores, maquinaria y leña


Encrucijada, seguiremos de frente, por donde viene aquel perro con su dueño


Predomina, reiteramos, el terreno llano en parajes poco poblados, discurriendo la ruta en ancha pista de tierra pisada, con bosquetes autóctonos o fragas y algunas fincas...


Casi parece una carretera... pero sin tráfico


Inmensa llanura


Casa campera arriba


A Cruz


Castiñeiros o castaños...


Otro cruce con carretera asfaltada que comunica A Cruz con la N-634: como en el caso anterior cruzamos y continuamos de frente al otro lado. Atentos eso sí siempre a la señalización


Más casas del barrio de A Cruz


El hábitat rural tiende aquí a la máxima dispersión



Huertas


Algunas plantaciones de eucaliptos...


Un portón, estamos en el lugar conocido como Muíños (molinos)


Buena sombra del arbolado autóctono y caminero...


Pista ancha y llana.


Algo se ve allí adelante...


Es el paso del Rego dos Muíños


Es un arroyuelo pero cuando se desborda con las lluvias puede convertir estos hondos terrenos en un barrizal y este tramo de trayecto en una charca


Por eso aquí se ha enlosado su curso sobre el Camino y se ha puesto un pasal de piedra para pasar al otro lado. El resultado es esta maravilla en uno de esos rincones idílicos que tanto abundan en la ruta


En el pasal...


Senda terrera que nos lleva a términos ya de la parroquia de Goiriz


El Camino sigue adelante, subiendo un poco


Pero enseguida volvemos a llanear


Enlazamos con otro tramo asfaltado, seguroque hay casas cerca. Seguimos a la izquierda


Hay una pequeña subida


Ahí están las casas, A Mámoa, un topónimo relacionado con túmulos, mámoas, enterramientos prehistóricos


Pronto dejaremos el asfalto pues en esta curva nos vamos a desviar a la derecha


Por aquí, bajo los árboles


Otro bello lugar, este entre campos y pinares.


Buen Camino.



Casas labregas.


La senda sigue siendo llana y ancha.


En largos tramos la ruta está delimitada de los terrenos colindantes por grandes lajas de piedra, llamadas chantas, en las que crece el musgo. Por eso fueron renombrados de siempre los famosos chanteiros de la parroquia con piedra sacada de las mismas canteras de Goiriz.


Camino del bosque...


Vista atrás


Allá quedan las casas de A Mámoa


Volvemos al bosque autóctono, otra diferencia con buena parte de los bosques de la costa, que son plantaciones masivas de eucaliptos en montes enteros


Vista adelante...


La espesura...


Hay siempre, independientemente de la estación, algo de hojarasca


Casas diseminadas, hábitat disperso.


Tramos con algo de empedrado





Nueva encrucijada; cruzar y de frente


Orientación del Camino y de barrios y lugares



Huertas de berzas


O Fontao


Seguimos de frente pero a la derecha nos desviaremos en aquel cruce


Viendo antes este venerable y hermoso cruceiro, esencia de la maestría de los artesanos canteiros de la Terra Chá


Por aquí sigue la ruta xacobea


Tenemos ahora, en medio de estos campos, más visibilidad


Praderías muy llanas, fragas y a lo lejos las lejanas colinas...


No estamos demasiado lejos de la N-634.


No todo es llano en A Terra Chá...


Pero por donde vamos nosotros ahora sí


Casas, prados, hórreos


Rebaños...


Cruce de comunicación con la casa y seguimos de frente adelante


Mojones por doquier


La casa con su hórreo a nuestra izquierda


Chantas, arbolado y naturaleza rural... seguimos de frente.



De vez en cuando los árboles dejan ver el bosque...


Atrás va quedando la parroquia de Corvelle


Esplendor en el agro chairego...


Evocadores paisajes y pasajes campestres...


Al fondo, los parques eólicos.


Los nuevos molinos de viento promovidos por los grandes gigantes de la energía.


Otra casa solitaria en un claro del bosque. Tal vez Carral, o Castro, al otro lado de la carretera. Arriba es A Serra da Carba, con los 935 metros del Monseibán


Canalización para que el agua no inunde los caminos


Este es el Rego das Touzas


Que pasaremos a la derecha por esta pontella de piedra


Subimos un poco


126 kilómetros a la Praza do Obradoiro


Chantas a ambos lados del Camino



Zarzales y zarzamoras...


Nos pasan unos ciclistas...


¡Buen Camino bicigrinos!


Y pronto en Vilalba


Las resctas del Camino en Terra Chá


Esplendor verde


La tupida foresta


Buena señalización


Helechales


Delante un cruce


Y a la derecha unas casas, deben ser de Pígara o Tronco, al lado de la carretera y justo antes de la iglesia de Goiriz, a donde saldremos en O Campo do Cristo


En el cruce a la derecha, cerca de una nave ganadera


Hacia el Campo do Cristo


Mas caseríos labregos


Dejamos el asfalto y a la izquierda


De nuevo por senda terrera


Inmersos en la naturaleza


Más chantas... anaranjadas por el líquen


Bosque encantado


Yedra en los troncos


Buen Camino


Pígara y la carretera N-634


En la enrramada.


Rosa del Camino


Pista recta...


Acercándonos al Campo do Cristo


Bellas y coloristas hortensias


Flechas y conchas


Casa con jardín

Y en el jardín un rosal y un cruceiro mirando al Camino



Goiriz, el centro y cabeza de la parroquia, a seis kilómetros de Vilalba


Cruzamos una carretera local y continuamos de frente


Chantas y mojones


Chantas apiladas


Casas de la carretera


Pista entre chantas.


Gran caserón, con establo y vivienda


Seguimos ruta entre almacenes y cuadras


En el centro de la parroquia, muy cerca ya de la iglesia y de la carretera


Esa es la parte trasera del Hotel O Cristo, que al otro lado mira a la N-634


Verdísima pradería


Allí vemos, parcialmente, la iglesia de Goiriz. Fijémonos detrás en el cementerio


Con las cruces neogóticas, otra característica de los artesanos canteiros de la Terra Chá


Ya llegamos al Campo do Cristo, donde están la capilla de Fátima y el cruceiro