Eres el Peregrino Número

sábado, 26 de marzo de 2016

A ALAMEDA, EL PASEO DA FERRADURA Y CARBALLEIRA DE SANTA SUSANA, COPATRONA DE LA CIUDAD DEL APÓSTOL: ESPLENDOR VERDE DE SANTIAGO

Vistas de Santiago desde el Paseo da Ferradura en la Carballeira de Santa Susana

Junto con la visión a lo lejos de las agujas de la catedral  desde el Monte do Gozo y la propia Praza do Obradoiro, el lugar más ideal para admirar el centro de Santiago en torno a su santuario catedralicio es la Carballeira de Santa Susana, en el Parque da Alameda, en concreto desde el Paseo da Ferradura.


El lugar era conocido antiguamente como Outeiro de Poldros y en él había un castro galaico, uno de los enclaves milenarios que precedieron a la fundación de la población actual. Se celebraban, hasta hace unas décadas, importantes ferias de ganado.


La propia carballeira podría ser parte del grandioso bosque que antaño ocupaba estos lugares, el mítico Monte Libredón de la tradición xacobea.


Aquí se celebran las fiestas y una de las estampas más características entonces es la de la gigantesca noria asomando sobre los carballos.


Por la Porta Faxeira, el lugar donde estaba antaño esta puerta de la vieja muralla de Compostela, de accede desde el centro histórico y O Franco hacia A Alameda, en el sitio conocido como Campo da Estrela.


Aquí cruzamos el paso de peatones


Y ya estamos en A Alameda


 Cerca vemos el Colexio de San Clemente de Pasantes, llamado así por admitir únicamente pasantes o doctores, esto es, aquellos que hubiesen acabado la carrera. Fue fundado en 1610 por el arzobispo Juan Sanclemente y Torquemada para impartir estudios teológicos.


Se trata de un soberbio edificio ejemplo del barroco gallego, actual Instituto de Bachillerato Rosalía de Casto y antaño sede de insituciones como el Museo Arqueolóxico, Real Sociedad Económica de Amigos del País, o la Faculad de Derecho.


Ya desde el siglo XVI se sabe que A Alameda era zona de esparcimiento y solaz de las gentes de la ciudad del Apóstol, cuando el conde de Altamira la cedió a la población. Era el año 1546 y este robledal formaba parte del denso bosque exterior de la ciudad, junto con la Carballeira de San Lourenzo. Está catalogado con la figura de Parque Histórico.


Esta parte de A Alameda presenta notables vestigios de su declaración oficial como parque en el siglo XIX, además de los de las reordenaciones de 1918 y otras intervenciones posteriores.





Destacan ya en esta zona del paseo las Dos Marías o Dúas en Punto, estatua colorista y monumento que honra la memoria de estas populares hermanas que constituyen hoy en día todo un símbolo de Santiago de Compostela.



Un hermoso estanque ajardinado se extiende paralelo a la Avenida Xoan Carlos I presidido por la estatua del marino Casto Méndez Núñez.




 En el estanque viven varias especies de aves.




 Exuberantes jardines...











Al fondo esta la Iglesia del Pilar, estilo barroco, de la primera mitad del siglo XVIII.



 Kiosko de la Música.


Bancos con excelente trabajo de herraje...



Los jardines de A Alameda disponen de llamativas especies botánicas con más de 50 especies diferentes de unas 1.300 plantas repartidas por todo el parque, destacando los famosos magnolios que donó en 1878 la Sociedad Económica de Amigos del País.



El Paseo da Ferradura rodea el cueto por cuyas laderas de extiende la carballeira...


Arriba está el santuario de Santa Susana, al que pronto subiremos.


Podemos sentarnos al lado de la estatua a Ramón del Valle Inclán.



Bajo nosotros es la rúa do Pombal, con muy buenas vistas de la catedral, el Pazo de Raxoi y el casco histórico de Santiago.






El Mirador ante la catedral de Santiago...







La Lechera.


La Lechera "vestida"


 Paseo das Letras Galegas.






Monumento a Pedro Pais Lapido, presidente de la Exposición Regional Gallega de 1909.



 Monumento dedicado a Rosalía de Castro, obra de 1917 de Isidro de Benito y Francisco Cliviles, ante el que se celebran numerosos actos y ofrendas florales.




Placas y homenajes de distintos centros gallegos e instituciones.




Poemas...


Más atrás, desde estas columnas del mirador, veremos zona del parque que se extiende hacia el campus universitario y a la que se baja por una gran escalinata...





Naturaleza en la carballeira.



Gato ojo avizor...



Luz solar difuminada por la celosía natural que son las ramas y las hojas de la arboleda...






Vuelta completa en A Alameda, hora es ya de subir a la iglesia de Santa Susana.


Escalera a Santa Susana, construida entre los siglos XIX y XX para facilitar el acceso al santuario que da nombre a la carballeira.


Iglesia de Santa Susana, en la cima de la carballeira, consagrada en el año 1102 por el Arzobispo Xelmírez para albergar las reliquias de esta santa, traídas de Portugal. Sobre su fábrica románica hubo intervenciones sucesivas, primeramente bajo la batuta del arte gótico, pero las más importantes acaecieron durante los siglos XVII y XVIII, cuando el templo fue literalmente reconstruido.


Los canecillos que sostienen los alerones del tejado son románicos. El campanario forma parte de las obras acometidas en el siglo XIX. Santa Susana es copatrona de la ciudad de Santiago de Compostela,


Y presentan esculpidas diversas filigranas de tema decorativo naturalista vegetal.


La cruz es gótica.


Y la portada es románica. En ella los capiteles están también labrados con elementos vegetales y geométricos.


Damos la vuelta a Santa Susana, viendo la noria de las fiestas...



Y volvemos a bajar.


Desde el campo de la iglesia regresamos a la espesura de la carballeira.



Allí encontramos el monumento a Castelao, obra de Francisco Leiro inaugurada en abril de 1995.



Bajamos carballeira abajo.




Y voolvemos al Paseo da Ferradura.


Disfrutando de nuevas panorámicas de la catedral de Santiago.