Eres el Peregrino Número

sábado, 19 de marzo de 2016

QUINTÁNS: CAPELA DE SAN ISIDRO LABRADOR Y DA VIRXE DA CABEZADA. PARADA Y FONDA DE PEREGRINOS, CAMINANTES Y VIAJEROS

Quintáns. Capela de San Isidro y parque
A Grixa
En nuestro trayecto a Muxía atravesamos las tierras del interior de este concello de la Costa da Morte, viniendo de Dumbría y dejando atrás la hermosa aldea de A Grixa...



Desde A Grixa seguimos ahora la ruta a Muxía por las inmediaciones de A Brea y Prado de Badán...


Praderías y cultivos...


Atrás va quedando A Grixa...



Atrás, también en la lejanía: A Penela.


Los peregrinos se internan en el Monte de Vilastose...


Buena senda entre arbustos, pinos y eucaliptales.




Hay algunas cuestas, pero no muy pronunciadas...


Luego el terreno se vuelve llano...


En el Monte da Raposa,


Cruce de Naca de Eguas.


Prado da Rega y Caduzo. Pronto dejaremos el bosque...



Y entramos en el pueblo de Quintáns, pisando ya asfalto.




Aquí está la capilla de San Pedro de Quintáns, del siglo XVII, fundada por una cofradía encabezada por D. Lópe Vázquez.


La capilla y su entorno: un precioso parque.



Fuente y capilla, acogida a la advocación de San Isidro Labrador y de Santa María da Cabeza


Empedrado en el parque...


Salimos de los jardines rumbo al centro de la población.



A Plaza.


Terrazas en A Praza.


Alojamientos en Pensión Plaza.


 Cerca está el emblemático Cruceiro del Campo de Abaixo da Vila.




A Praza queda atrás...


Venimos hacia la salida de Quintáns...



Atentos a las conchas xacobeas.


Bellísima rúa...



Parcelas y hórreos.


Grandes galerías...



Arquitectura popular de noble piedra gallega...


El Camino regresa a los prados de la campiña...



Ya divisamos Ozón y la aldea de Vilar de Sobremonte, por donde se sube a los altos de Pena da Serra camino de Os Muíños, Moraime y Muxía.



Camino florido de rosas blancas...


Y flores rojas...


Cruceiro de Pedragás, casa solitaria a medio camino de Quintáns a Ozón...


Cruzamos esta pista y continuamos hacia San Martiño de Ozón, con su histórico monasterio ya en lontananza...