Eres el Peregrino Número

jueves, 24 de marzo de 2016

SARDIÑEIRO: PUEBLO Y PLAYA A LA ENTRADA AL CONCELLO DE FISTERRA

Sardiñeiro y su playa

Viniendo de Corcubión por O Vilar, San Roque y la Praia de Estorde entramos en el concello de Fisterra por el pueblo de Sardiñeiro, de indudable filiación toponímica, la cual hace referencia a la riqueza pesquera de esta costa y ría...


Es placentero y agradable el Camino que baja suavemente por las primeras casas de Sardiñeiro, máxime ahora, a tan escasa distancia del Cabo Fisterra...


Una bellísima estampa xacobea en una casa del Camino...


 Y un mapa también de azulejos dedicado a los diversos caminos a Santiago.


Bajamos hacia la carretera y acto seguido la cruzamos pues el Camino continúa al otro lado.


Caminando entre maizales, hórreos y viviendas. Estamos concretamente en Sardiñeiro de Abaixo.


Arriba, Monte da Serra y Monte Seoane.


Hórreo y flores...


Podemos atravesar Sardiñeiro y pasar de largo pero bien merece la pena andar sin prisas y disfrutar de su playa, Praia de Sardiñeiro, donde desembova el río homónimo, con la Punta de Arnela al estey admirando la entrada de la Ría de Corcubión.


Arena de playas blancas y bellísimo paseo. Al fondo está el puerto pesquero y el tramo costero de O Rumbo, Punta Longa, O Furadiño, Furna Pequena, Punta Illa, Furna Grande, A Moíña y Punta de Sardiñeiro...


Entre las casas y la playa hay un hermosísimo parque...



De los tradicionales usos pesqueros y tradicionales Sardiñeiro ha evolucionado hacia el sector turístico, buena parte para veraneantes pero cada vez más para los peregrinos a Fisterra.


Lanchas y hórreos.


Un paraíso, un lugar perfecto para echar una cabezada...


Arenas blancas y aguas calmas...



Dejamos la playa para regresar al Camino...


Hórreos aquí, allá y acullá...



Por aquí, cruzando la carretera, tomamos el Camiño Real, bien señalizado.


Camiño bien señalizado.


Bella estampa de Sardiñeiro...


Nasas de pesca al lado de la última casa de Sardiñeiro...


Nueva vista de Sardiñeiro, con la playa y la Punta de Arnela.


Lavadero en el Camino.


Camiño Real...


Y... por fin, GRAN SOPRESA: la más imponente vista de Fisterra, la villa, el cabo y la Praia de Langosteira. Una verdadera maravilla.



El Camino baja poco a poco entre los toxos...


No podemos apartar la vista de Fisterra, reconocemos bien el pueblo, el puerto y la subida al faro (izquierda). Todo ello bajo las alturas del Monte Facho y su estribación del Monte San Guillerme, todo ello parajes míticos...


Cruzando nuevamente la carretera el Camino realiza una fuerte bajada entre los pinos...


Aquí "escondida" está la tan bonita Cala de Talón, playa de ensueño en un entorno encantadoramente silvestre.



Playa rodeada de acantilados pero muy tranquila con Fisterra en lontananza.


El Camino es aquí una bellísima senda con algo de boscaje de pinos y abundante vegetación marina sobre el paradisíaco y recóndito paraje de la Cala de Talón.


Psamos sobre este magfnífico arenal rodeado de acantilados...

 Aguas y arenas muy claras...


Vista hacia las Rías Baixas...


Cabo da Nasa y Monte Pindo, todo un símbolo...


El Camino sube...


Ominpresente Fisterra...


Mojón que nos señala la ruta a la Praia da Langosteira porla Corredoira de Don Camilo...


Hito xacobeo...


Hito y monumento al escritor Camilo José Cela.


Corredoira de Don Camilo y peregrina a Fisterra.


Divisamos la Praia da Langosteira con la zona residencial de Escaselas, paso a la villa y cabo de Fisterra. Abajo es el puerto pescador y arriba en la montaña se encuentran rincones legendarios, como la capilla de San Guillerme o mejor dicho sus ruinas, a donde iban las parejas con dificultades para tener hijos, yaciendo en el LEITO DO SANTO...


Fisterra, que se ofrece magnífica ante nuestros ojos, extendida sobre las laderas del Monte Facho y el itsmo que la comunica con tierra firme.


Entrada de Fisterra: enseguida estaremos allí.


Abajo es el puerto pescador y arriba en la montaña se encuentran rincones legendarios, como la capilla de San Guillerme o mejor dicho sus ruinas, a donde iban las parejas con dificultades para tener hijos, yaciendo en el leito do santo...


Y un poco más allá ya llegamos a la Praia da Langosteira antesala de Fisterra...