Eres el Peregrino Número

martes, 22 de marzo de 2016

XURARANTES Y MONTE O FACHO DE LOURIDO: AL SUR DE MUXÍA, CAMIÑO A FISTERRA


Viniendo de la Praia de Lourido y saliendo de la villa de Muxía subimos a Xurarantes, campos llanos ante el vecino pueblo de Oruxo y al pie de los montes de la Pedra da Forca. Aquí dejamos momentáneamente los paisajes marítimos y nos adentramos en los pueblos del interior de la Costa da Morte, aunque muy cerca de la costa...


El Camino entra pues en Xurarantes, bonita aldea muxiana, con casas de piedra y hórreos...


El Camino que viene subiendo de la Praia de Lourido, con la Pedra da Forca a la vista, donde la tradición afirma que los antaño poderosos monjes de Moraime que dominaban antaño el territorio muxián ahorcaban a los rebeldes y díscolos. Es zona de túmulos o mámoas, enterramientos megalíticos de milenios de antigüedad, aunque sin duda totalmente afectados por las plantaciones masivas de eucaliptal, especies madereras de crecimiento rápido que se han enseñoreado del litoral atlántico...


Señales de proximidad a Muxía (3,5 kilómetros), puestas para quienen realizan este mismo trayecto a la inversa, viniendo de Fisterra.


El gallo y las gallinas, en la verde pradería...


Hórreos en el Camino...


Encantos rurales de Xurarantes...


Una aldea de la parroquia de Moraime...


Hórreos en la ruta...



Xurarantes y al fondo Oruxo. Más allá se encuentra el monasterio de San Xiao de Moraime, por donde pasa el camino que entra en Muxía viniendo de Dumbría por Ozón y Os Muiños


Atravesamos pues parte de esta aldea de Xurarantes...


Más hórreos...


Conchas xacobeas en un cruce de caminos...


Camino de casas y hórreos...


En este cruce hemos de estar atentos, como en todo el recorrido, a la doble señalización a Fisterra y a Muxía. Esto es, en ambos sentidos...


Vamos dejando así las últimas casas de Xurarantes, con los prados llanos del valle.


Hermosísima campiña...


Larga recta...


Pista de tierra...


E iniciamos la ascensión por las laderas del monte O Facho de Lourido...


Grandes extensiones de monocultuvo de eucaliptos...


El Camino deja atrás, subiendo, el valle.


Y atrás, muy a lo lejos, el monasterio de San Xiao de Moraime...



Pista arriba...


Continua ascensión...


Pero ya vamos llegando a lo llano al pie de la cima de O Facho de Lourido, donde se prendían grandes hogueras a manera de faro para los navegantes, pues se trata de una soberbia atalaya costera...


Toxos, pinos y arbustos...


Últimos metros de subida...


Pequeños pinares...


Fin de la cuesta...



Penedos en la cumbre...


Más pinos y eucaliptos...


Ancha pista: al sur. Al fondo el Alto da Mina y estribaciones del Cabo Touriñán, punta aún más occidental que la de Fisterra, pese a que esta última era tenida secularemente como el extremo del mundo conocido...


Paisaje de valles y colinas...


Estamos cerca de Pedra Grande...


Zona un tanto apartada de núcelos poblados...


"Tobogán" en el Camino.


En las inmediaciones del Prado da Lagoa...


Vista del sur del concello de Muxía...


Más pinares...


Y más eucaliptales según iniciamos una bajada.


Campos y bosques en la zona de Pedras Brancas.


Vilela de Morquintián, aldea que vemos a nuestra derecha. Nos acercamos a enclaves de población.


El Camino, aquí senda asfaltada, viene bajando...


Y entra en Morquintián.


Aquí el Camino pasa por las casas justo arriba y detrás de la iglesia de Santa María de Morquintián, de nave y fachada románicas y ábside diechochesco.