Eres el Peregrino Número

martes, 16 de agosto de 2016

CAMINO ANTIGUO DESDE TOL (CASTROPOL) A VEGADEO/A VEIGA, TRABADA, VAL DE LOURENZÁ Y MONDOÑEDO (6). ABRES: PASO DE ASTURIAS A GALICIA


Vista de Abres desde el Camino
Los peregrinos de antaño procuraban no cruzar de Asturias a Galicia exponiéndose a las corrientes de la ría para pasar de Figueras/As Figueiras o de Castropol a Ribadeo, hoy importante puerto pero que en su origen era solo unas casas y un embarcadero. Para ello se dirigían al sur, por la ribera asturiana del estuario, buscando un paso más seguro en A Ponte Vella de Abres, viejo puente de piedra sobre el río Eo. Con el tiempo estas villas ribereñas prosperaron y crecieron, se ampliaron puertos que comerciaban con medio mundo y se establecieron enlaces fluviales regulares entre ellas barcazas, lanchas y chalanas en las que todo tipo de viajeros podían surcar las aguas, también los peregrinos, acogidos a las fundaciones hospitalarias que se iban estableciendo en estas poblaciones en las que se cruzaban los caminos de la tierra y el mar. Pero muchos, temerosos de irse a pique y/o no dispuestos a pagar los gravosos pasajes, siguieron empleando este antiguo camino, llamado por algunos el Camino Primtivo del Camino Norte, en un juego de palabras camineras. Así, por Seares y Lantoira pasaban a Vegadeo/A Veiga y subían por Miou y el Camín Real de Bustelo al Mesón de Sela de Murias donde, en un importante cruce, bajaban a Abres para pasar allí a Galicia. Este camino antiguo e histórico, señalizado oficialmente en la actualidad, es el que estamos recorriendo en esta ocasión


Así, viniendo de las ruinas del Mesón de Sela de Murias, llegamos a esta encrucijada en la que tomamos la dirección de la izquierda


 Abres, cabeza de esta parroquia veigueña a la que acabamos de entrar, viendo abajo en el valle del Eo sus diferentes barrios y lugares, así como al otro lado del río la N-640 (a A Pontenova y Lugo), con la aldea de Pedrido en medio, ya perteneciente al lucense y  gallego concello de Trabada, que nos aguarda para continuar por él ruta hacia Santiago. Sus campos y colinas plagados de bosques, praderías, aldeas, nos hacen ansiar recorrerlos, una sublime vista panorámica que abarca las parroquias Ría de Abres y Sante, bajo los altos de Pena Vella (424 mts.), Pena do Lobo (434 mts.), Pico Mouro (274 mts.), a la izquierda de la foto y, a la derecha, O Pico de Axilde (509 mts.) a cuyos pies discurre el Camino en ruta a la capital del concello. Más allá también divisaremos los cordales de A Serra da Cadeira, por los que se accede a Val de Lourenzá y Mondoñedo, siguientes etapas futuras de nuestra aventura peregrina


Nos espera ahora una buena bajada al valle del Eo


A la izquierda Abres (Asturias), en medio Pedrido y a la derecha O Acevedo, parroquia de Ría de Abres (Galicia)


Vegas del Eo, Pedrido y la carretera N-640.


El descenso llegará a las quintanas de O Rego do Casal (en ruina) y Grandamiá, con su nave ganadera, vivienda, vaquerías y cabazo


Coincidimos con la señalización de rutas senderistas Pero nosotros siguamos únicamente la propia del Camino de Santiago


Pero nosotros siguamos únicamente la propia del Camino de Santiago


En un recodo del Camino vemos una extraña pieza...


Parece una gran rueda de piedra, tal vez de aplastar y acondicionar antiguamente el firme, que quedó aquí ovidada


Esta primera parte de la bajada discurre por parajes boscosos


Pero pronto llegamos a los prados de O Rego do Casal y Villamiá


Al norte está la aldea de Bustelo, bajo O Pico do Caxigo.


Bustelo...


Grandamiá y al fondo el ya mencionado Pico de Axilde y bajo él Pirulleira, concello de Trabada. A la izquierda del pico es A Paleira (445 mts.) y a la derecha el Monte da Valboa y el Chao de San Fernando con la Pena de Teixido, divisoria con el concello de Ribadeo


El Camino pasa junto a casas y cabazos


Vistas del valle y la montaña


Buena arquitectura rural...


Guardián de casa y hacienda


Vigilante de los cabazos


El Camino, senda asfaltada, baja a la derecha de la quintana


Descenso al valle del Eo


Vuelve la buena bajada


Acercándonos al fondo del valle



Dando vista a Pedrido



La carretera N-640


Fabas...


El camino zigzaguea perdiendo altura


Nogales y nueces


Conchas señalizadoras


Al galope...


Nuestro nuevo amigo en el Camino


Abres: nos acercamos al barrio de O Pividal...


Fincas y arbolado


En O Pividal el Camino se separa en dos: si tenemos prisa y deseamos llegar pronto al puente sobre el Eo, A Ponte do Fornacho, bajaríamos a la derecha hacia la iglesia y el río, pero si siguiésemos el Camino oficialmente marcado, el histórico, iríamos a la izquierda, subiendo un poco: es lo que vamos a hacer pues es el que, siguiendo los mojones, guiará a los peregrinos


Subimos así unos metros junto a este establo


Pasamos luego al lado de la casa


Soberbiamente restaurada


A la derecha más casas y cuadras de paredes de piedta y tejados de pizarra


Allí alza su torre almenada lo que parece un castillo


Se trata del Palacio de Miranda o Castillo do Pividal, de estilo barroco con espléndida torre de almenas puntiagudas.


Fue construido en el siglo XVII (1674) sobre un elemento anterior que sería la actual torre


Tiene capilla propia dedicada a Nuestra Señora de la O, con una imagen de la Virgen embarazada y el Niño en su interior


El escudo solariego está colocado en una buhardilla, algo no demasiado usual, con las armas de los Osoro, Moscoso, Miranda y Castrillón


Salimos de O Pividal siguiendo la concha peregrina


Tramo llano y un banco para sentarse


Vista del centro de la parroquia de Abres


La iglesia de Abres y al fondo las vegas del Eo y Pedrido


Iglesia parroquial de Santiago Apóstol, templo del siglo XVIII con retablos de aquella centuria en su interior


Datada en el siglo XV aunque con grandes reformas posteriores, fue iglesia de asilo desde 1774 según el Libro de la Cofradía del Sacramento y del Rosario, con bula del año 1794 del Papa Pío VI por la que se concede indulgencia plenaria a los que acudan aquí, tras confesar y comulgar, en la fiesta de Santiago.


En el año 1604 María Osorio, hija de los señores del naviego Palacio de Anleo, (los Navia-Osorio), dejó sentado testamentariamente que si sus dos hijos varones no tuviesen descendencia legítima se arrendasen sus propiedades y que a los cuatro años con los beneficios se construyese un hospital de peregrinos próximo a este santuario, para uso de cuantos romeros acudiesen y pobres de la parroquia. Para su mantenimiento el dueño del mayorazgo familiar tendría derecho de patronato sobre la iglesia y daría anualmente cien reales de plata a esta fundación asistencial junto con agua, sal, ropa, leña y todo lo que precisase para su labor


Detrás de la iglesia se encuentra la antigua casa rectoral, donde en su momento quiso hacerse un albergue de peregrinos, continuador de la saga hospitalaria del lugar, pero el proyecto se truncó en su momento


Vamos al siguiente grupo de casas


El perro se acerca a ver quien viene por el Camino...


Al fondo un cruce importante


Como en el caso anterior, si tenemos prisa podemos bajar a la derecha, pues daremos unos metros más allá con la ruta señalizada, que sube a la izquierda, siguiendo el trazado histórico del viejo camino original


Sendero de verde hierba...


Subimos solo unos metros


Y en esta bifurcación bajamos a la derecha


Abajo, barrios de A Rúa y A Coruxa. A la izquierda Pau da Cruz


Volvemos a ver la iglesia y el centro de la parroquia de Abres, en el medio del valle


Y a lo lejos los montes de Trabada


Sigue la bajada


Curva a la izquierda. A la derecha la carretera local a la que iremos a salir


Curva a la derecha junto al Rego da Forxa


Bajamos un poco más


Entre los helechos


Y llegamos a una encrucijada, en la que iremos primeramente a la izquierda


Ya por firme de asfalto cruzamos y seguimos de frente


Tal y como nos indica el mojón con su concha


A Rúa: maizales e invernaderos


Caballos


Buenas ganaderías


Casas de piedra


Y cabazos


Nave ganadera


Camino de hortensias


A Rúa, topónimo de indudable relación con el Camino


Reposada bajada al valle...


Casa Noceda


Una higuera tapa el cuerpo principal de otro viejo palacio, pero la entrada de gran escalera y columna lo delata. Es A Casa da Rúa, en documentos antiguos Casa da Rúa do Souto


La casa ejercía ciertos derechos de paso sobre el Camino, no en vano este pasaba antaño justo por debajo, por este pasadizo con portadas de arco de medio punto a ambos lados, entrada y salida


Actualmente bordeamos la casa y pasamos delante de su fachada principal


Esta es la capilla de la casona, destruida con su retablo por las tropas napoleónicas en 1809


El primer documento que hace referencia a la Casa do Rúa do Souto es una escritura de compra-venta del año 1552. Cuatro años después, en 1556 hay una carta importantísima nada menos que del rey Juan III de Portugal en la que manda afectuosos saludos a su amigo Basco Reymondo Pardo, del Pazo da Rúa do Souto. Luego hay otras posteriores en 1562 y 1567, en ellas se menciona a Basco Reymondo Pardo y María de Baldevieso junto con su hijo Diego Reymondo Pardo. No obstante es más que posible que su origen fuese mucho más antiguo


Desapareció de su fachada principal el escudo nobiliario, blasón que se supone perdido en el asalto de las tropas francesas de 1809 y en su interior han sido descubiertos dibujos tapados por capas de pintura. Al lado estuvo A Casa do Secretario, tal vez relacionada con esta


El arco del Camino...


Y sobre él un balcón con representaciones geométricas. En las puertas de la balconada sendos ángeles, en el dintel


Ángel de la izquierda


Ángel de la derecha


A Horta da Torre


Atrás el Palacio do Pividal


Tramo llano y recto


En el cruce bajamos a la izquierda


Llegando a Tasouteiro y siguiendo a la derecha


Siguiendo la concha


Campera abajo y al otro lado del río A Rabexa, ya en Galicia


Más al sur parte del concejo de Abres es como una cuña geográfica asturiana que se adentra en Galicia al otro lado del Eo, tras el monte de A Pena do Lobo (434 mts.)


Al fondo, la escuela de Abres


A la izquierda la carretera N-642: allí hay una referencia muy importante


Por allí, en el pequeño valle del Rego de Sante, afluente del Eo, sube el Camino desde Rielo a Sante, ya en la ribera gallega. Al fondo son los montes de Abraedo y Curuxeira (245 mts.), por donde asciende luego la ruta desde Sante a Trabada, la capital del concello


Hermosa arcadia rural en el valle del Eo...


Más ganaderías de vacas autóctonas


La escuela, actual Colegio Rural Agrupado Ría del Eo


Llegando al final de la bajada por pista hormigonada


Al lado del cabazo...


Y de las casas...


Abajo un cruce de caminos en el que iremos a la izquierda. A la derecha viene la carretera local desde El Pividal a la iglesia y el bar de Casa Fina, muy cerca de aquí


Obsérvese la concha xacobea en la pared de piedra de la casa a la derecha de la foto


Es la concha que nos guía...


Aquí hay otro importante cruce en el que, para pasar el Eo y entrar eb Galicia, habremos de ir obligatoriamente a la derecha


No obstante este sería el "camino nuevo", el antiguo se dirigía a la izquierda del cruce, hacia el barrio de A Ponte, pues allí estaba A Ponte Vella, que desde pretéritos tiempos, aunque documentada a partir de la baja Edad Media, era el único paso a pie existente en el bajo Eo. Destruido por una riada, el nuevo puente se haría un poco más al norte, a donde vamos nosotros. No obstante si deseamos conocer el lugar en el que estuvo el histórico paso, podríamos desviarnos un momento hacia allí a conocerlo, pues queda algún destacado elemento que guarda su memoria


Llegaríamos así a A Ponte


 Y en A Ponte descubrimos un elemento excepcional


Una hornacina con la imagen del Cristo da Ponte, del siglo XVII, el cual estuvio en una desaparecida capilla adosada a la Casa do Xanelo con la imagen de O Cristo da Ponte (s. XVII), símbolo y emblema del Camino

 
En la hornaciona se ve a Cristo crucificado, las escaleras del Desenclavo y la lanza de Longinos, tal vez el soldado que aparece al pie de la Cruz


Aquí estaba A Ponte Vella


A Ponte Vella era desde pretéritos tiempos, aunque documentada a partir de la baja Edad Media, el único paso a pie existente en el bajo Eo 

 

Se dice en escrito del siglo XVIII que "era un puente de tiempo antiguo de setenta y nueve varas de largo en el que servía de tránsito del Reyno de Galicia para el Principado de Asturias para los reales de conductos y veredas sin que haia otro tránsito seguro a este efecto, valiéndose de embarcaciones para ello con grandísimo riesgo de los golpes de mar que suben más arriba de donde estaba el referido puente..."




Ya acabando el siglo XVII amenazaba ruina y llegaron a apuntalarse sus arcadas con tablones y troncos de madera, pero cien años después todo ello cede y se desmorona, con sus tres pilares donde se embalsaba agua en una presa (As Acías), para alimentar la maquinaria de varios molinos

El puente no sería reconstruido en el lugar, sino como hemos dicho un poco más al norte, a donde nos dirigimos ahora, de nuevo en el cruce, a la derecha


Hacia A Ponte do Fornacho


Allí donde el Eo, aunque aún navegable por embarcaciones pesqueras y turísticas, se estrecha en la llamada Ría de Abres


Paisajes del Eo, paisajes de ensueño...


Huertas, cabazos y quintanas


Nos dirigimos al puente...


A Ponte do Fornacho


Atras van quedando Abres y Asturias


Adelante Galicia


El Eo y Pedrido, parroquia de Ría de Abres, concello de Trabada


A Ponte do Fornacho.


Es en Abres donde el Eo comienza a ser ría, llamada en la comarca Ría de Abres, siendo navegable hasta el Muelle da Choza, donde aportaban mercancías traídas por las mulas de los arrieros o en chalanas, saliendo de allí a diferentes lugares, aprovechando la singladura de O Barco da Ponte, el cual navegó por aquí hasta 1903, cuando se inauguró el ferrocarril minero de Vilaoudriz (concello de A Pontenova), hasta Ribadeo.


Hay cotos salmoneros y zonas de baños


Fue en 1892 cuando se hizo el nuevo puente para pasar el río, este de A Ponte do Fornacho, primeramente de madera y rehecho en hormigón en 1928.


Vista al sur: Asturias a la izquierda, Galicia a la derecha.


Tras cruzar el puente subimos un poco a la derecha, primeros metros del Camino en Galicia


Salimos a la carretera N-640 delante del bar O Porfirio, en Pedrido, pueblo extendido a lo largo de la calzada


Llegados a la carretera iremos a la izquierda


Andaremos por ella unos metros


Tal y como nos indican las señales


Hay arcén a ambos lados, pero en carretera siempre caminar a la izquierda


 Viendo así el valle del Eo


Así pasaremos junto a lo que fue una antigua serrería


Y cruzaremos la nacional para tomar la carreterilla que sube a la capital del municipio, pasando junto a la Casa de Rielo, hasta donde llegaba antiguamente el extinguido Camino que venía de A Ponte Vella. Estamos adentrándonos pues en Galicia camino de Sante, concello de Trabada.