Eres el Peregrino Número

sábado, 12 de noviembre de 2016

DE VIVEDA CAMINO DE CAMPLENGO: RUTA A SANTILLANA DEL MAR (CANTABRIA)


Camino de Camplengo
Rotonda de Viveda
En Viveda, una vez dejado atrás el puente sobre el río Saja en Barreda (Torrelavega), hemos entrado en el municipio de Santillana del Mar por su vertiente más industrial siguiendo el trazado del Camino Norte en Cantabria. EstamoS en la Cantabria occidental, dejando ya bien atrás Santander, la capital, y aproximándonos paso a paso a tierras asturianas


Aquí, donde una estatua rememora la peregrinación de San Francisco de Asís y su estancia en la cercana Torre de los Calderones, unas flechas amarillas nos indican tomar la carretera CA-132 en dirección a Suances


Viniendo pues del puente subiremos frente a aquel edificio de pisos por la citada carretera


En los edificios de enfrente de la rotonda, barrio de La Barca, vemos también la señalización xacobea


Hay aceras a los dos lados. Como enseguida habremos de cruzar podemos ir a la de la izquierda por el paso de peatones


Y continuamos subiendo


Viendo a nuestra derecha, al otro lado de la arboleda de la ribera del Saja, la Fábrica de Torrelavega de Solvay, junto a la que acaba de pasar el Camino


Estamos a seis kilómetros de Suances pero no iremos hacia allí, si bien muchísimos peregrinos de antaño sí lo hacían cruzando el estuario del Saja, la Ría de San Martín de la Arena, de Cudón a Cortiguera, al sur de Suances y en su municipio


Un poco de bajada


Una vez pasada la casa de la izquierda tomaremos ese cruce en el barrio de Los Términos


Y subiremos por la CA-340


En dirección a Camplengo para de allí continuar a Santillana del Mar, la capital municipal


Subiremos por esta acera


 Curva a la derecha


Barrio de La Pelia. En este margen predominan las viviendas unifamiliares con parcela


Al lado de una torre eléctrica y en la subida hacia un edificio de pisos de viviendas obreras hallamos un poste con con la concha xacobea...


Y una flecha amarilla que nos indica la dirección a seguir


Estamos en la Fuente de los Peregrinos...


En La Pelia seguimos subiendo


Bar El Quinto


Hay buena y ancha acera a la derecha


Seto y barandilla


Los barrios fueron antaño pequeños grupos de casas muy diseminados, si bien el auge industrial de todo el entorno de Torrelavega hizo que se edificase enromemente y sean actualmente zonas urbanas y residenciales


Entre los años 1998 y 2003 predominó la construcción de viviendas individuales. A partir de entonces también pisos


Si bien en esta zona predominan las viviendas unifamiliares


La Fragua, recuerdo de los antiguos herreros


Vamos por la acera


A nuestra izquierda el Palacio de Peredo o del Chon de Oro, estilo tardorenacentista montañés del siglo XVII con reformas dieciochescas y capilla anexa, hecho para el licenciado Jorge de Peredo, gobernador en Ponferrada y su mujer María de Velarde y Polanco. Fue restaurado por el Ayuntamiento de Santillana, su propietario, para dedicarlo a actividades culturales, como el Museo Dinosaurio


Un cerca de piedra rodea el recinto


Casas con su parcela


Cruce de caminos


Vamos a la izquierda


Pasando junto a unas arruinadas viviendas campesinas


Y ahora salimos del casco urbano


Saliendo este paisaje de campiña que nos acompañará hasta llegar a Santillana


Caminando en llano, dando vista a la campiña en torno al palacio


Ahora hay acera a la izquierda, con gran paisaje al occidente


Valle de los arroyos de Jerónimo y Las Pilas, que forman el Corrino y desembocan en el Saja


Vemos a lo lejos Queveda, otra alternativa en el camino a Santillana, llamada Quepeta en el año 1006 y Quebeta en el siglo XII, cuando se cita en un documento que se había unido a otros pueblos para construir la iglesia de Santo Domingo, acogiendo a los peregrinos que venían de Suances tras cruzar la Ría de San Martín en lancha, desaparecida barquería. Actualmente en Queveda, a unos 750 metros del Camino, está el albergue Arco Iris


Algunos peregrinos se desvían de la ruta oficial siguiendo desde La Barca o Puente de la Barca de Viveda hasta allí y luego proseguir a Santillana


Más allá es el monte Vispieres (226 mts.), solar de un antiguo castillo del que pronto hablaremos


A la derecha praderías de La Joyona


Casa de labranza


Chalets


Con jardines


De frente a la derecha La Campa, a la izquierda Pereo


Por La Campa, donde hayuna antigua capilla, sigue el Camino


Para ir a Pereo


Primeramente caminaremos cuesta abajo en ruta a La Campa


Hay hoteles rurales


El paisaje es muy verde


Seguimos viendo Queveda con sus barrios desparramados por el valle: Las Quintas, La Cruz, Las Llanas, Las Letras, El Castro


Y los campos de Potrocillo y Valencia


Más al sur Monte Herrán y Sierra Llana (129 mts.)


Curva a la derecha


En La Joyona


Señalización y senda peatonal


Grandes charcos, verdaderas lagunas se forman cuando llueve


Y ya subimos a La Campa


Donde hay una casona con palmera


Los más mayores recuerdan haberla visto siempre así, no recordándose bien su advocación, posiblemente Santa Ana



El Camino en La Campa


Seguimos por la senda peatonal


Entrando en Pereo


Al sur siempre Queveda


También allí se forman lagunas


En medio de Queveda sobresale el campanario de la iglesia parroquial de San Andrés


Se construyó en 1927 para sustituir otra más antigua, medieval. Un poco más allá está la Torre de Don Beltrán de la Cueva, valido del rey Enrique IV, de finales del siglo XV o principios del XVI, con casona del XVII. A lo lejos hay otro palacio, el de Mijares


Un pequeño mar en medio del campo


Atravesamos Pereo


Carretera adelante


Con buen paso para peatones y peregrinos


Curva a la derecha


Señalización en el suelo


Ganaderías


Vieja casa campesina


Torre de la luz


Casa tradicional de cortafuegos y corredor, empleada como establo en la actualidad


Casas reformadas y viviendas nuevas


Al norte Hinojedo, municipio de Suances


Barrio de la iglesia


Allí están la iglesia parroquial, construida entre los años 1600 y 1610 y reconstruida tras la Guerra Civil, y el Palacio de los Velarde (s. XVII)


Hay algún hotel rural


Y una hermosa hilera de casas



Un perro se asoma a la portilla de la urbanización de adosados


Por aquí sigue nuestra ruta


Un perro nos ladra al vernos pasar


Y así iremos tomando esta larga recta


Saliendo a la campiña


Al norte los prados de El Pumar y La Pradera, en Hinojedo, que ya van quedando atrás


Así como la ladera oeste de La Masera o Castíu (155 mts.), un asentamiento humano, también llamado La Masera y Castíu (Castillo), que ya existiría mucho antes de la época castreña propiamente dicha, pues se han hallado vestigios de 4.000 años de antigüedad. Sin duda el poblamiento sería fortificado en la Edad del Hierro dominando ría y desembocadura pero, dada la ausencia de excavaciones, solo son teorías


Otra casa de labranza


Saliendo de Pereo


En la ruta a Camplengo y Santillana del Mar


A lo lejos Puente Avios (Suances), ruta que seguían antaño  hacia Camplengo quienes pasaban la Ría de San Martín de la Arena por la Barca de Cudón a Cortiguera


 Campos de Pembenllá, regados por el arroyo Maricacho
 

A lo lejos El Cotero (214 mts.)


Aquí el hábitat es muy disperso


Así eran estos pueblos antes del despegue urbano e industrial de la comarca


Todo se aprovechaba para pastos


Mojones camineros


Caserío solitario


Nos acercamos a un cruce


Seguimos por la CA-340 a Camplengo


Todo recto y de frente


Hitos del Camino en Cantabria


Al oeste el monte Vispieres con sus 229 metros de altitud, sobre el barrio de Las Quintas en Queveda


En la cima hubo un castillo medieval del que se conservan porciones. Formidable atalaya sobre el territorio del Saja-Besaya citado en el 998 en el "Cartulario de Santillana", y bajo dominio realengo, como toda Santillana en el XIV, hasta que en el año 1371 el Trastámara Enrique II, en pago a las fidelidades en sus luchas por la corona castelllana, lo cedió a Juan Téllez, hijo del Infante don Tello, de quien lo heredarná su hija Doña Aldonza Téllez y su marido Garci Fernández Manrique, primer Conde de Castañeda.


La Cruz y La Fuente, Queveda


 Atención al siguiente cruce


Justo detrás de aquella casa


Desde donde ya vemos Camplengo


 Y Los Canales


Si deseásemos ir al albergue de Queveda iríamos a la izquierda. El Camino sigue de frente hacia Camplengo


Otras de las poblaciones citadas en el siglo XII en el cartulario de Santillana y pertenecientes a este municipio.


Más selakes al pie de El Cotero


Camino de Camplengo, Camino de Santillana del Mar


Más casas diseminadas acá y allá


El Paisaje es una grandísima pradera verde


Hasta los altos de Camplengo


Por allí sube el Camino


Pero antes hemos de bajar


Por Los Canales


Ante el mítico Vispieres


Y sobre el arroyo Corrino


Arrabales de Camplengo


Al oeste Camplengo


Al este aún se divisan las chimeneas de Torrelavega


Niebla y nieve en las montañas...


Campo e industria


Camplengo


Subimos junto a las colonias de chalets


Ahí reconocemos una antigua edificación de piedra


Se trata de la capilla del Camplengo, bajo la advocación de San Cipriano y que festeja también a San Cornelio


Señales de la capilla en la pared del santuario que mira al Camino


El Camino sigue de frente a la derecha por la carretera, pero podemos rodear el santuario para visitarlo brevemente


Curiosa ventana de piedra, circular, que da lus al interior


Se trata de un edificio del siglo XVII, si bien construido sobre otro más antiguo, del siglo X


Volvemos a la carretera


Pasando bajo el campanario


Y dejando atrás el santuario


Para subir un poco más


Sigue la senda peatonal


Caserío en ruinas


El Vallejo





Ya caminamos en llano

Seguimos las flechas amarillas


Atrás el valle del Saja


Al sur de nuevo Vispieres


Lugar de Linares


Atención ahora


Vamos a la derecha


Frente a esta casa


Todo recto


Veamos las señales, Al fondo la carretera CA-136


Señalización caminera

Linares, donde se plantaba lino, pues la tela para la ropa, como el pan, se hacían en casa


Hoy son pastizales


Al fondo el puente bajo la carretera


Vamos hacia él


Cuando ya divisamos al occidente la villa de Santillana, capital municipal, encontramos este oratorio de ánimas


Pequeño altar en una encrucijada


Con una cruz de madera guardada por una reja


Y algunas imágenes


Seguimos las flechas, acercándonos a Casa Milagros, alojamientos y quesería


A Casa Milagros, a la izquierda la posada, a la derecha la quesería


Y su ganadería


Palacio montañés


Santillana en la lejanía...


Santillana del Mar. Se adivinan en el centro de la foto las torres de su Colegiata de Santa Juliana, parcialmente ocultas por un alto árbol. También vemos el camino que sale de la población hacia el camping


Atrás quedaron ganadería y quesería


Encaminémonos ya a Santillana del Mar y su hermoso caserío, villa monumental y magnífico conjunto histórico-artístico, inolvidable estancia y visita en el Camino del Norte, llegando ya a La Colegiata