Eres el Peregrino Número

viernes, 11 de noviembre de 2016

CALLE DE LOS HORNOS: DE SANTILLANA A ARROYO Y OREÑA, ENTRADA AL ALFOZ DE LLOREDO (CANTABRIA)

Calle de los Hornos
Así empieza la calle de los Hornos, la que desde la Plaza Mayor de Santillana del Mar nos llevará, subiendo en el Camino Norte por tierras cántabras, a las afueras de esta histórica villa. Calle aquí empedrada, cuyo nombre tal vez nos rememore los antiguos hornos de las tejeras o fábricas de teja y ladrillo antaño existentes


Conchas doradas en el empedrado suelo nos indican la ruta a seguir


La calle sube, empedrada. Aquí nos acordamos del dicho que afirma que Santillana "es el pueblo de las tres mentiras, porque ni es santa, ni es llana, ni tiene mar"


Independientemente del susodicho, para el peregrino Santillana SÍ es Santa, independientemente incluso esto de credos o ideologías, pues es villa caminera y hospitalaria desde hace siglos...


En esta cuestuda calle se multiplican los alojamientos, a ambos lados...


Hermosos soportales, esencia de la arquitectura de Santillana del Mar


Viajeros, visitantes, peregrinos... amigos todos en Santillana


Quintas y palacios le dan a Santillana un cierto aire capitalino, pues no en vano fue durante siglos capital de la Asturias de Santillana, extensa comarca, la mayor de Cantabria que se extendía por buena parte del occidente de la actual comunida autónoma cántabra, desde la bahía de Santander hasta los valles de Peñamellera, haciendo frontera con Liébana y el Pas


El pasado se hace presente y es futuro en Santillana...


Posadas y casas de soleados y largos corredores


Abajo La Colegiata, dedicada a Santa Juliana, templo románico pero con profundas reformas góticas, e incluso renacentistas y barrocas, sucesor de otros anteriores en torno a los cuales nació y creció esta villa cánrabra


Coloristas jardines


Las naturaleza vegetal pone el complemento y contrapunto a la mineral de la piedra arenisca y el ladrillo


Vista atrás...


Vista a la derecha


Vista al suelo: señalización del Camino en Cantabria


Pasamos a la derecha de esta casa


La piedra del firme deja paso al asfalto


Santillana ya va quedando poco a poco a nuestras espaldas


Allí vemos la bajada desde Camplengo a La Fontanilla, por donde se reconoce perfectamente el Camino entrando en la población, senda por la que vinimos


Más arriba y también al este, la colina de El Cerrón y al fondo los 274 metros de altitud de El Huervo


Vista atrás, Santillana y la calle de los Hornos a nuestras espaldas y, a lo lejos, el Cotero Majín con sus 295 metros de altitud


La subida sigue


Caseríos...


Más vistas de la zona norte de Santillana


Y de La Colegiata con su claustro...


Buen ascenso...


Grandes vaquerías



Y en esta curva llegamos a la entrada el Camping Santillana, que cuenta con espacio propio para los peregrinos


Nuestro Camino sigue a la izquierda de la entrada


Sigamos las señales


El Camino, de tierra, pasa entre los bungalows y las instalaciones del camping


Y sigue el ascenso...


Pronto cruzaremos la carretera CA-137, que cruzaremos en este cruce, bajando las escaleras, y seguiremos de frente...



Vamos hacia la aldea de Arroyo


Es la ruta a Santiago de Compostela por Cóbreces y Unquera



El paisaje cambia al llegar al alto, son paisajes de pasto y majadas en las inmediaciones de la Casa la Magdalena, bastante cerca de la costa, donde se sospecha hubo hospedería de peregrinos hace mucho tiempo


Por allí sigue el  Camino


Cuetos y hondonadas...


Y un par de casas


Vaquerías


Pastizales y eucaliptos


Empezamos a bajar viendo de frente ya el pueblo de Arroyo


 Nada más bajar comenzamos a subir


Subiendo a Arroyo


Allí, junto a la carretera local, casi acabada la cuesta, hay un mesón. El lugar estuvo poblado desde la Prehistoria, como lo testimonia la Cueva de Arroyo


En el ascenso, vista atrás


Luego del bar y al lado del Camino, la bolera de Arroyo


Luego de aquella casa, a la izquierda, hay una capilla


La capilla de La Santuca


A su lado pasamos


Y vemos el campanario


A mano derecha, unas casas de estilo montañés. Arroyo es mencionado por primera vez en el año 1503 según documento del Cartulario de Santillana. Se sabe tuvo un procurador para llevar sus cuentas


La ruta sigue de frente


Cuetos y colinas. Entre Arroyo y el mar hubo un pueblo, Morteo, del que solo quedan ruinas


Cruce de caminos


Fijándonos en las flechas amarillas pasaremos junto a este silo


Y pronto comenzaremos a descender en Las Piñeras, al pueblo de Oreña, entrando ya aquí en términos del municipio del Alfoz de Lloredo


Oreña está en un valle, fromado por el Regato de Rogería, al sur del marino Puerto Calderón y bajo el Cueto de Milazón. Más allá son los montes de Entrecuetos. Los Canales, Valpudiente, El Sel...


La Via Marítima de Agripa, itinerario costero de origen romano que aprovecha a su vez pasos naturales anteriores, es el trazado viario que sirvió de base al Camino Norte de Santiago


A la derecha y solitaria sobre una colina hallamos la iglesia de San Pedro de Oreña, edificada entre los años 1577 y 1608 para agrandar un santuario anterior
 

Se sabe que ya en el año 1111 existía en este lugar una capilla, de la que se conserva una de las puertas. Un documento de aquel año nos informa que la reina Urraca cedió a la Iglesia sus posesiones en la zona a condición de que se orase por el alma de su padre. Es entonces cuando se construye la torre y se abre una segunda puerta. El templo fue restaurado en 1956 tras las destrucciones de la guerra civil


Por allí, a sus pies y a la derecha, vemos el Camino, saliendo a la carretera CA-134 en el barrio de San Roque, rumbo a Caborredondo


De momento nosotros bajamos a Oreña


Suave descenso entre prados abiertos



Aquí cruzamos el Regato Rogería


Pasamos el puente entre más casas y un parque


Es la Plaza de la Fuentona, espacio rehabilitado y reperado en el año 2005 con fuente, árboles papeleras, bancos y mesas de madera, juegos infantiles...





El parque y la plaza...


Aquí hat también un letrero dedicado a los peregrinos


Aquí se nos informa de la distancia a Santiago (521 kms) y a Santo Toribio de Liébana, otra histórica ruta de peregrinaciones


Luego llegamos a una rotonda con una farola en medio


Las señales nos orientan a la derecha


Pasando frente a estas casas


Y siguiendo adelante


Vamos saliendo del pueblo


Y tomando un desvío a la derecha subimos a  la iglesia parroquial de San Pedro de Oreña, que veíamos ya al venir. Desde allí arriba contemplaremos un soberbio paisaje, desde el Mar Cantábrico a Los Picos de Europa, antes de bajar a Caborredondo, otro de los barrios de Oreña