Eres el Peregrino Número

viernes, 11 de noviembre de 2016

CALLE DE LOS HORNOS: DE SANTILLANA A ARROYO Y OREÑA, ENTRADA AL ALFOZ DE LLOREDO (CANTABRIA)

Calle de los Hornos
Así empieza la calle de los Hornos, la que desde la Plaza Mayor de Santillana del Mar nos llevará, subiendo en el Camino Norte por tierras cántabras, a las afueras de esta histórica villa. Calle aquí empedrada, cuyo nombre tal vez nos rememore los antiguos hornos de las tejeras o fábricas de teja y ladrillo antaño existentes


Conchas doradas en el empedrado suelo nos indican la ruta a seguir


La calle sube, empedrada. Aquí nos acordamos del dicho que afirma que Santillana "es el pueblo de las tres mentiras, porque ni es santa, ni es llana, ni tiene mar"


Independientemente del susodicho, para el peregrino Santillana SÍ es Santa, independientemente incluso esto de credos o ideologías, pues es villa caminera y hospitalaria desde hace siglos...


En esta cuestuda calle se multiplican los alojamientos, a ambos lados...


Hermosos soportales, esencia de la arquitectura de Santillana del Mar


Viajeros, visitantes, peregrinos... amigos todos en Santillana


Quintas y palacios le dan a Santillana un cierto aire capitalino, pues no en vano fue durante siglos capital de la Asturias de Santillana, extensa comarca, la mayor de Cantabria que se extendía por buena parte del occidente de la actual comunida autónoma cántabra, desde la bahía de Santander hasta los valles de Peñamellera, haciendo frontera con Liébana y el Pas


El pasado se hace presente y es futuro en Santillana...


Posadas y casas de soleados y largos corredores


Abajo La Colegiata, dedicada a Santa Juliana, templo románico pero con profundas reformas góticas, e incluso renacentistas y barrocas, sucesor de otros anteriores en torno a los cuales nació y creció esta villa cánrabra


Coloristas jardines


Las naturaleza vegetal pone el complemento y contrapunto a la mineral de la piedra arenisca y el ladrillo


Vista atrás...


Vista a la derecha


Vista al suelo: señalización del Camino en Cantabria


Pasamos a la derecha de esta casa


La piedra del firme deja paso al asfalto


Santillana ya va quedando poco a poco a nuestras espaldas


Allí vemos la bajada desde Camplengo a La Fontanilla, por donde se reconoce perfectamente el Camino entrando en la población, senda por la que vinimos


Más arriba y también al este, la colina de El Cerrón y al fondo los 274 metros de altitud de El Huervo


Vista atrás, Santillana y la calle de los Hornos a nuestras espaldas y, a lo lejos, el Cotero Majín con sus 295 metros de altitud


La subida sigue


Caseríos...


Más vistas de la zona norte de Santillana


Y de La Colegiata con su claustro...


Buen ascenso...


Grandes vaquerías



Y en esta curva llegamos a la entrada el Camping Santillana, que cuenta con espacio propio para los peregrinos


Nuestro Camino sigue a la izquierda de la entrada


Sigamos las señales


El Camino, de tierra, pasa entre los bungalows y las instalaciones del camping


Y sigue el ascenso


Pronto cruzaremos la carretera CA-137, que cruzaremos en este cruce, bajando las escaleras, y seguiremos de frente


Subiendo por donde va aquel peregrinos para llegar al barrio de Arroyo


Bajamos las escaleras


Llegamos al arcén


Y en el suelo del arcén una flecha amarilla nos indica cruzar


Al otro lado más señalización


Con la distancia a Santiago de Compostela y a Cóbreces y Unquera


Subimos entonces hacia Arroyo


Llegamos a lo alto


Y aquí el paisaje cambia


Son paisajes de pasto y majadas en las inmediaciones de la Casa la Magdalena, bastante cerca de la costa, donde hubo una leprosería citada en 1559 como Sanct Lazaro de Mortera en el libro de cuentas de este mismo hospital en el archivo de la Colegiata de Santillana del Mar. Pasaría luego a ser hospital de pobres, quienes vivirían permanentemente en él como congregación, y en el Catastro de Ensenada parece que pasó a ser casa-residencia donde vivían dos beatas, pues se lee que "Fue primitiva fundación para el abrigo de los lacerados. Hoy (1753) se halla reducido a beatas, por no haber tal contagio. Al presente, son dos beatas y tienen y han tenido un mayordomo para cobrar sus efectos que, aunque cortos, está muy dispersos, por cuyo trabajo se le pagan anualmente 186 reales, que es la séptima renta que tiene dicho Hospital". Era entonces llamado Hospital de las beatas de la Magdalena (la Magdalena y San Lázaro eran patronos de los leprosos o malatos). Con la Desamortización estos bienes eclesiásticos pasaron a varias familias de Santillana con la idea de algún día restituir la propiedad a la iglesia, pero dado que pasaba el tiempo sin que fuese ello posible se vendió la finca y con la ganancia se ayudó a sufragar un órgano. La imagen de San Lázaro de Mortera se encuentra en el Museo Diocesano de Santillana


Por allí sigue el  Camino


Cuetos y hondonadas...


Y un par de casas


A lo lejos el barrio de San Roque en Oreña, municipio de Alfoz de Lloredo, hacia donde nos dirigimos. Más a lo lejos vemos la carretera por donde sigue el Camino a Cigüenza, ruta a Cóbreces. Más lejos a la derecha se reconoce el Cabo de Oyambre, en el trayecto a San Vicente de la Barquela. En el horizonte en días claros se divisa la costa del oriente de Asturias, zona de Colombres y Llanes, bajo la Sierra Cuera


Un poco más al suroeste asoman las cumbres más altas de los Picos de Europa


A nuestra izquierda, al sur, el Monte la Garita y la bajada a Oreña por carretera


A nuestra derecha El Portillo (176 mts.), sobre la ensenada de Puerto Calderón, que no vemos desde aquí y que fue un puerto importante en la antigüedad


Bajamos pues en ruta a Arroyo


Vaquerías y grandes hondonadas


Pastizales y eucaliptos


Muretes de piedras


El trayecto discurre por lo alto de un cueto o loma


Y empezamos a bajar


La Lastra (176 mts.)


En el cruce, frente a la casa del forjador, iremos a la derecha


Veamos el bojón


Tramo de bosquete


Primero en llano o subiendo muy levemente


Y luego bajando de nuevo


Poco a poco


Entre el monte de La Lastra a la izquierda y a la derecha el de Biesca, topónimo que hace referencia a bosques



Bajamos un poco más


Y vamos a la izquierda, hacia aquella casa, viendo al fondo Arroyo, bajo el monte El Coronal (175 mts.)


Arroyo se encuentra cerca del límite con el municipio de Alfoz de Lloredo


Antes de llegar al centro de Arroyo tenemos una buena bajada


Pasamos al lado de esta hermosa casa campesina con corredor y cortafuegos


Bajamos al valle y campos de Cutio, viendo la subida a Arroyo


 Bajamos por la pista asfaltada, dejando a la derecha otra casa


Grandioso paisaje verde


 Nada más bajar comenzamos a subir


A nuestra derecha, cerrando el valle, Montealegre (237 mts.)


Subiendo a Arroyo


Allí, junto a la carretera local, casi acabada la cuesta, hay un mesón. El lugar estuvo poblado desde la Prehistoria, como lo testimonia la Cueva de Arroyo


En el ascenso, vista atrás


Y llegamos al mesón


Mesón La Santuca



Luego del bar y al lado del Camino, la bolera de Arroyo


Luego de aquella casa, a la izquierda, hay una capilla


La capilla de La Santuca


A su lado pasamos. Está dedicada a Nuestra Señora, del siglo XVII


Y vemos el campanario


Subimos un poco más


A mano derecha, unas casas de estilo montañés de entre los siglos XVII y XVIII. Arroyo es mencionado por primera vez en el año 1503 según documento del Cartulario de Santillana. Se sabe tuvo un procurador para llevar sus cuentas


Magnífico portalón


El ascenso se suaviza


Y en este cruce seguiremos a la izquierda


La ruta sigue de frente


Cuetos y colinas. Entre Arroyo y el mar hubo un pueblo, Morteo, del que solo quedan ruinas


Pasamos junto a estas cuadras


Cruce de caminos


Tomaremos el de más a la derecha


Fijándonos en las flechas amarillas pasaremos junto a este silo


Pasamos junto a la última casa de Arrroyo


Y tomamos esta senda


Bifurcación y a la izquiera


Por esta corta cuesta


Y pronto comenzaremos a descender en Las Piñeras, al pueblo de Oreña, entrando ya aquí en términos del municipio del Alfoz de Lloredo


Oreña está en un valle, fromado por el Regato de Rogería, al sur del marino Puerto Calderón y bajo el Cueto de Milazón (156 mts.). Más allá son los montes de Entrecuetos. Los Canales, Valpudiente, El Sel...


La Via Marítima de Agripa, itinerario costero de origen romano que aprovecha a su vez pasos naturales anteriores, es el trazado viario que sirvió de base al Camino Norte de Santiago


El largo valle de Oreña se extiende hacia el oeste


A la derecha y solitaria sobre una colina hallamos la iglesia de San Pedro de Oreña, edificada entre los años 1577 y 1608 para agrandar un santuario anterior. Está en una impresionante atalaya natural desde la que se divisan la Sierra del Escudo, Cuera y los Picos de Europa
 

Se sabe que ya en el año 1111 existía en este lugar una capilla, de la que se conserva una de las puertas. Un documento de aquel año nos informa que la reina Urraca cedió a la Iglesia sus posesiones en la zona a condición de que se orase por el alma de su padre. Es entonces cuando se construye la torre y se abre una segunda puerta. El templo fue restaurado en 1956 tras las destrucciones de la guerra civil


A sus pies el valle del Regato de Rogería 


Por allí, a sus pies y a la izquierda, vemos la carretera CA-134 en el barrio de San Roque, rumbo a Caborredondo. Más cerca, aquí abajo, está el Palacio de Quintana, solar que fue de personajes de la nobleza como Pedro González de Barreda y Barreda Bracho, condenados a seis años de destierro y 600 maravedís por ruido y pendencia contra Juan Calderón Guevara, señor del territorio


De momento nosotros bajamos a Oreña, hacia el barrio de Viallán


Suave descenso entre prados abiertos


Forma parte histórica Oreña de este municipio de Alfoz de Lloredo, poblado desde el Paleolítico y con varias cavernas prehistóricas localizadas en sus términos, donde han sido hallados diversos útiles además de muestras de arte rupestre



El Alfoz de Lloredo, topónimo relacionado con los arbustos de laurel, forma parte desde el siglo X de la Asturias de Santillana y en 1351 se sabe, gracias al Libro de las Beheterías, que tenían la potestad de poder elegir a su señor y estaban amparados por la supervisión real para impartir justicia, si bien en 1444 se acabó con esta situación al ejercer Diego Hurtado de Mendoza, duque del Infantado, un dominino total sobre la comarca


Entre las casas sigue el Camino, subiendo a la iglesia y, poco más allá, la carretera


Existe el dicho popular Si oyes la cuevona de Oreña unce los "bueis" y vete a por leña., relacionado con que si ruge el eco del mar en las cuevas del lugar es señal que va a hacer mal tiempo y habrá que buscar leña para alimentar el fuego del hogar


La más importante de esas cuevas es la llamada Cueva de Cualventi en el barrio de Perelada, cuyos primeros hallazgos fueron publicados en 1877 por González de Linares y J. Calderón de Cueva llamándola Cueva de Oreña o de Royales, excavándose cien años después y encontrándose conchas marinas, los concheros cantábricos, base alimenticia hace milenios en este litoral, así como objetos de bronce, lo que evidenciaría un asentamiento desde la Prehistoria hasta la alta Edad Media


Hay en la actualidad varios alojamientos dedicados al turismo rural


La población se extiende de este a oeste siguiendo la línea del valle


La iglesia domina el municipio


Hacia ella sube el Camino, rumbo a los barrios más occidentales, al otro lado de ese cueto


Suave descenso entre prados abiertos, fruto de la concentración parcelaria de los años 70 del siglo XX, cuando se formó la cooperativa de Oreña


Bajamos paso a paso disfrutando de esta hermosa vista


A nuestra derecha otra perspectiva del Palacio de Quintana, casa-torre que fue de los Bárcena Bracho, cercana a la venerada ermita de la Virgen de Guía. Arriba la iglesia


Llegamos a los campos llanos del valle


La Roblera


Vemos el Camino, subiendo a la iglesia


Pero primero atravesaremos Oreña


Ganadería caballar


Silos


Entramos en el pueblo


Muros de piedra cerrando una finca


Seguimos todo en recto


Muchas casas de labranza han sido restauradas y reformadas


A lo lejos el monte Entrecuetos (149 mts.)


Hortensias y setos


Y llegamos al puente


Puente sobre el río Rogería


Ribera canalizada para evitar las riadas


Fauna fluvial


Patos en la orilla


Perfecto albergue


Cruzando el puente llegamos a un pequeño parque, es la Plaza la Fuentona, espacio rehabilitado y reperado en el año 2005 con fuente, árboles papeleras, bancos y mesas de madera, juegos infantiles..


Vamos a visitarla
 

 Fuente y monolito



Placa conmemorativa


Un lugar perfecto para descansar, sacando el bocadillo y la cantimplora o la bota de rico vino


Puente y río desde La Fuentona


Por allí sigue la ruta


El Camino junto a La Fuentona


Camino que continuará hacia aquel cruce, en el que iremos a la derecha


Siguiendo las señales


Vista atrás


Vista adelante



Aquí hay también un letrero dedicado a los peregrinos


Aquí se nos informa de la distancia a Santiago (521 kms) y a Santo Toribio de Liébana, otra histórica ruta de peregrinaciones


Luego llegamos a la citada encrucijada con una farola en medio


Las señales nos orientan a la derecha


Placa dedicada a Jesús Gutiérrez Ruiz, Chucho. recordado vecino


Seguimos ruta



Pasando frente a estas casas


Y siguiendo adelante


Hacia el siguiente cruce


Iremos por el camino que sigue de frente a la izquierda


Por aquí


Pasando al pie de estos muros


Todo de frente


Cruce y de frente hacia la urbanización de apartamentos del fondo


Sigamos las señales


Pasamos detrás de la escuela


Y salimos a campo abierto, bajo el Cueto de Milazón


En esa bifurcación subiremos a la derecha


Y empezamos a subir


Mojón xacobeo


Vamos hacia aquella nave ganadera


A nuestra derecha la casa-torre del Palacio de Quintana y la bajada desde Arroyo


Pasamos la nave y seguimos cuesta arriba


A la derecha las casas de la carretera


Y junto a la CA-131 una hermosa quinta


Subimos a la iglesia de San Pedro de Oreña


Abajo a la izquierda San Roque


Allí está la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, construida en 1925 y dedicada a honrar la memoria de don Gaspar de Oreña y doña María Antonia de la Guerra por sus hijos


Cuando se quemó la iglesia de San Pedro en la Guerra Civil hizo luego esta de parroquial hasta la restauración de la otra en 1956


Fue reformada en 1985 y en el 2013 la Asociación San Tito solicita su rehabilitación para usos litúrgicos y vecinales, local de reunión, sala de exposiciones, teatro y archivo histórico


Y coronando el alto llegamos al campo de la iglesia parroquial de San Pedro de Oreña. Desde allí arriba contemplaremos un soberbio paisaje, desde el Mar Cantábrico a Los Picos de Europa, antes de bajar a Caborredondo, otro de los barrios de Oreña