Eres el Peregrino Número

lunes, 30 de octubre de 2017

EN LA RÍA DE TRETO (1): DE LAREDO A COLINDRES, LA CASA DONDE RESIDIÓ SIMÓN BOLÍVAR (CANTABRIA)

Bifurcación en Laredo. A la izquierda se va a Colindres, llegando primeramente a la casa donde residió Simón Bolívar
Los diferentes caminos señalizados de las variantes del Camino Norte que confluyen en Laredo viniendo de Liendo se ha unido en la calle Revellón y en La Puebla Vieja llegan al Ayuntamiento Viejo, donde volverán a separarse en dos, aquí, ante la Plazade la Constitución: uno sigue a la derecha por la calle López Seña al fondo para recorrer todo el Paseo Martímo de La Salvé, la Playa de Laredo, hasta su extremo oeste en El Puntal, pasando a Santoña en el servicio regular de barcas allí existente. El otro uno sigue de frente a la izquierda por la Avenida Duque de Ahumada, en ruta al sur, dirigiéndose a rodear la Ría de Treto: es el antiguo Camino a Castilla que partía de aquí, donde antes estaba el puerto medieval del siglo XIII, la desembocadura del río Bario (hoy canalizado y subterráneo) y la Puerta del Mar en la antigua muralla medieval. Era el seguido por los peregrinos que no querían subirse a las entonces frágiles embarcaciones de las barquerías, pero era y es bastante largo pues desde aquí va a Colindres, cruza el río Asón por el Puente de Treto y luego recorrerá el litoral del estuario del mismo nombre, la Ría de Treto, por el sur a lo largo de poblaciones como Adal, Cicero y Bárcena para allí tomar dirección norte por Escalante para enlazar en Argoños (o en Noja) con el que viene de Santoña. Este es el que vamos a seguir en esta ocasión


Tomamos pues la calle de la izquierda, dejando a la derecha la Plaza de la Constitución y dirigiéndonos a la Plaza de Cachupín


En esta bifurcación  seguiremos a la derecha, hacia la Oficina de Turismo


Este hermoso edificio porticado que vemos arriba a la izquierda es la Casa-Palacio de Zarauz


Fue desde 1737 vivienda del militar, navegante y naviero Benito Zarauz. Su aspecto actual es futo de la reconstrucción de 1816, tras la invasión napoleónica. En su interior queda parte de la Puerta de la Mar, una de las puertas medievales de la antigua muralla


Blasón en el que predominan los motivos militares


Aquí antes estaba el puerto medieval, desembocaba el río Berio y partía el Camino a Castilla por la citada Puerta de la Mar. A finales del XIX fueron terrenos ganados al mar para hacer el Ensanche de Laredo, la nueva población, trasladándose el puerto y desapareciendo definitivamente las murallas aquí emplazadas


Una concha en la oficina de información turística nos indica el camino a seguir


Y llegamos ante otro edificio notable, la Casa-torre del Hoyo o de Vélez Cachupín, adquirida en el siglo XVII  por el capitán Don Juan García del Hoyo Alvarado y Escalante. En el siglo XVIII pasó a la familia Vélez Cachupín, primeramente a Don Tomás, capitán general de Nuevo México, y más tarde a Modesta Vélez Cachupín, "La Cachupina" en el siglo XIX. Esta familia acogió a Simón Bolivar, destacadísima figura fundamental de la independencia de las repúblicas americanas, durante sus estancias en Laredo. La casa se situaba fuera de la villa medieval, junto a la muralla del antiguo Puerto Chico y al lado de la Puerta del Mar o del Arenal, junto al antiguo puerto desaparecido, en el que siglos atrás había desembarcado Carlos V


El escudo blasonado presenta las armas de los García del Hoyo, Escalante y Alvarado Mori



Con la estación de autobuses de frente tomamos a la derecha la Avenida Duque de Ahumada, siguiendo la Alameda Manuel Llano


Es la prolongación de la carretera N-634 hacia la calle El Pelegrín. Todos estos terrenos fueron ganados al mar, como hemos dicho, en el siglo XIX, ganándose espacios para la nueva población que se iría extendiendo más allá del núcleo medieval, en un proceso de ensanche urbanístico similar al de otras muchas villas y ciudades en aquel tiempo. A la derecha vemos el Ayuntamiento de Laredo y seguidamente el Juzgado


Arriba, en lo alto, divisamos la Torre de Laredo


Se construyó, con proyecto del arquitecto Manuel Bringas Camino, en el año 1958 donde había una torre señorial, la del Castillo del Pedregal, nombre de este lugar de Las Arenosas, del año 1656, levantada donde estaba el Molino de Viento, un estratégico enclave que fue donde unos años antes, en 1639, los franceses del Obispo de Burdeos Henri d'Escoubleau de Sourdis, al mando del Arme du Ponant, se habían emplazado disponiendo sus tropas para atacar Laredo durante los episodios de la Guerra de los Treinta Años. Escarmentados por aquella batalla los españoles decidieron luego edificar el desaparecido castillo


Se trata de una torre dodecagonal, de apartamentos, hecha antes que existiesen siquiera planes urbanísticos, cuando Laredo estaba comenzando a experimentar esa expansión constructiva rápida e inusitada con el tremendo despegue turístico de la población


Caminamos por la Alameda Manuel Llano


A la izquierda, al otro lado de la calle, la bolera municipal El Corro y las intalaciones de la Universidad de Verano-Universidad de Cantabria


Alameda y Juzgado. Más allá se alzan los altos edificios que se extienden hacia El Sable y El Puntal hacia la Playa la Salvé


A la izquierda, bajo La Torre de Laredo y La Arenosa, el IES Bernardino de Escalante


Llegamos a una rotonda


La bordeamos dirigiéndonos siempre de frente por esta avenida


Vemos al fondo el Polideportivo Emilio Amavisca y el campo de fútbol San Lorenzo


Vamos por la Alameda del Bosque, de frente al Polideportivo II


A la izquierda el Polideportivo Emilio Amavisca y el campo San Lorenzo, donde juega la Sociedad Deportiva Laredo, llamado Charles por su nombre original: Sociedad Deportiva Charlestón, equipo fundado en 1927 sucediendo a otro pionero, el Olimpia, fundado en 1918 y que se había disuelto por motivos económicos



Los primeros directivos fueron Florencio López, Pedro Vallejo, Ramón Portero, Ricardo Alesanco, José Luis Ulacia, Jesús Lain, Paco Ramos, Arsenio Senderos, Julián Gutiérrez y Jesús Suárez Olea, y como jugadores a los siguientes: Como porteros a Senderos y Paco Ramos. Defensas: Cailo Rasines, Jesús Lain, Iñarra, H. Oruña y Fidel. Medios: Vicente Fernandez, Agapito Laya  y Jose Luis Ulacia, y delanteros: Emilio lanuse, M. Puente "Chirri", Chelín López, Gerardo Baranda (Chisu), Julio Aparicio, Pepe Bustamante, R. Lanuse  y Manuel López. Luego llegaron Barreno como portero, Pin Suárez Olea y Faustino Palacios. Y más adelante habría otros jugadores míticos como Pedro Hoyo, Basilio, El Zurdo, Eusebio Nates, Félix López, Chuchito, Tomás Gutiérrez, etc.etc.etc.


Y este es el CEIP Villa del Mar. Aquí estuvo antaño la capilla de San Lorenzo El Nuevo, desaparecida hace años, inspirada en la de Nuestra Señora de Belén, que existe un poco más allá, en esta misma ruta, y que veremos prontamente


Barrio El Pelegrín, topónimo de un antiguo apellido ilustre, pues el clérigo Pelegrín, señor de Santa María del Puerto (Santoña), aparece como repoblador de Laredo al otorgar el rey Alfonso VIII la Carta Puebla en el año 1200. Por aquí nos dirigimos hacia el cuartel de la G.Civil


El Pelegrín es también un río que de vez en cuando provoca inundaciones en esta zona de Laredo, bajo las estribaciones del Pico El Hacha


Seguimos rectos calle adelante


Según salimos del casco urbano empezamos a ver huertas, prados y parcelas


Algunas quintas y viviendas unifamiliares


Bar El Pelegrín


Vegas de El Pelegrín


Todo recto acera adelante



Más huertas y rosaleda


Antigua cantera


Campos de flores


Suele haber bastante tráfico en nuestro camino a Colindres por esta carretera N-634


Pero hay buena acera para el cómodo paso de viandantes


Villa Gregoria, barrio de Las Casillas


 Placa del barrio


Entrada de Villa Gregoria


Sigue la larga recta de la carretera


Las quintas son testimonio del secular uso residencial de estos terrenos


Y las antiguas casas de labranza el pasado rural en esta zona de expansión urbana de Laredo


A la izquierda algunos chalets


A la derecha los edificios de El Puntal, al otro lado, frente al arenal de La Salvé, que no vemos desde aquí. A lo lejos el Monte Buciero, en Santoña


Ahora llegamos a La Pesquera, otro barrio de Laredo


Topónimo relacionado con las pesquerías


Quinta en La Pesquera


El Chalet Belén


Aquí tenemos un puente


Puente sobre el río Mantilla


Viendo el río que va a desembocar a La Salvé


Llegamos ahora a Villa Rosa


Y seguimos de frente


Fila de casas a la izquierda


Y fila a la derecha


Hacia aquella colonia de chalets


Pero antes veremos a la izquierda la iglesia de Nuestra Señora de Belén, erigida en los años 20 del siglo XX por María Bernales en memoria de su hermana Belén y de su padre Pablo Bernales, por lo que fue consagrada bajo la advocación de la Virgen de Belén y de San Pablo e inaugurada el 27 de julio de 1927. Un retablo de la Virgen de Belén se encuentra en la iglesia de la Asunción de Laredo, pero no tiene una relación directa con este templo


Fue su maestro de obras Gustavo Cantoya, la carpintería Manuel Paradelo, y la albañilería Policarpio Fernández. Su obra, tal vez sus planos, inspiraron a la desaparecida de San Lorenzo, de la que hemos hablado hace un momento. El presupuesto fue de 8.800 pesetas


Civilmente La Pesquera pertenece a Laredo pero eclesiásticamente a Colindres, en concreto era el río Mantilla la divisoria, lo que ocasionaba de vez en cuando algún problema en cuestiones como los lugares de enterramiento y otras rivalidades parroquiales


Fueron párrocos Don Gregorio Rebollo y Don Guillermo Altuna, quien llegó en 1956 dando un gran impulso al lugar, pues muchos fieles laredanos acudían a sus oficios religiosos, dada su personalidad y que venía de la parroquial de la Asunción, por lo que era ya bien conocido. Traía a las fiestas, Nuestra Señora de Belén en mayo y San Pablo en agosto, rondallas y bailes que alegraban las romerías


 El traslado de Don Guillermo a Santander acabó con aquel periodo de esplendor por lo que se hicieron gestiones para que el templo siguiese activo, lográndose que un fraile del cercano monasterio de Montehano, viniese a dar misas. Se dice se desplazaba andando y descalzo hasta aquí. Luego llegaría Don Benito, párroco de Colindres


Al lado hay una antigua cantera


Atrás, un gran mural señala la entrada en Laredo


 Desde la iglesia de Nuestra Señora de Belén sigue el Camino por la N-634


Pasamos junto a la colonia de chalets


Y continuamo junto a los aparcamientos del área comercial


En esta rotonda de enlace con la Aytovía del Cantábrico vemos un monumento. Al fondo Pico Redondo (768 mts.), sobre el valle de Guriezo



Monumento que representa unas gaviotas volando, motivos marinos de estas villas costeras


Pasamos por el aparcamiento de un gran centro comercial


Y llegamos a esta rotonda, que vamos a bordear


Estamos en el barrio El Callejo


Seguimos tomando la N-634 pero aquí vamos a cruzarla, viendo ya a lo lejos Colindres


Vamos pues al otro lado por este paso de peatones


Y tomamos la calle Wenceslao López Albo, por el histórico Camino Real que enlazaba la meseta y la costa, llegando a estos puertos el trigo y la lana de Castilla para transportarla en barco al norte de Europa. Este fue el camino que siguió Carlos I de España y V de Alemania cuando, tras desembarcar en Laredo, iba de retiro al Monasterio de Yuste, allá por el año 1556. Venía de abdicar en Bruselas en favor de su hijo Felipe II los reinos de España y los estados de la Casa de Borgoña con las Indias, Cerdeña, Nápoles, Sicilia, Milán, los Países Bajos y el Franco Condado, además de una gran bancarrota por las campañas militares


El Camino Real de Castilla se unía en Colindres con el Camino Real de la Costa, aprovechado por los peregrinos xacobeos y origen del ahora llamado Camino Norte de Santiago


Pasamos detrás de la gasolinera


Ya en un espacio netamente rural


Llegamos a un cruce bajo las canteras y vamos a la izquierda


Pasando bajo el túnel de la Autovía del Cantábrico (A-8)


En la siguiente bifurcación hemos de ir a la derecha, bajo La Peña de San Vicente


Atentos a la flecha


Y empezamos a subir


Entre los muros de grandes fincas del Camino Real

Nos detenemos en estas ruinas


Y vemos abajo Colindres, al otro lado de la autovía


Colindres, población mencionada por primera vez en el Cartulario de Santa María del Puerto (Santoña), en el año 805, en el que se hace referencia al concejo de homes buenos de esta villa de Colindres, cuyo origen fácilmente estaría en el entorno de un monasterio, el de San Jorge y de San Juan, donado en el siglo XI al citado de Santa María del Puerto, actual Santoña, si bien el lugar, con asentamientos romanos, estaba al menos poblado desde el Neolítico. Viene a dividirse popularmente entre Colindres de arriba, los barrios históricos, y Colindres de Abajo, la zona nueva, esta que estamos viendo, hoy separados por esta autovía bajo la que pronto volveremos a pasar para ir al famoso Puente de Treto, sobre la ría de este nombre