Eres el Peregrino Número

domingo, 26 de noviembre de 2017

LA PEDROSA: GALIZANO. ENTRE LA COSTA Y EL INTERIOR

Paisaje de La Pedrosa con la iglesia de Galizano al fondo
Cruce en Galizano viniendo de la iglesia
 Cuando el Camino llega a Galizano, municipio de Ribamontán al Mar, procedente de Güemes o de Ajo, sigue la ruta abriéndose en variantes, todas más o menos señalizadas. Aquí, justo después de la iglesia de la Asunción, la ruta xacobea se dirige a las playas en lo que sería una variante que enlazaría por la senda costera. Para ello tomaríamos la ruta de la derecha


No obstante, si queremos ir por el interior, enlazando con otro camino que se ha separado de este antes de llegar a la iglesia, iríamos a la izquierda. Ambas rutas se reunirán en Somo, unos ocho kilómetros más allá, para seguir a Santander, bien cruzando la bahía en lancha o bien rodeándola hacia Pedreña, Elechas, Pontejos y El Astillero


Estamos en la calle de La Iglesia, que nos dirige al barrio de La Pedrosa


Este barrio de Galizano conserva muchas casas de estilo tradicional, algunas muy bien restauradas


Admiramos su arquitectura


En el siguiente cruce es todo de frente


Placa de la calle


Encrucijada y a la izquierda


Esta fachada posterior de un caserón de piedra presenta numerosas ventanas picudas, así como una puerta. Muy deo gusto gótico




A la derecha buena balconada y arco de acceso de medio punto


Balcones y cortafuegos


A lo lejos El Soto y Langre


A lo lejos el Cabo Galizano, con sus acantilados, que cierra la Playa de Langre. Por allí va el otro camino, el de la senda costera a Somo


Más cerca El Soto


Aquí vamos a ir a la izquierda


Hay buena acera


Campos por donde discurre el arroyo de Aguas Rondas


En la distancia la Sierra de Cabarga con el Pico Llen, al sur de la Bahía de Santander


Pasamos a la derecha de estas casas


Es una zona eminentemente rural, a diferencia de otras de Galizano, más residenciales y turísticas


Bifurcación y a la derecha


Campos verdes de La Pedrosa


Otro estupendo caserón


Con un blasón en la clave de su arco de ingreso


Caminamos ante la fachada principal


Y por aquella línea de chalets viene el camino del interior, que sale justo antes de llegar a la iglesia, procedente


Aquí se forman buenas charcas, de ahí viene la abundancia del topónimo La Llama, relativo a lodazal o barrizal


En este cruce se unen los dos caminos, para ir a la derecha, en la ruta a Somo