Eres el Peregrino Número

sábado, 24 de febrero de 2018

LIAÑO, BIFURCACIÓN A GUARNIZO Y AL PUENTE DE SOLÍA: EL GRAN RODEO DE LA BAHÍA DE SANTANDER (5)

Liaño en el Camino. Al sur de la Bahía de Santander y de Guarnizo (El Astillero)
Viniendo de  San Salvador, Santiago, Heras, Sobemazas y Solares, poblaciones del municipio de Medio Cudeyo, han entrado los peregrinos en el municipio de Villaescusa siguiendo una ruta es empleada tradicionalmente por aquellos peregrinos que, no queriendo realizar la singladura por la Bahía de Santander en las endebles embarcaciones de antaño, pagando además pasaje, la rodeaban por la parte más exterior, bordeando también todos los estuarios que la forman y sus marismas, realizando un gran rodeo. Esta ruta está, en el momento de escribir esta entrada de blog, parcamente señalizada. La nueva señalización oficial se ha centrado en una variante que rodea la bahía por una zona más cercana a la ribera y esta, pese a su belleza, no se ha cuidado tanto, desapareciendo además en buena parte de las guías. Tal vez incluso haya sido desoficializada, pues no se han repuesto los postes y letreros indicadores desaparecidos. Quizás su larga distancia la ha relegado pese a su tradición histórica. Sea como fuere nosotros la hemos recorrido y estas son las entradas de blog a ella dedicadas


Así, al entrar en el municipio de Villaescusa llegaremos a este cruce de caminos, donde nos orientaremos por las señales que hay enfrente


Realmente las dos indicaciones aquí puestas nos indican el mismo destino, el albergue de Nuestra Señora de Muslera, en Guarnizo. A la derecha bajaríamos directamente hacia allí, cruzando la Ría de Solía por el puente allí existente y pasando al municipio de El Astillero. De frente seguiríamos el trazado original del Camino, el empleado por los peregrinos y viajeros de la antigüedad para cruzar ese estuario algo más arriba, por el viejo puente allí existente y seguir hacia Santander, si bien también con un ramal por el que podemos desviarnos por la Vía Verde de Cabárceno para ir al citado albergue de Muslera


Nosotros en este caso vamos a ir de frente, por la ladera norte de Peña Cabarga, exactamente estamos en las inmediaciones del lugar de Socabarga, que significa literalmente debajo de Cabarga, y que pertenece a la localidad de Liaño


Estamos en las inmediaciones de Las Fraguas, topónimo relacionado con las antiguas minas de hierro de la sierra, explotadas ya por cántabros y romanos y que a partir del siglo XVIII, y máxime en el XIX y buena parte del XX, fueron explotadas industrialmente, hacieéndose cargaderos de mineral, planos inclinados y ferrocarriles mineros


A lo lejos los montes de Coto Mayor (309 m.), estribaciones occidentales de Peña Cabarga


Las Fraguas


Por esta ladera baja el arroyo de La Teja a verter sus aguas a la Ría de Solía


Vemos a lo lejos, al norte, algunas poblaciones de la bahía. En primer término Guarnizo (El Astillero) y en la distancia Maliaño y Muriedas (Camargo)


Y esta es la Ría de Solía, con Santa Rosa abajo y enfrente Guarnizo. Uno de los estuarios que forman la Ría del Astillero y esta a la vez una de las que componen la Bahía de Santander. A la izquierda vemos el edificio e instalaciones de Electra de Viesgo. A sus pies se unen el ramal que hemos dejado atrás y que  baja desde el cruce y la opción que, cuando lleguemos a la iglesia de Liaño también nos permitirá ir al albergue de peregrinos o a cualquier otro alojamiento de la población. Delante de los chalets vemos la senda fluvial de ese otro camino


A la izquierda del edificio de Electra del Viesgo vemos el camino que sube a la iglesia y albergue de Nuestra Señora de Muslera


Más al oeste están los polígonos industriales de Morero y de Guarnizo. Entre ellos y las casas de Juntavía continúa el otro itinerario rumbo a El Pilar


Nueva vista de la ría y Guarnizo


Camperas de Socabarga


Por las casas del fondo subiremos dentro de muy poco


A la izquierda el Alto de Castil Negro (455 m.)


Pasamos estas ruinas


Y continuamos en Socabarga, viendo allí La Posta, un topónimo relacionado con antiguas paradas de postas en el Camino


Allí divisamos ya la iglesia


Bifurcación y a la derecha, ante el Alto de Castil Negro


Subimos un poco


Y llegamos a la iglesia de Nuestra Señora de Socabarga


Templo del siglo XVI reformado en el XVIII, destruido en la Guerra Civil y reconstruido en 1951. La Virgen de Socabarga es la patrona del Valle de Villaescusa y su talla original fue destruida en aquel conflicto, sustituyéndose por una nueva


Con motivo de su reconstrucción el obispo Don José Equino y Treto condeció cien días de indulgencia "a los que en cualquier tiempo, dentro o fuera del Santuario, recen una salve y pidan remedio de sus dolencias y socorro de sus necesidades". La romería se celebra el 8 de septiembre


Portada de arco de medio punto, característica del siglo XVI


Enfrente sigue el Camino


Más allá de los tejados divisamos bien la Ría de El Astillero


Allí está el puente de Pontejos, uniendo los municipìos de Marina de Cudeyo y El Astillero, inaugurado en 1966. Antaño se pasaba en lancha. Por allí viene el otro camino costero desde Somo, Pedreña y Elechas. Al fondo Santander y su bahía


En medio Parayas, naves industriales y pequeña serranía boscosa con alguna nave industrial en la orilla, zona de Punta de Las Palomas. A la derecha asoma el puerto deportivo y el principio de las pistas del Aeropuerto de Santander-Seve Ballesteros


Y esta es la Casona de Socabarga, de mediados del siglo XVIII


Este es su escudo


Ventana adintelada y labrada mirando al Camino


Atrás ha quedado ya la iglesia


Llegamos a esta explanada


Fuente de la Posta, de 1914, restaurada


Por allí va la ruta


Junta Vecinal


Chalets al fondo


Atención pues pronto nos desviamos


En este cruce a la izquierda


Subimos un poco


Y llegamos a otro cruce


Iremos a la derecha


Pasando delante de esta casa


Y a la derecha de esta otra


Bajamos un poco


Nueva vista de los polígonos industriales de Guarnizo


Guarnizo a nuestra derecha


El Astillero, con las grúas de los astilleros que le dieron nombre. En la distancia la Sierra de Parayas y Santander


Guarnizo y más allá Maliaño y Muriedas, municipio de Camargo, bajo los altos de Peñacastillo, donde un ramal irá a Santander y otro seguirá de frente, saliendo de la ciudad, hacia Santa Cruz de Bezana, Mompía y Boo de Piélagos


Abajo Barrio Nuevo, en Liaño. Desde la iglesia una opción irá al albergue de Muslera por la vía verde del antiguo ferrocarril minero allí existente. A la derecha la chimenea de la antigua fábrica de EXIMISA, que realizaba el proceso de sinterización o moledado y preparación de las piezas de hierro extraídas con el mineral de las antiguas explotaciones férricas de la zona, con vistas a transportarlas posteriormente a los altos hornos


Filas de árboles


Hermoso paseo


Praderías en la ladera


Mies de la Tejera


Guarnizo y Electra de Viesgo


La ría y la bahía


Pontejos


Depósito de agua


Gran paisaje y buena vista


El Astillero y Guarnizo a lo lejos


Y Pontejos


Más allá de las grúas la Ría de Bóo o del Carmen, con Parayas detrás y el Puerto de Santander


El Astillero y a la izquierda de la Sierra de Parayas el Alto Maliaño, por donde sube uno de los itinerarios de los dos en que se divide tras cruzar el puente de Pontejos el camino más ribereño, al entrar en El Astillero


Guarnizo y la Ría de Solía. Justo a la izquierda de la foto vemos el albergue de Muslera. Si desde Liaño queremos ir allí pasaremos al pie de las instalaciones eléctricas por la vía verde, justo en el lugar donde estuvo el Real Astillero de Guarnizo, que construyó barcos para la Flota de Indias de Felipe II. Con el tiempo los astilleros fueron trasladándose al actual emplazamiento


Ahora, a la derecha de la foto, veremos en una colina la iglesia de Nuestra Señora de Muslera donde, en su cabecera, está el albergue de peregrinos, antigua Residencia de los Intendentes del Real Astillero de Guarnizo. A lo lejos La Peña, en Peñacastillo, donde estuvo el castro antecesor de la fundación de Santander


Naves de los polígonos de Guarnizo y barrio de Juntavía. En la colina Rivas y San Camilo. Más allá Revilla, por donde sigue nuestro periplo a Santander


Cruce y a la derecha


Buen observador y vigilante


Bajamos


Un poco de bosquete


Caminamos en llano


Precioso trayecto


A lo lejos unas casas


La Cotera, otro de los barrios de Liaño


Asiento de piedra...


Sigue la ruta


Arboleda


Entrando en La Cotera


Todo de frente


Iniciamos una subida


Primeras casas de La Cotera


Curva a la derecha


Sigue la subida


Atención al fondo


Pues en este cruce iremos a la izquierda


Por aquí


Atravesando La Cotera


Acera y farolas


Casas de campo


Alguien nos contempla pasando...


Campos de La Cotera


Más vistas del valle


Vemos mejor ahora las ruinas de EXIMISA, empresa que funcionó entre los años 1956 y 1964, exportando a los altos hornos de Alemania sus productos de hierro, el cual se cargaba en el llamado Puente de los Ingleses. A sus pies la vía verde del antiguo tren minero nos llevará, si lo deseamos, de la iglesia de Liaño a Muslera (Guarnizo)


Pasamos delante de las casas


Y bajo la torre de alta tensión


De frente una encrucijada de caminos


Tomamos el de la izquierda


Por aquí


A la derecha el monte de La Muñeca (119 m.)


Por allí sigue el Camino


Curva al pie de La Muñeca


Y esta es la Fuente de Santa Ana


Fuente y lavadero


Su entorno ha sido adecentado y recuperado


Debe su nombre a la ermita de esta advocación, situada en las cercanías


Desde la fuente seguimos andando


Hacia el centro de Liaño


Paramos a hacer más fotos


Y caminamos entre las casas


Curva a la derecha


Otra suave cuesta abajo


Y llegamos al barrio de San Juan, donde está la iglesia de esta advocación


Iglesia de San Juan Bautista de Liaño, hacia donde nos encaminamos


Confluencia de caminos


Viejo carro


Sus contrafuertes delatan su origen artístico gótico


No en vano es una iglesia del siglo XVI sumamente reformada en 1970


Pasamos al lado de su fachada sur


Y desde el campo de la iglesia, una gran explanada asfaltada en una encrucijada, iremos hacia la derecha


Donde hay una bifurcación señalizada con un mapa


Desde aquí podríamos seguir el camino a Santander por el histórico Puente de Solía o desviarnos por la vía verde para ir a Guarnizo


A Santander aún nos aguardan más de 20 kilómetros y al albergue 2,5 largos...


Este es el mapa de situación


Pasamos ahora a explicar ambos trayectos, que se unirán de nuevo no muy lejos de aquí, en la Estación de Guarnizo...

1) CAMINO DE LIAÑO AL ALBERGUE DE MUSLERA:


En este caso vamos a bajar desde el letrero a la derecha


Por el barrio de San Juan


Vamos al fondo del valle


Vamos al barrio de La Estación, atravesado por la vía verde


Seguimos la bajada


Los Morales


Parcelas y chalets


Cruce y a la izquierda, junto a las urbanizaciones


Pasamos junto al consultorio médico


Y en este cruce iremos a la derecha


La calle formaba parte de una de aquellas desaparecidas vías férreas entre las minas de hierro, los lavaderos del mineral y los embarcaderos de la producción en estas rías. Este en concreto parte de Ontaneda, a la entrada misma del Parque de la Naturaleza de Cabárceno y llega al parque de La Cantábrica, en El Astillero, antigua refinería


Seguimos por la ancha acera


Cruce y vamos rectos de frente, junto al aparcamiento detrás de la gasolinera


Esta es la Vía Verde de Villaescusa, solo para peatones y ciclistas


Chalets con terreno


Bancos para sentarse


Peatones a los lados y ciclistas por el medio


Urbanización Torremonte


Casas de la carretera


Pasamos detrás de la marquesina del autobús


Y llegamos a la carretera CA-142


Siguiendo por esta vereda


En el semáforo cruzaremos la carretera


Pasamos al otro lado


Y seguimos por la otra acera


De nuevo vemos con alegría a "nuestras amigas" las flechas amarillas


Confirman que vamos por el itinerario correcto, siempre por la vía verde


Barrio de Santa Ana


Ruinas industriales


Nos acercamos a la ya mencionada factoría de EXIMISA, en ruinas


Hacia ella va la vía verde


Junto a la gran chimenea, testigo mudo del paso del tiempo


Y seguimos avanzando


Casas de la carretera


Nave de carpintería en La Hoya


Zona de ejercicios gimnásticos


Una casa


Zona de meriendas y juegos infantiles


Cruce y de frente en Las Portillas


Zona de descanso


Pasamos bajo el puente de la carretera


Sigue la vía verde


Y pasamos bajo otro puente, este de la S-30, la Ronda de la Bahía, oficialmente Autovía Ronda de la Bahía de Santander


A lo lejos el puente ferroviario, actualmente peatonal, sobre la Ría de Solía


El trazado sigue dibujando una larga recta


Viendo a lo lejos las ya mencionadas instalaciones de Electra del Viesgo


Hacia allí vamos


A nuestra izquierda la iglesia de Nuestra Señora de Muslera, ya en Guarnizo, municipio de El Astillero, cuyo origen están en un antiguo santuario del que nada se conserva, construido sobre esta colina y llamado Nuestra Señora de Sobelías, pasando a ser de Muslera cuando una imagen de esta advocación vino acá desde una iglesia que había en Pontejos. Esas primeras referencias son del siglo IX cuando Ordoño I lo dona a la diócesis de Oviedo, si bien es verdad que todos los documentos de esa época están en entredicho pues parecen ser las extrapolaciones hechas en tiempos posteriores por el obispo ovetense Pelayo, no sabiéndose tampoco ciertamente si esa mención en el famoso Liber Testamentorum se refiere a esta o a la mencionada iglesia de Pontejos


Otros documentos posteriores nos hablan de la cesión de esta iglesia por parte de Sancho II en el año 1068 a la diócesis de Oca junto con la de Nuestra Señora de Latas, lo cual no deja de llamarnos la atención, pues es otro de los templos marianos de peregrinación en torno a la Bahía de Santander, este en concreto al que se encomendaban quienes se decidían a la singladura marítima de la misma. En 1184 pasaría a la diócesis de Burgos con las iglesias de las Asturias de Santillana, territorio que abarcaría desde aquí a las Asturias de Oviedo. Luego en 1419 los frailes jerónimos de Monte Corbán se establecen aquí pero esta dependencia ocasiona varios pleitos con la vecindad de Guarnizo, no contenta con su presencia. El albergue, a su derecha ocupa el edificio que fue la Residencia de los Intendentes del Real Astillero de Guarnizo, construido a finales del siglo XVII y que en su origen disponía de dos cuerpos con dos plantas rematados con pirámides con bolas, siendo todo ello reformado en el siglo 1748 cuando se añadió un tercer cuerpo adosado. En 1948 la entonces Diputación de Santander inauguró allí el Museo del Real Astillero de Guarnizo previa petición del Centro de Estudios Montañeses, donde estuvo veinte años, pues en 1968 fue cerrado y sus piezas llevadas al Instituto Marítimo del Cantábrico en Santander



La puesta en marcha del Real Astillero de Guarnizo y la construcción de la residencia de sus intendentes o directores alteró su estructura, pues afectó a su ábside y alteró su estructura originaria, tal y como se descubrió en las excavaciones arqueológicas de 1992, cuando fueron hallados sus muros y varios enterramientos en fosas excavadas en la arenisca, con cuerpos humanos cuyos miranban a la iglesia, pareciendo otras sepulturas en la nave central, así como cerámica de los siglo XIV al XVIII, collares, rosarios, medallas y monedas. Fue cuando llegaron los jerónimos de Corbán cuando más se reformó el templo, subiendo la altura y cubriéndola con bóveda de crucería y realizando notables cambios en el interior y en el exterior, sobre todo a partir del siglo XVII con la actividad en el astillero, que incrementó la población, cuando se instaló el retablo mayor



Pronto conoceremos in situ el templo, el albergue, su historia, devoción mariana y leyendas y tradiciones populares en torno a sus avatares y milagros


Caballos en las fincas


Entrañable estampa


Cabras y cabritillas en el Camino


Y ya en la Ría de Solía o La Solía, desembocadura del río de La Mina


Espacio natural recuperado y protegido


Hacia allí se extendían los desaparecidos astilleros de la flota de las Indias y a lo lejos los cargaderos de mineral de hierro extraído de Peña Cabarga. El otro camino, del que nos separamos a la entrada de este blog. viene por aquella ribera


Y ya ante nosotros la subestación eléctrica


Y el puente, señalizado con flechas amarillas


Pasamos al otro lado y entramos en el municipio de El Astillero


Vemos la ribera y las marismas


Enlazamos con la senda fluvial y adelante


Bifurcación y adelante


Los charcos demuestran que todo fue antaño marisma y estuario


A la izquierda el edificio de la Subestación Viesgo-Astillero, construido en 1911 para suministrar luz a la zona. Está construido en hierro ladrillo y cristal siguiendo modelos catalanes. Antaño, en aquellos desaparecidos astilleros aquí existentes, Felipe II encargó esos primeros galeones, nueve, para la defensa de Indias a Cristóbal de Barros, superintendente de Fábricas, Montes y Plantíos de la costa de Cantabria. Esos galeones oceánicos se encargarían de la escolta de las flotas que traían oro y tesoros de las américas, castigadas por piratas, corsarios y naves enemigas. Así Cristóbal de Barro le propuso la construcción de "esta canal que llaman de Solía y Guarnizo", argumentando para ello el calado del lugar para la buena botadura de las naves construidas, la protección del lugar al abrigo de temporales y ataques, estando además la bahía fortificada, así como la mucha madera que podía salir de los bosques circundantes. Los galeones para la Carrera de Indias seguirían construyéndose posteriormente, más grandes aún, con el oficial naval Francisco Díaz Pimienta. A lo largo de los dos siglos siguiente se construirían más de cien buques para la armada y otros muchos para particulares



A principios del Siglo XVIII el aumento del tamaño de los navíos hace que la Ría de Solía se quede pequeña y poco profunda, por lo que se construye un nuevo astillero en La Planchada, el Real Astillero de Guarnizo, "astillero de navíos", a un cuarto de milla del de Potrañés, "astillero de fragatas". El Real Astillero de Guarnizo empieza su actividad en 1720 y acaba hacia 1770 cuando O Ferrol, en Galicia, le toma el relevo como capital del Departamento Marítimo del Cantábrico, si bien se mantuvo parte de su actividad constructora hasta un siglo después. Estos astilleros fueron los que dieron origen a un poblado para sus trabajadores, naciendo así El Astillero, si bien el lugar ya estaba habitado desde mucho atrás, antes incluso que cántabros y romanos, pues yacimientos rupestres y hallazgos como el del Hombre de Morín remontan la presencia humana a 30.000 años atrás al menos. El Astillero se idependiza de la jurisdicción de La Marina en 1793 y se constituye como ayuntamiento en el 1800, si bien lo que es Guarnizo será parte hasta 1871 del Real Valle de Camargo


Centros de enseñanza y edificios de pisos


Zona urbana


En este cruce nos unimos al camino que baja desde el cruce de El Rey y Socabarga, límite de los municipios de Medio Cudeyo y Villaescusa, donde empieza esta entrada de blog, yendo hacia la izquierda


A la izquierda, rumbo a la iglesia y albergue de Nuestra Señora de Muslera, desde donde podremos seguir hacia la Estación de Guarnizo a unirnos con el ramal que desde la iglesia de Liaño llega hasta allí pero por el Puente de Solía, dirigiéndonos luego al Alto de la Venta y Revilla, del que nos ocuparemos a continuación


2) CAMINO A SANTANDER DE LIAÑO AL PUENTE DE SOLÍA Y LA ESTACIÓN DE GUARNIZO


En este otro caso, en el cruce situado justo enfrente de la iglesia de San Juan Bautista de Liaño, en esta bifurcación, iremos a la izquierda


Esta es la señalización


Tomamos la dirección para ir directamente a Santander


Caminando junto a la pista deportiva


Y bajando un poco


Saliendo a campo abierto. En este trayecto no vemos hoy en día señalización, ni de postes ni de flechas amarillas, hasta encontrarnos con el camino que viene del albergue de Muslera una vez pasada la Estación de Guarnizo. Este lo presentamos según lo relatado en alguna guía y el que, sobre el mapa, nos parece más directo


En el primer cruce seguiremos de frente


Pero en este segundo iremos a la derecha


Por aquí


Campos de Mies de Himera


Saliendo del barrio de San Juan


Y acercándonos a El Doblo


Bajamos todo recto y adelante


El Doblo


Aquí nos encontramos con la famosa Vía Verde de Villaescusa


Cruzamos y seguimos adelante


Ladera arriba cerca de Los Bragales


Campos de El Doblo


Abajo Bofetán y la Autovía S-30, en la lejania Rivas y San Camilo


Abajo los polígonos de Guarnizo, barrios de Juntavía y Los Mozos por donde va a unirse con este el Camino que viene del albergue


Subimos un poco más


Y en El Doblo pasamos junto a esta casa, rodeadas de altos muros y cerrada por portón


Bifurcación y a la derecha


Cuesta abajo


Viendo abajo el barrio de Bofetán, con toda la llanura en torno a la Ría de Solía que se extiende hacia Guarnizo


A lo lejos, en Guarnizo, vemos abajo en el valle las casas en torno a la estación, donde se unirán este y el Camino que viene de Muslera para ir a Santander


Justo encima vemos el Camino subiendo por la ladera, donde entra en el municipio de Camargo o del Valle de Camargo, subida al Alto de la Venta de la Morcilla, ya en la población de Revilla


Antes de llegar allí pasaremos la parte más estrecha de la ría por los barrios de Solía, La Frontera y Juenga, pasando al municipio de El Astillero en la Estación de Guarnizo


Pero no adelantemos acontecimientos, seguimos la bajada hacia el barrio de Bofetán


Vemos la rotonda del Puente de Solía


Al llegar a la carretera CA-142


Aquí se acaba la bajada


Por el margen izquierdo tenemos acera


Y llegamos al barrio de Solía



Hay muchísimo tráfico en muchas ocasiones. En algún momento hemos de cruzar al otro lado


Y es que a la derecha está el puente actual


Lo adecuado es ir por el arcén izquierdo viendo a los coches de frente


En ese margen, justo antes del puente de la actual carretera, hay un pequeño paseo


Y aquí nos asomamos a ver el Puente de Solía, paso secular de peregrinos. Lo que queda de su estructura responde al año 1844, si bien se trataba de la última reconstrucción de un puente que ya existía desde época romana, formando parte de la Vía Agripa,  y que constituía la comunicación principal por tierra de Santander con el sur y oriente de Cantabria. Ya en el siglo XV encontramos abundante documentación pues enlaza además Santander con el Camino de Castilla. Se dice que fue construido aquí para evitar derechos de pontazgo, tasas de paso a los viajeros, que sí hubiesen existido de hacerlo en otro lugar cercano, más adecuado incluso que este para construirlo, pero que hubiese estado sujeto a ese gravamen


Las reconstrucciones del Puente de Solía variaron notablemente su aspecto desde entonces a nuestros días, siendo abandonado en 1862 al hacerse un nuevo puente para una nueva carretera, unos metros más allá, comunicando Guarnizo con Villacarriedo, la cual también está cerrada y en desuso en nuestros días


De sus cuatro arcos dos grandes en el medio y dos más pequeños a los lados se conserva uno de los grandes enteros y la base de uno de los pequeños



Por documentos del siglo XVI sabemos que entonces tenía tres arcos grandes. Fue restaurado en 1997 y en el año 2003 pasó al Inventario General del Patrimonio Cultural de Cantabria


En Solía se celebraban las reuniones de la Junta de los Nueve Valles, uno de los territorios de las antiguas Asturias de Santillana, y existió además un puerto pues la ría era navegable y se embarcaba lino y trigo de Castilla hacia Santander



Ahora, este nuevo puente que sustituye a los anteriores se hizo en 1989


Por aquí vamos nosotros, bien peegados a este arcén


Subiendo un poco por el barrio de Solía, siguiendo la CA-143 en dirección a Guarnizo


Aquí enlazamos con la carretera, cortada, que viene a la izquierda del puente que se hizo en 1862 y que también fue abandonado. Nosotros seguiremos de frente


Pasamos junto a los muros de una quinta


Y en el paso de peatones cruzamos al otro lado


Hacia el camino del fondo


Siguiendo por aquí


Una hermosa senda entre huertas y casas de labranza


A la izquierda la carretera y el barrio de Santa Bárbara


A la derecha el antiguo lavadero


Está abierto


Y podemos ver el interior


Y la fuente


Pasamos junto a esta casa


Y vemos los campos de La Rasa, gran llanura. A lo lejos El Pilar, ya en Guarnizo (El Astillero), las casas de la calle Ramón y Cajal, por donde viene el otro camino procedente de la iglesia y albergue de Nuestra Señora de Muslera


Llegamos a esta rotonda, siguiendo la acera a la derecha


Cruzamos el paso de peatones


Y nos dirigimos al paso bajo la S-30


Siempre hacia Guarnizo


Pasamos al otro lado y otra rotonda


También iremos a la derecha por la acera


Rodeándola por aquí


Y tomamos este ramal a la derecha


Entrando en el barrio de La Frontera


Fila de casas


Pasamos enfrente de ellas


Banco para sentarse


Y así atravesamos La Frontera


Barrio llamado de esta manera sin duda por estar en la frontera de los municipios de El Astillero y Villaescusa


Casas de la carretera a la izquierda


Juenga, entramos en el municipio de El Astillero por la población de Guarnizo



Nos acercamos a la  Finca de Juenga, que fue de la Marquesa de Campo Real, viuda del Conde de Cimera. En la casa de labranza de la finca es donde el investigador Ricardo Vega Usle sitúa un hecho misterioso aquí acaecido en 1954, la muerte en extrañas circunstancias de Edmundo Fernández Álvarez, Mundo, aparcero de la finca


Es el camino que lleva a la estación de Guarnizo, viendo a lo lejos el barrio de La Rosa


Y esta es Villa Rosario, la quinta de la Finca de Juenga, llamada la Casa o Palacio de la Generala


En la fachada principal aparece este remate con motivos militares


Caminamos junto a los muros de la finca


Pasamos esta casa


Dejamos atrás la mansión


Y llegamos a un cruce


Seguiremos de frente a la Estación de Guarnizo


Placa de Guarnizo


Vamos todo recto


Entre casas y parcelas


A lo lejos la estación


Bifurcación y a la derecha


Estación a la izquierda y edificios de traza urbana


Cruce y a la izquierda


Vamos a las vías


Este es el paso


Mucha atención al paso de trenes


Por aquí cruzamos las vías


Mucha precaución


La Estación de Guarnizo fue inaugurada en 1858 al abrirse el tramo Los Corrales de Buelna-Santander del proyectado ferrocarril para unir la capital cántabra con Alar del Rey, en Palencia. Fue obra de la Compañía del Ferrocarril de Isabel II que en 1871, reinando Amadeo de Saboya, pasó a llamarse Nueva Compañía del Ferrocarril de Alar a Santander. El edificio actual no es el original de aquellos tiempos


Llegamos así al otro lado de las vías y subimos a las casas del fondo


Llegamos a la calle de Ramón y Cajal y cruzamos al otro lado. Aquí nos unimos al camino que viene del albergue e iglesia de Nuestra Señora de Muslera


Tomamos la carretera CA-402 y subimos por ella al Alto de la Venta de la Morcilla, municipio de Camargo, rumbo a Revilla



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita y contribuir con tu comentario... Únete a la Página Oficial en Facebook para descubrir nuevos contenidos....Ultreia!