Eres el Peregrino Número

domingo, 29 de abril de 2018

EN SAN MARCOS DE LEÓN COMIENZA LA RUTA: EL CAMINO DE SAN SALVADOR (1)

León: Camino de San Marcos
Viniendo de la catedral y casco histórico de León por la Avenida Suero de Quiñones, los peregrinos se encuentran ante la Plaza de San Marcos, en Las Eras de Renueva, donde comienza oficialmente el Camino del Salvador o de San Salvador, ante el famoso Hostal de San Marcos, joya del arte y de la historia, lugar fundamental en los caminos de Santiago, pues aquí hubo un renombrado hospital de peregrinos el Hospital de San Marcos, cuya traza actual corresponde al siglo XVI pero cuyo origen se remonta a la baja Edad Media, un momento en el que los reinos del norte de la Península, que se extendían hacia el sur quitando terreno a los musulmanes y a la "tierra de nadie", se asentaban ya con seguridad en los territorios de la llanísima meseta, por lo que se fueron abriendo por ella nuevos caminos entre el orbe Atlántico y el interior de Europa o, mejor dicho, viejos caminos que se volvieron a emplear con intensidad tras los siglos de inestabilidad, razzias, saqueos e invasiones, viajeros e ideas. comercio y mercancías, conocimiento, noticias, órdenes religiosas (trasmisoras del legado cultural en aquel momento), músicos, juglares, emigrantes y... peregrinos, romeros a los santuarios más venerados de la cristiandad, atravesando de este a oeste la gran meseta mientras los primitivos caminos del norte, los de la costa cantábrica y los valles y cordilleras interiores, si bien seguían utilizándose y mucho, no eran ya los únicos en este gran flujo de gentes, llegando a ceder su primacía tal y como las primigenias capitales de los norteños reinos también, como es este el caso, se desplazaban más al sur, buscando un centro geográfico de sus crecientes dominios


Pero no obstante muchos viajeros y peregrinos que iban ya por estas llanuras volvían a fijar sus ojos en los caminos que discurrían hacia el norte. Uno de ellos, sin duda de los más importantes, era y es el que desde León o Llión, el viejo de la Legio VI Vinctrix durante las guerras contra cántabros y astures y luego asentamiento de la Legio VII Gemina que se hizo ciudad y capital de todo un reino al que dio nombre, se dirigía a Oviedo/Uviéu, capital de su antecesor el Reino de Asturias, dado que allí se veneraban las Reliquias de Jerusalén según la tradición cristiana, reliquias de Jesús, María y Apóstoles que fueron en sagradas arcas escapando de aquellos siglos de invasiones a lo largo de todo el norte de África y luego en el reino visigodo de Toledo para pasar a Asturias, primero custodiadas por míticos monjes ermitaños en el monte Monsacro, paraje de reminiscencias precristiana donde se perciben cultos al dios celta Taranis, y luego bajadas a la por aquel entonces naciente capital astur proclamada por Alfonso II El Casto y que constituyó en sí misma un gran centro de peregrinaciones, llegando a extenderse por toda Europa aquella máxima medieval que, con determinadas variantes, viene a decir: "Quien va a Santiago y no al Salvador visita al criado y olvida al Señor"



Y así, cruzando hacia la plaza y ante el antiguo Hospital de San Marcos, hallaremos un monolito en el que se bifurcan los caminos A la izquierda a Santiago por el llamado Camino Francés, a la derecha a Oviedo/Uviéu, por el Camino del Salvador o de San Salvador


En San Marcos, fuera de la antigua ciudad amurallada, muchos peregrinos hacían caso a aquel dicho de visitar San Salvador antes que Santiago y se encaminaban hacia los antiguos caminos del norte, pues desde Oviedo/Uviéu pueden dirigirse, saliendo de la catedral, hacia Santiago de Compostela por el Camino Primitivo, o bien, por la costa, por el ahora llamado Camino Norte. Realmente todos los caminos que iban a Santiago por los que discurrían peregrinos francos eran denominados Camino Francés, Camino Franco, Camino Francisco o similares. Únicamente la moderna nomenclatura técnica ha decidido llamar francés a uno solo, contra todo criterio histórico, pues puede comprobarse que, tanto en la documentación como en la toponimia, el actualmente llamado Primitivo, así como el del Norte o Costa y otros eran llamados Camino Francés


Pasa pues el Camino de San Salvador a la derecha del antiguo Hospital de San Marcos, donde tantísimos peregrinos que se hospedaban decidían aquella noche si seguir directos a Compostela o, como manda el precepto, ir primeramente al Salvador en la capital asturiana. Algunos sin duda ya lo sabrían y lo tenían decidido, otros se acabarían de enterar más recientemente, unos y otros, eso es seguro, pensarían en que el recorrido hacia San Salvador había de pasar terrenos abruptos y montañosos, duros en cualquier época del año, más teniendo en cuenta que, en sus pasos más altos, hay nieves desde el otoño hasta avanzada la primavera, no siendo inusales nieblas y temporales ante algunas de las más formidables cimas de la Cordillera Cantábrica, ante hasta la que la misma Roma hubo de detenerse nada menos que 10 años y desde donde se resistió a todos los que vinieron detrás en son de conquista. Pero como sin esfuerzo no hay Gloria y, alentados por las numerosas instituciones hospitalarias existentes en el trayecto, no pocos romeros se decían, como nosotros ahora, emprender el Camino del Salvador


En este momento, los amantes de la historia y del porqué de las cosas, no dejarán de hacer una visita a este destacado lugar de San Marcos, histórico convento-hospital fundado para los "pobres de Cristo" por Sancha Raimúndez, hermana de Alfonso VII de León, según donación documentada en el año 1152. Se trataba de un pequeño edificio situado en las orillas del río Bernesga, no muy lejano de las murallas, cuyo primer prior fue nombrado en 1176 y que llegó a ser sede leonesa de la Orden de Santiago, en cuya iglesia se enterraría en 1184 su primer maestre Pedro Fernández de Castro


En el siglo XVI el edificio original estaba en muy mal estado y fue derribado para hacer otro, gracias a una donación de Fernando I El Católico del año 1514. Se designó al arquitecto Juan de Orozco para la iglesia, Martín de Villarreal la fachada y Juan de Badajoz El Mozo el claustro y la sacristía, pero las obras se demorarían y no se iniciarían hasta tiempos de Carlos V


Así sabemos que en 1537 se hizo el lienzo entre la entrada y la iglesia, consagrada en 1541


La iglesia es de estilo Reyes Católicos, gótico tardío


Está flanqueada por dos torres que nunca llegaron a rematarse


Entre ellas hay una gran bóveda de crucería


Las torres tienen cada una una hornacina




En esta fachada las conchas, símbolo de los peregrinos jacobeos, destacan con profusión


Escudos, esculturas, bajorelieves y demás esculturas le confieren un aspecto artísticamente impresionante


Conchas en lo alto


Conchas sobre la gran bóveda de la portada


Monumental portada



Tras la consagración de la iglesia Juan de Orozco realizó las esculturas de la fachada y en 1549 Juan de Badajoz terminó la sacristía, donde se piensa que Esteban Jordán esculpiría el sepulcro con la estatua orante del Obispo Juan de Quiñones de Guzmán. La obras paran en 1566 a causa del traslado de los frailes, que no regresarían a San Marcos hasta 1602, reanudándose entonces los trabajos, haciéndose en 1615 la escalera y rematándose el claustro en 1679


Y este es el crucero o Cruz de San Marcos, mirando hacia el histórico hospital y su templo. Aquí es donde los peregrinos se reunían a cantar una canción medieval, anónima, que dice...

"Cuando llegamos fuera de la villa/ cerca de San Marcos/ Nos reunimos junto a una cruz/ Y nos sentamos. / De aquí un camino parte a la derecha/ Y otro a su lado, El uno lleva a San Salvador/ E otro al Señor Santiago"


Al pie de la Cruz el monumento El Peregrino rememora aquellos intensos y emotivos momentos vividos aquí por tantísimos peregrinos desde el siglo XII hasta nuestros días


Descalzo, descansa del largo camino...


Y mira hacia la maravillosa fachada de San Marcos, esplendor del arte renacentista y esencia del plateresco


Entre 1711 y 1715 se realizó una gran ampliación del edificio, añadiendo un lienzo desde la portada principal hacia el río


En el piso alto vemos balcones con columnas y numerosas filigranas. Abajo son ventanas de arco de medio punto y bajo ellas, en el zócalo, una larga fila de medallones representan personajes de la antigüedad clásica y de la historia de España: Hércules, Príamo, Héctor, Aeljandro Magno, Anibal, Julio César, Trajano, Judith, Lucrecia, Isabel la Católica, Carlomagno, Bernardo del Carpio, El Cid, Fernando el Católico, Carlos I y Felipe II


Sobre ellos un sobrezócalo con figuras de ángeles


"Nada puede sobrepasar la belleza de los arabescos y demás ornamentos de la fachada de San Marcos" escribió en 1829 el capitán de la Royal Navy Samuel Edward Cook Widdrinton en su obra Shetches in Spain (Bosquejos de España)










El convento-hospital tuvo otros usos, pues fue cárcel, llegando a estar aquí preso, entre 1639 y 1643, el gran poeta Francisco de Quedevo, encerrado por escribir y poner bajo la servilleta del rey Felipe IV una queja contra la política del conde-duque de Olivares. Pero sería tras la Desamortización de 1836 cuando el edificio pasaría a ser Instituto de Segunda Enseñanza, casa de misioneros y corrección de eclesiásticos, escuela de veterinaria, escuela de misiones de la Compañía de Jesús, hospital penitenciario, parada de sementales, casa central de estudios de los Padres Escolapìos, oficina de Estado Mayor del Séptimo Ejército, prisión militar y muy tristemente campo de concentración de prisioneros republicanos durante la Guerra Civil. Luego fue cuartel de caballería, sede de la Diputación de León, Diócesis, dependencias del Ministerio de la Guerra... incluso hubo un plan para demolerlo en 1875, que no se llevó a cabo


En 1964 fue inaugurado como Parador de Turismo, aquí está el anexo monumental del Museo de León. La iglesia mantiene los usos litúrgicos


Aquí, en la ribera del Bernesga, más allá de la bolera, vemos el Puente de San Marcos, de finales del siglo XVI, obra de Felipe y Leonardo de la Cajiga. Sustituye a otro anterior, originariamente romano, mencionado documentalmente desde el siglo XII, cuando de la ciudad salía el Camino por la Puerta de Renueva, en la muralla, hacia San Marcos. Es la ruta seguida por los peregrinos del Camino Francés, por lo que nosotros no vamos por allí...


Como hemos dicho, el Camino de San Salvador va a la derecha de la iglesia de San Marcos, por lo que, si admirando el conjunto, hemos llegado hasta el puente, habremos de recorrer de nuevo toda su admirable e imponente fachada


Tomando aquí la Avenida de los Peregrinos


Aqui están los mojones del Camino


A nuestra derecha se extiende el parque


Allí está el Monumento al Pendón Leonés, que representa a un grupo de pendoneros izando un pendón, insignia de los peublos de León desde la Edad Media


A nuestra izquierda vemos la fachada norte de la iglesia de San Marcos


Y su ábside


En la Avenida de los Peregrinos está la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León


A la izquierda vamos a desviarnos un poco de la acera


En esta explanada se encuentra, detrás de San Marcos, la chimenea de la que fue fábrica de curtidos de Miguel Morán, lo que queda de aquella industria tras la urbanización de esta zona de Eras de Renueva


Este barrio de Las Eras de Renueva comenzó a urbanizarse en los años 60 del siglo XX más allá del Ensanche o primera zona de expansión urbana más allá de la muralla medieval, al norte de la ciudad de León. Diversas irregularidades que acabaron en los tribunales retrasaron el desarrollo urbanístico del barrio hasta 30 años después, en la última década de aquella centuria


Nos orientamos por el carril-bici. Hay flechas amarillas pintadas en las farolas. Al fondo a la derecha vemos la Plaza Martín Granizo


En esta plaza hay un avión, un T-6 Texan, cedido a finales del año 2002 por la Academia Básica del Aire de La Virgen del Camino. Por ello el lugar es conocido como La Glorieta del Avión


Se trata de un avión que empezó a fabricarse en 1937 en Estados Unidos y que comenzó a prestar servicio en España en 1954, siendo empleado para instruir a los pilotos, si bien, ya de aquella, estaba obsoleto para el combate


Su silueta se recorta sobre calles y edificios


Cruzamos el paso de peatones de la calle Riosol yendo luego a la derecha


Siguiendo por la Avenida de los Peregrinos


Vemos las señales oficiales del Camino de San Salvador


Es la señalización de los Cuatro Valles, que aglutina a buena parte de la montaña noroccidental leonesa


Estamos en el Parque del Bernesga


Seguimos avenida adelate con los centros comerciales a la derecha y los aparcamientos a la izquierda


Espacios arbolados, aceras anchas y explanadas


Flechas amarillas en las farolas nos confirman el camino a seguir, que no tiene pérdida, todo recto avanzando por la acera


La ribera del Bernesga es un hermoso parque arbolado y con césped


Si lo preferimos, sobre todo en días de mucho calor, podemos seguir la senda fluvial


El río Bernesga, afluente del Esla (antiguo Astura), señala en gran parte el trazado del Camino, valle al norte, pues nace en las estribaciones de Pajares o Puertu Payares, por donde pasaremos a Asturias, pasando por buena parte de las localidades de la ruta en su parte leonesa, como La Robla o La Pola de Gordón, importantes hitos camineros en la ruta de San Salvador


A la derecha más parques


Avenida y sendas ribereñas


Instituto de Enseñanza Secundaria Eras de Renueva


Pasamos junto a este instituto


Luego el Colegio Público Camino del Norte


Rotonda ante la Residencia para Mayores de Orpea


Cruzamos por el paso de peatones


Y seguimos de frente por la Avenida de los Peregrinos


Aquí ya predominan, aparte del parque fluvial, las urbanizaciones de chalets y viviendas unifamiliares


Es una zona muy frecuentada por senderistas y paseantes


A lo lejos, en la distancia, al norte, las nevadas cumbres de la cordillera nos aguardan


A la derecha, ya saliendo del casco urbano, el Monte San Isidro


Sigue la larga recta


Allí está el Seminario Menor San Isidoro, que empezó a construirse en 1945


A la izquierda el barrio de Pinilla, ya en la raya con San Andrés del Rabanedo


Carril-bici


Atención, aquí cruzaremos a la derecha


Al paso de peatones


Y tomamos a la derecha la calle Unicef


La recorremos hasta el fondo


Al pie del monte


Y aquí a la izquierda por el paso de peatones


Y tomamos la Carretera de Carbajal, la LE-5504


A la izquierda la gran vega del Bernesga, fuera ya de la ciudad


Y esta es la Escuela-Hogar Niño Jesús


Pasamos delante de las instalaciones


Todo forma parte del Complejo San Cayetano


Pasamos frente a su entrada


Y los edificios


A la derecha está el parque público del Monte San Isidro


Y el parque móvil


Otra rotonda y más urbanizaciones


El Monte San Isidro es un gran espacio natural con numerosas especies arbóreas, al norte de la ciudad


Aquí están las señales del Camino


Dejamos los últimos edificios de pisos


Y continamos por la larga recta


Con buena vereda para ciclistas y viandantes


Dejamos así el municipio de León y entramos en el de Sariegos por Carbajal de La Legua


Al principio, colonias de chalets y casas unifamiliares ocupan los terrenos de antiguos cultivos y parcelas agrarias


Y aquí tenemos un gran panel


Con un mural explicativo del Camino del Salvador, su historia y patrimonio, a su paso por los municipios de los Cuatro Valles


Y un mapa detallado. Hay fotos de algún paisaje y monumentos así como de la talla románica de San Salvador en la catedral ovetense, meta del Camino que lleva su nombre


Y así, por las urbanizaciones de El Montico, El Robledal y Los Llatales entramos en el casco urbano de Carbajal de la Legua, así llamado, se dice, por estar a una legua de León... (poco menos de cinco kilómetros, una hora de camino)