Eres el Peregrino Número

lunes, 8 de julio de 2013

LA REVUELTA IRMANDIÑA ASALTA O CASTELO DE MELIDE: TESOROS Y SUBTERRÁNEOS BAJO A CAPELA DO CARME

Capela do Carme. O Castelo, Melide.
Melide. Praza do Convento
Melide, Praza do Convento, antiguo cenobio franciscano que en un principio estuvo al servicio de un hospital de peregrinos, el de Sancti Spiritu, actual Museo da Terra de Melide (justo enfrente del santuario y al otro lado de la calle). Realmente es en justicia el Francés el que se une al Primitivo, dado que este es más antiguo. Para ser más exactos, la denominación de Camino Francés para un solo Camino no es correcta y es un grave error anticientífico, por tradición, por historia, documentos y hasta por la misma toponimia, se llamaba Camino Francés, Camino Franco o Camino Francisco a todos por los que discurrían peregrinos francos, de la actual Francia y centroeuropa


Por aquí pasa el llamado Camiño de Ovedo (Oviedo/Uviéu, la capital asturiana comienzo del Camino Primitivo) y como tal está señalizado en la rúa que atraviesa esta plaza, dirigiéndose ya a su unión con el Camino Francés. Recientemente ante la necesidad de registrarlos y diferenciarlos, se optó oficialmente por las adscripcines actuales: Camino Francés, Camino Primitivo, Camino del Norte, etc. lo cual ha abierto una importante polémica histórica.

Iglesia y Casa do Concello.
Para ser más exactos, la denominación de Camino Francés para un solo Camino no es correcta y es un grave error anticientífico, por tradición, por historia, documentos y hasta por la misma toponimia, se llamaba Camino Francés, Camino Franco o Camino Francisco a todos por los que discurrían peregrinos francos, de la actual Francia y centroeuropa.Tanto el Camino Norte o de la Costa como el Primitivo y el de la Meseta, entre otros, son en propiedad Camino Francés por las razones que acabamos de exponer. Puede consultarse la abundante bibliografía al respecto así como los debates  y artículos que, cada cierto tiempo y acá y allá, reavivan el tema, el cual trasciende a lo que es una simple nomenclatura pues tras ella hay apoyos, promociones institucionales, etc.


Por aquí seguimos camino, el Camiño de Ovedo


Y nos dirigimos a la unión con el llamado Camiño Francés.


Avanzamos por la rúa.



Aquí, en el Melide Vello, el casco antiguo, el Camiño de Ovedo sale al cruce por el que el llamado Camino Francés viene a la izquierda por la rúa de San Pedro y de dirige a la derecha por la rúa Principa. Es la unión de las dos sendas.


Rúa Principal. Como su nombre indica esta fue la calle principal, una verdadera calle mayor en Melide durante siglos: el Melide Vello.


Melide Vello, Bello Melide


Unión de calles, unión de rúas, unión de gentes y culturas. Unión en el Camino...


A partir del siglo XIX con el crecimiento de las poblaciones y las nuevas carreteras, todas las villas y ciudades crecieron urbanísticamente más allá de su núcleo originiario, más allá de su casco antiguo, muchas veces amurallado, como llegó a estarlo Melide

Varios cafés y bares abren sus puertas en esta calle.


El Camino en Melide. Al final de la rúa está O Castelo, donde hubo un castillo en el solar de un viejo castro galaico, antecedente de la actual población


Pasamos entre las casas del Melide Vello.

Cabeza de lobo. Símbolos, blasones y emblemas de un ancestral pasado medieval.

A mano derecha econtramos una pequeña plaza cuadrada, A Praza das Coles, con una imagen de la Virgen del Carmen en medio, sobre la fuente del mercado que aquí se celebra.


Virxe do Carme, veneración en Melide.





Flores a Nosa Señora do Carme. Praza das Coles. Día de mercado. Domingo en Melide...


El mercado en la Praza das Coles.



Cuando bullicio y animación, cuando tranquilidad en la rúa...


Un muy agradable paseo, trayecto histórico de la senda del Apóstol. Fijémonos en el blasón de la casa de la derecha, arriba entre las ventanas.


Por aquí pasan continuamente los peregrinos, hacia O Castelo.


Avanzamos paso a paso hacia O Castelo
 

Hemos dejado atrás la Praza das Coles y la zona de bares.


Viviendas de una sola planta son la mayoría, unifamiliares, exceptuando un edificio de pisos un poco más adelante a la izquierda.


Una de estas viviendas es sede de organismos oficiales.


Desvíos a los albergues.


Rúas principales y rúas transversales...


El Camino viene a salir a la rúa do Castelo. En esta casa de la derecha hallaremos una placa.


La placa nos informa que estamos ante la Casa do Castelo, la cual perteneció al convento del Sancti Spiritus.


Aquí además vivió el gran escultor barroco Francisco de Castro Canseco, artista de finales del siglo XVII que hizo el retablo barroco de la iglesia parroquial y cuyas muchas otras obras destacan en Ourense, Celanova y Santiago.Vivió en Melide 14 años y es posible que fuese nacido en esta villa.


Vista atrás, nos da tristeza dejar Melide pero hemos de continuar...


El Camino viene aquí subiendo a O Castelo


O Castelo es en nuestros días una gran explanada a la izquierda del Camino, con fuente, cruceiro y capilla, desde donde se contempla una gran vista de Melide.


Y esta es la Capela do Carme, al lado del camposanto, edificado todo ello en el solar del extinguido castillo
Fuente al lado del Camino en O Castelo
Podemos visitar el lugar unos instantes. Sin duda nos gustará.


El castro galaico fue reaprovechado durante la romanización y a sus pies se construyeron villas y continuó siendo asentamiento medieval. Sin duda vigilaba comarca y Camino y en torno a él nació esta populosa villa, encrucijada de rutas en el corazón de Gallaecia.


O Castelo era en la Edad Media una de las principales fortalezas de la Mitra de Santiago de Compostela. Tras su destrucción en la Revuelta Irmandiña los Reyes Católicos no permitieron su reconstrucción dada la postura de la Iglesia compostelana, contraria a la coronación como reina de Isabel de Castilla.

 
Dependiente el reino gallego de Castilla desde el año 1230, los abusos de la nobleza hicieron que los reyes castellanos permitiesen una hermandad popular en Galicia (irmandiños) para que sus súbditos gallegos se defendiesen de los tremendos abusos de la nobleza feudal, guerrera y terrateniente, hermandad fue a desembocar en una auténtica guerra civil entre los años 1467-69 en la que se llegaron a destruir hasta 130 castillos, la idea, aprovechando el vacío de poder de las guerras dinásticas en Castilla, era acabar con el régimen señorial imperante.


La batalla se extendió por toda Galicia y se formaron grandes ejércitos que, en contra de algunas creencias, llegaron a contar con una importante capacidad militar. La nobleza se tuvo que exiliar a Portugal pero el fin de la guerra civil castellana fue también el de la guera irmandiña. Tres ejércitos invadieron Galicia, repusieron en el poder a la nobleza y ejecutaron a los líderes irmandiños. Se considera uno de los episodios más significativos de la historia gallega.


Hoy en día es el solar de la capilla del Carmen, con amplios jardines, fuente, cruceiro y mirador.


Sobre el frontón de la puerta está la imagen, tallada en piedra, de la Virgen del Carmen, A Virxe do Carme, veneradísima en Melide.


Nosa Señora do Carme

A Capela do Carme es del siglo XVIII y goza de una tremenda devoción popular en Melide. El camposanto vino aquí en el siglo XIX.


Existen numerosas leyendas sobre tesoros y pasadizos subterráneos en el subsuelo de O Castelo de Melide, con numerosos informantes que aseguran haberse metido en ellos y tenido curiosas experiencias. Las historias y leyendas se extienden por todos los contornos y calles adyacentes.


O Castelo es un buen lugar para contemplar la población desde lo alto, sobre sus tejados.


Destaca desde el cruceiro la torre de la iglesia.



Por ahí abajo pasa la carretera de Santiago, la N-547


Vista hacia el sur


                                           


Los edificios de la población.


Melide y sus barrios, con la N-547 aquí abajo.


Desde la fuente hemos de retornar una vez más a la senda...


El Camino vuelve a ser suelo de polvo y guijarros, ideal para el andariego, oyendo el crujir de las suelas de nuestro calzado sobre el firme, separado de los campos por setos silvestres.


Buena bajada...


El descenso se acentúa.


Llegamos a unas casas.


Y al fondo la carretera de Santiago, la N-547.


Pero esta tierra que tan bien nos recibió se resiste también a dejarnos marchar. Cruzamos la carretera de Santiago y nos acercamos a Santa María de Melide, otro tesoro de la historia y del Camino, una iglesia románica con un extraordinario simbolismo...