Eres el Peregrino Número

lunes, 18 de noviembre de 2013

OLVEIROA: DESCANSO DE CAMINANTES Y PEREGRINOS EN EL CONCELLO DE DUMBRÍA

Olveiroa
 En nuestro periplo desde Santiago de Compostela hacia Fisterra y Muxía pasaremos por el hermoso pueblo de Olveiroa, cabeza de la parroquia de este nombre, tras entrar en el concello de Dumbría en A Ponte Olveira. El paisaje son suavísimas colinas y extensas praderías y bosquetes, tierra agrícola y ganadera por excelencia. Hay varios albergues y hostelería de los que ahora vamos a hablar y ocuparnos

 
Primeramente, desde la carretera que viene de A Ponte Olveira (CP-3404) nos desviamos aquí a mano izquierda para entrar en Olveiroa
 

Unas grandes letras nos anuncian la llegada


Hay un hermoso paseo hacia el centro del pueblo


Y al sur una amplísima vista del valle del Xallas, bajo los Montes da Ruña. Son los campos de O Sopé y O Castelo


Ya vemos el centro de Olveiroa, bajo el parque eólico del Alto do Sino (415 mts.)


En primavera, sin los maizales tan altos, tenemos desde aquí una hermosa vista de Olveiora, extendida a lo largo de los caminos que en este enclave confluyen


Olveiroa destaca por dos cosas posiblemente: su arquitectura rural y popular y, al mismo tiempo, por su infraestructura peregrina y turística, esto es, sus albergues, hostelería y alojamientos, lo que la hacen un buen lugar para realizar un segundo final de etapa, sin desmerecer a otros de las inmediaciones. Aquí se halla mucho de lo que buscan numerosos peregrinos, paz y paisaje. Es una aldea no muy grande del concello de Dumbría, rodeada de prados y arbolado, terreno relativamente bastante llano al pie del Monte O Sino, ruta a Logoso y Hospital, donde también disponemos de hostelería, pensiones y albergues.


Los eólicos, como modernos molinos de viento y gigantes, presentan la única anomalía relevante del paisaje, una tónica que se repite en buena parte del noroeste peninsular...


Seguimos el paseo, jalonado de árboles, ajardinado y adoquinado


El Camino pasa al lado del bar y pensión rústica de Casa Loncho y del albergue Hórreo...


El hórreo que da nombre al albergue. Hórreo de piedra, característico de la comarca


Pasamos a sus pies


Un hermoso conjunto...


Un paseo por el pueblo resultará enormemente gratificador, descubriendo su arquitectura popular, principalmente de piedra, bloques pétreos graníticos en casas y hórreos, llamando estos últimos poderosamente la atención de todos los visitantes, sobre todo el conjunto existente en el campo de la iglesia, inmortalizado en fotos, cuadros y postales.Un paseo por el pueblo resultará enormemente gratificador, descubriendo su arquitectura popular, principalmente de piedra, bloques pétreos graníticos en casas y hórreos, llamando estos últimos poderosamente la atención de todos los visitantes, sobre todo el conjunto existente en el campo de la iglesia, inmortalizado en fotos, cuadros y postales. Hacia él nos dirigimos.


Para ello nos desviamos unos metros del Camino y tomamos este ramal a la izquierda, que lleva al templo parroquial.


Tomamos pues este ramal


Y admiramos el famoso conjunto de hórreos de Olveiroa.


Más allá, en los campos colindantes, más hórreos. Se dice que alguno tiene los pies torcidos a consecuencia del terremoto de Lisboa de 1755 que dejó aquí sus efectos


Hórreos de Olveiroa, símbolo del Camino y de la historia


Los hórreos y el pueblo...


Esencia de la arquitectura popular gallega


Al fondo, el Camino, por donde vinimos


Los hórreos y el camino a la iglesia.


Cruz de piedra en una pequeña plazoleta entre hórreos, fincas y casas. La iglesia parroquial está dedicada a Santiago, lo que delata su vinculación con esta ruta de peregrinaciones a Fisterra desde Compostela, y se celebran animadas fiestas.


Fiesta de Santiago en Olveiroa


Animación y bullicio


Antes de la constitución de los modernos ayuntamientos o concellos, en el siglo XIX, Olveiroa, como otros territorios cercanos, fue coto de los González de Saz, quienes ejercían su dominio desde aquí sobre los pasos del río Xallas, allá por el siglo XIV, en la baja Edad Media, lugares muy transitados entre Santiago de Compostela y la costa


Existió en Olveiroa un castillo o casa fuerte que fue cedido por Leonor González de Saz al arzobispo Berenguel de Landoira (el de la Torre Berenguela de la catedral compostelana). Esta se había casado con uno de los partidarios del obispo, Roi Soga, por lo que la mitra de Santiago pasaría a controlar directamente este territorio gracias a recibir "a casa forte de Olveiroa, con todas sus directuras et con seus peteeçementos"



Siglos después Olveiroa sería arrasada por las tropas francesas tras la batalla de A Ponte Olveira


La iglesia al fondo...


Santiago de Olveiroa fue construida a finales del siglo XII, por lo que sería en origen de un estilo románico tardío, pero sucesivas reformas de los siglos XVIII y XIX han trastocado profundamente su fábrica primigenia.


Sobre la portada de acceso, un busto con la imagen del patrón, Santiago.


Santiago Apóstol



El estilo, dadas sus sucesivas intervenciones, tiene partes románicas, barrocas y neoclásicas



Otro hórreo frente a la iglesia


Un verdadero Vía Crucis


Retornamos a la plazoleta de los hórreos...



No nos cansamos de admirar y recorrer este bello rincón


Portón de la finca


Soberbia imagen de arquitectura rural. Hórreos de piedra, característicos de toda esta comarca


Peregrinos y visitantes recorren estos lugares



Y desde aquí retornamos, por donde vinimos, al Camino...


Y seguimos recorriendo Olveiroa


Pero si deseamos ir al albergue público de peregrinos hemos de desviarnos nuevamente unos pocos metros, esta vez a la derecha...


Albergue de peregrinos de Santiago de Olveiroa...


Uno de los más aprecidados por los peregrinos de todos los caminos


Enfrente del albergue más hórreos y otra tienda-bar, O Peregrino.


Bar y terrazas


Es esta del albergue una hermosa rúa


Entrada del albergue de peregrinos.


Hórreos...


Jardines...


Área de descanso...


Hórreos y camino al bar y albergue.


De este solo quedan los pilares... y poco más.


Rincones de Olveiroa


Regresamos pues una vez más al camino principal y señalizado, que atraviesa Olveiroa de parte a parte


Tránsito continuo de peregrinos


Ya a la salida de Olveiroa, bar, restaurante y hospedaje en As Pías


Nos arrimamos a la barra,,,


Y tomamos algo...


Enfrente de As Pías, otro conjunto de hórreos.


Mesas de piedra al pie de uno de ellos


Saliendo de Olveiroa y bajo otro hórreo hallaremos estos espléndidos murales


Gaiteiro y danzarines


Gentes de Olveiroa. Fijémonos en los eólicos


Eólicos que guían nuestros pasos hacia el Alto do Sino


Si hubo un paseo para entrar hay un paseo para salir


Junto al lavadero del Rego de Santa Lucía dejamos el asfalto a la izquierda para seguir ruta rumbo a Logoso y Hospital