Eres el Peregrino Número

lunes, 18 de noviembre de 2013

OLVEIROA: DESCANSO DE CAMINANTES Y PEREGRINOS EN EL CONCELLO DE DUMBRÍA

Olveiroa
 En nuestro periplo desde Santiago de Compostela hacia Fisterra y Muxía pasaremos por el hermoso pueblo de Olveiroa, tras entrar en el concello de Muxía en A Ponte Olveira. El paisaje son suavísimas colinas y extensas praderías y bosquetes, tierra agrícola y ganadera por excelencia.
 

Desde la carretera que viene de A Ponte Olveira nos desviamos aquí a mano derecha para acceder al centro del pueblo...


Campos de cultivo en el Camino, ante Olveiroa.


Olveiroa destaca por dos cosas posiblemente: su arquitectura rural y popular y, al mismo tiempo, por su infraestructura peregrina y turística, esto es, sus albergues, hostelería y alojamientos, lo que la hacen un buen lugar para realizar un segundo final de etapa, sin desmerecer a otros de las inmediaciones. Aquí se halla mucho de lo que buscan numerosos peregrinos, paz y paisaje. Es una aldea no muy grande del concello de Dumbría, rodeada de prados y arbolado, terreno relativamente bastante llano al pie del Monte O Sino, ruta a Logoso y Hospital, donde también disponemos de hostelería, pensiones y albergues.


Los eólicos, como modernos molinos de viento y gigantes, presentan la única anomalía relevante del paisaje, una tónica que se repite en buena parte del noroeste peninsular...


Delicioso paseo en Olveiroa...


El Camino pasa al lado del bar y pensión rúistica de Casa Loncho y del albergue Hórreo...


El hórreo que da nombre al albergue. Hórreo de piedra, característico de la comarca.






La colada, el hórreo, el albergue y el Camino.


Un paseo por el pueblo resultará enormemente gratificador, descubriendo su arquitectura popular, principalmente de piedra, bloques pétreos graníticos en casas y hórreos, llamando estos últimos poderosamente la atención de todos los visitantes, sobre todo el conjunto existente en el campo de la iglesia, inmortalizado en fotos, cuadros y postales.Un paseo por el pueblo resultará enormemente gratificador, descubriendo su arquitectura popular, principalmente de piedra, bloques pétreos graníticos en casas y hórreos, llamando estos últimos poderosamente la atención de todos los visitantes, sobre todo el conjunto existente en el campo de la iglesia, inmortalizado en fotos, cuadros y postales. Hacia él nos dirigimos.


Para ello nos desviamos unos metros del Camino y tomamos este ramal a la izquierda, que lleva al templo parroquial.



El famoso conjunto de hórreos de Olveiroa.


Más allá, en los campos colindantes, más hórreos...



Los hórreos y el pueblo...




Los hórreos y el camino a la iglesia.


Cruz de piedra en una pequeña plazoleta entre hórreos, fincas y casas. La iglesia parroquial está dedicada a Santiago, lo que delata su vinculación con esta ruta de peregrinaciones a Fisterra desde Compostela, y se celebran animadas fiestas.




El Camino, un poco más allá...


Esplendor de ensueño rural...


El ramal que viene del Camino, por donde pasamos...


La iglesia al fondo...


Bajo el hórreo...


Hórreo y plazoleta con la cruz de piedra.





Santiago de Olveiroa fue construida a finales del siglo XII, por lo que sería en origen de un estilo románico tardío, pero sucesivas reformas de loisa siglo XVIII y XIX han trastocado profundamente su fábrica primigenia.


Sobre la portada de acceso, un busto con la imagen del patrón, Santiago.






Recorremos todo el espacio en torno a la iglesia...

Plácido descanso en las rocas que afloran en el prado...

Vía Crucis y hórreos...



Retornamos a la plazoleta de los hórreos...







Y regresamos al Camino, que atraviesa Olveiroa...


Pero si deseamos ir al albergue público de peregrinos hemos de desviarnos nuevamente unos pocos metros, esta vez a la derecha...


Albergue de peregrinos de Santiago de Olveiroa...



Enfrente del albergue más hórreos y otra tienda-bar, O Peregrino.





Entrada del albergue de peregrinos.


Hórreos...


Jardines...


Área de descanso...


Hórreos y camino al bar y albergue.


De este solo quedan los pilares... y poco más.




Regresamos pues al camino principal.




Ya a la salida de Olveiroa, bar, restaurante y hospedaje en As Pías.




Enfrente de As Pías, otro conjunto de hórreos.



Llamativos murales a la salida de Olveiroa.



Atrás va quedando ya el pueblo...




Hermoso paseo para seguir ruta... el Monte O Sino nos aguarda.



Junto al lavadero del Rego de Santa Lucía dejamos el asfalto para seguir ruta rumbo a Logoso y Hospital...