Eres el Peregrino Número

lunes, 18 de noviembre de 2013

A PONTE MACEIRA, SOBRE EL RÍO TAMBRE


Tras subir el Alto do Mar de Ovellas y cruzar la parroquia de Trasmonte, el Camino llega al histórico puente de A Ponte Maceira, uno de los más importantes hitos del itinerario de Santiago a Fisterra.


Paso del puente hacia la ribera del concello de Negreira.


SINOPSIS HITÓRICA DE A PONTE MACEIRA:

En la primera etapa desde Santiago a Fisterra y Muxía, poco antes de la población de Negreira, con varios albergues y alojamientos dedicados sobre todo a quienes realizan esta ruta, el peregrino cruza el río Tambre en A Ponte Maceira, población en la que se encuentra el histórico puente de piedra al que se encaminan nuestros pasos y que da nombre al lugar, en el paso del concello de Ames al de Negreira.


Se construyó en la baja Edad Media sobre otro anterior mucho más antiguo, según encargo de la propia Iglesia de Santiago, con evidentes intereses y propiedades en el territorio, no en vano en el lugar hubo una batalla entre los hombres del obispo Diego Xelmírez y los guerreros de Pedro Froilaz, en aquellas disputas nobiliarias de la época.



Una leyenda relacionada con el puente anterior nos habla que este se vino abajo cuando los romanos perseguían a  los discípulos del Apóstol cuando se dirigían a darle sepultura en Compostela, por lo que el lugar está indudablemente relacionado con el culto jacobeo, tanto en su vertiente real como en la legendaria.


Desde el margen del concello de Ames vemos el río, los molinos y el Pazo de Baladrón...


El río marca aquí la divisoria entre los concellos de Ames y Negreira, las casas antiguas del pueblo y de ambas márgenes han sido restauradas, así como todo el entorno, existiendo alojamientos rurales y hostelería.


Ribera de Negreira y al fondo ribera de Ames...


Parte perteneciente al concello de Ames.


Ribera de Ames y al fondo casas del concello de Negreira...


Ames...


Y Negreira...


Siempre A Ponte Maceira.




Viejos molinos y bellos pazos, como el Pazo de Ladróns, completan este hermosísimo conjunto.


Al otro lado del puente, en términos de Negreira, tenemos la capilla de San Brais, antes dedicada a la Virxe do Carme, obra del siglo XVIII a la que se le puso tiempo después un ábside semicircular neorománico.




El pazo de Baladrón es de los años 1945-55 y cuenta con diversas dependencias, todo en clave historicista, además de un cruceiro ante el río y los molinos.



La presa le añade hermosura pero además es una irresistible piscina fluvial ideal para bañarse cuando el fatigado peregrino pasa por aquí en los calurosos días del estío, con espacio suficiente para secarse al sol o para reposar a la sombra de los árboles de la ribera. Un lugar ideal en nuestros primeros kilómetros de caminata.






EL ITINERARIO EN A PONTE MACEIRA:

 Lo cierto es que ya en la lejanía, viniendo de Trasmonte, según nos vamos acercando y aún antes de ver el río, ya nos llama la atención el piño de casas del lugar, en medio de la ribera...





 En la margen de Ames, antes del puente, tenemos manera de parar a tomar algo y descansar antes del último tramo hasta la villa de Negreira...



Desde aquí ya podemos acercarnos a ver el puente, con el pazo y los molinos al fondo, así como la margen de Negreira...



Dejamos atrás el concello de Ames...



Y enfrente nos acercamos, cruzando el puente, al concello de Negreira, extasiados con estas vistas del río Tambre y sus orillas...



El Pazo de Baladrón, la presa, los molinos y el cruceiro...


Visita a los molinos...

Llegando ya a Negreira vemos la capilla de San Blas, su mencionado ábside neorrománico y la entrada al Pazo de Baladrón, cubierta de yedra...



Ábaside neorrománico.


La capilla y la entrada al pazo..


Y desde la capilla seguimos ruta a la izquierda, atravesando A Ponte Maceira, rumbo ya a Negreira


A Ponte Maceira en su parte del concello de Negreira...


Atrás dejamos el puente y la ribera del concello de Ames...


Hileras de viviendas ante el Camino empedrado...


Ligera subida...



Cruceiro en el Camino.












Casonas blasonadas ante el cruceiro.











Adiós a Ponte Maceira o... mejor dicho, HASTA PRONTO, sin duda habrá que olver...



Salimeo de A Ponte Maceira pasando junto a la fuente.


Y nos dirigimos, siguiendo el valle, hacia Negreira, pasando primeramente por Outeiros, A Barca y A Chancela, siempre en el Camino a Fisterra.