Eres el Peregrino Número

Buscador de Temas del Camino de Santiago

martes, 29 de abril de 2014

BAAMONDE (GALICIA): HISTORIA Y ARTE EN EL CAMINO. EN LA IGLESIA DE SANTIAGO Y EN LA CASA MUSEO DE VÍCTOR CORRAL

Iglesia de Santiago de Baamonde
Tras salir del albergue de peregrinos y en A Rotonda tomar la antigua carretera de A Coruña, los romeros a Santiago del Camino Norte pasan bajo la iglesia parroquial de Santiago de Baamonde, cuya advocación delata la estrecha relación de la población con la ruta xacobea. Estamos muy cerca de Santiago, a donde normalmente los peregrinos llegan desde aquí en tres o cuatro jornadas, pero los más amantes de la historia e idiosincrasia del Camino buscarán unos instantes para visitar este templo tan vinculado a la senda compostelana en su misma advocación. Cuando se ensanchó esta carretera aparecieron unos sepulcros de pizarra situados en un muro de cierre de su campo circundante, pues no en vano hasta 1853 se enterraba en el interior del recinto. De todas maneras este templo se alza sobre otro anterior, pues se conservan algunos elementos como una antigua piedra que se empleó mucho tiempo como base de la pila del agua bendita, aparecida durante unas reformas bajo el altar mayor


Su estilo constructivo es básicamente románico del siglo XII, si bien los contrafuertes y la ventana del ábside, que da luz al altar en la capilla mayor, anuncian una plena adaptación al gótico (s. XV), por lo que también aparece mencionada como gótica. Se trata de una mixtura de ambos estilos muy frecuente. Esta capilla mayor fue destruida en la Revuelta Irmandiña y reconstruida por el obispo mindoniense Pedro Arias Vaamonde, natural de aquí, por lo que la citada ventana es una reconstrucción también de otra precedente


Subimos desde la calle al campo de la iglesia por estas escaleras. Antaño se dice que muchos peregrinos descansaban en este idílico lugar antes de proseguir su marcha


A la izquierda de las citadas escaleras vemos, nada más subirlas, el Calvario de Baamonde (s. XVIII), de tres cruceiros, el central con la imagen de Cristo Crucificado y la Virgen de la Dolorosa y los de los lados sin talla escultórica


De frente la iglesia, con su mítico castiñeiro, que comparte protagonismo en este verdadero conjunto monumental, histórico y natural, esencia de Baamonde y del Camino


En la iglesia llaman la atención los arcos de sus portadas, frontal y lateral, con sus capiteles, columnas y arquivoltas. Parece ser que el templo actual tuvo una primera fase constructiva en el siglo IX, si bien la nave es del XII, siendo la capilla mayor del XV, por lo que tenemos una simbiósis de elementos románicos y góticos


Esta es la portada oeste, que ejemplifica esta unión de épocas y estilo. El arco de medio punto es de inspiración románica, con sus columnas de basas, fustes y capiteles, estos con una decoración muy gastada. Pero el arco intermedio presenta una decoración de otros pequeños arcos que se repiten en su recorrido, estos ojivales e indudablemente de inspiración gótica... tanto en la arquitectura como en el arte se transmiten sensaciones de equilibrio, movimiento, entrada en la casa de Dios, puerta del cielo, eternidad, monumentalidad, majestuosidad, etc. en suma la subliminación de lo divino


Los contrafuertes son también una característica del gótico. Los canecillos del saliente del tejado parecen carentes de decoración. En su construcción se empleó pizarra en los muros de mampostería y granito en la sillería


Y así vemos también la portada sur, muy similar a la anterior en su hechura y filigranas. Las dos presentan capiteles de temática vegetal


En el campo de la iglesia existe un noble castaño de 500 años, salvado de ser tirado en las obras de la carretera gracias a la intervención del artista local Victor Corral (con interesante casa-museo a escasos metros de aquí)


Victor Corral talló una capilla en su interior, respetando la vida del árbol, dedicada a la Virgen del Rosario, de especial devoción y romería en Baamonde pues existió una cofradía a ella dedicada documentada desde 1690. Por esta razón campo y castaño fueron respetados


Oratorio en su interior. Se trata realmente de un verdadero esmoleiro o pequeño santuario sagrado, con la Virgen tallada en su hueco y un rosario colocado junto con un poema del autor: "Las hojas de este abuelo castaño hablan del cielo y su fruto dorado, perfuman la Virgen del Rosario. Soy escultor nato y vecino de este atrio, donde crecen las flores y nidan los pajaros, pues doy gracias a Dios que ha dejado poner mis manos en el rey de los castaños. 1971". 



Desde el campo de la iglesia podemos regresar pues al Camino


Sin embargo no queremos dejar pasar la oportunidad de ir a conocer, calle arriba, la casa del artista


Esta es la Casa-museo de Víctor Corral. Se trata de un conjunto de vivienda-taller construido por el propio escultor en 1971 siguiendo la inspiración de los pazos gallegos, hasta con capilla propia y palomar. En sus bellos jardines se exponen numerosas esculturas, albergando en el interior un soberbio conjunto de arte abstracto y religioso.


Nuestra estancia en Baamonde puede verse gratísimamente completada con una visita a esta casa museo que recibe cada año más de 20.000 visitantes



Víctor nació aquí en Baamonde en 1937, dedicándose además de a la escultura a la poesía, la fotografía y la pintura. Tras una infancia en este entorno agrícola y ganadero donde talló sus primeras esculturas en las peñas, estudió en la Escuela de Artes de A Coruña y en la de La Lonja de Barcelona, inaugurando un primer taller en 1963. En 1966 protagonizó en la misma Barcelona su primera exposición a la que seguirían más por España y el extranjero. Al regresar a su lugar de nacimiento realizó con sus propias manos esta maravilla.


Desde la iglesia y el cruce a la casa de Víctor Corral los peregrinos habrán de continuar por los arcenes de la carretera de A Coruña durante unos tres kilómetros hasta llegar al puente y paso a nivel del río Parga, que dircurre en paralelo a la izquierda, A Ponte de Parga, paso a San Alberte, San Breixo y Santa Locaia de Parga, ruta a Miraz y a Sobrado dos Monxes, a no ser que prefieran tomar el camino complementario, más largo, desde A Rotonda, pero que evita el asfalto por la ribera contraria del río


Carretera, ferrocarril y río, todo en el mismo valle

  
Nos vamos de Baamonde al pie de la Aldea de Riba, origen de la población y donde está la muralla, ahora tapia de separación entre propiedades.


Nada queda sin embargo de la mítica torre de Camarasa, anexa a estas defensas y que se dice era de las más antiguas de Galicia, destruida en la Revuelta Irmandiña. Aún quedaban porciones de la misma a principios del siglo XX pero las piedras fueron aprovechadas para  obras vecinales. Era baluarte de los condes de Amarante y uno de sus famosos dueños fue Rodrigo Romais, conde de Monterroso y Santa María de Ortigueira.






Desde el rosal sigue el Camino


Acera adelante


Pasando junto a este gran caserón


Y al lado de estas viviendas unifamiliares


Donde hay anchas aceras


Terreno delante de las viviendas


Seto y jardín


Enfrente las vías del tren. El río Parga pasa oculto por la vegetación. Más allá son los boscosos montes de y A Serra Gorda (529 mts.)


Al lado de las vías un monolito nos informa que en Baamonde estamos a 100 kilómetros de Santiago, cifra mítica


Hermosísima mansión de piedra, un verdadero pazo


Pasamos bajo su magfnífica galería


Y el cruceiro


El jardín de La Rosaleda


Jardín y casa


Ahora vemos el blasón


Y el hórreo


Seguimos hacia la gasolinera, donde hay restaurante y hostal La Ruta Esmeralda


 Aquí salimos de Baamonde


Desaparece la acera, por lo que lo adecuado es caminar por el arcén izquierdo, viendo al lado la vía del tren


Distancias kilométricas


Valle del río Parga


Vegas y bosquetes


Lugar de Riocovo


Los hitos de la ruta


A la derecha el Área Recreativa da Perdiz

  
Bancos y mesas de piedra


A Serra Gorda y su antena telefónica. La vía férrea siempre cerca y en paralelo


Avanzamos sobre llano


Hitos kilométricos


Arbolado a los dos lados


Entramos en el concello de Guitiriz. Es la segunda vez que lo hacemos en este itinerario del Camino Norte, la anterior fue en la parroquia de Pígara, en el trayecto de Vilalba a Baamonde, ello se debe a sus límites administrativos, con un gran saliente en su parte este


Larga recta


Pero no la caminaremos entera


Aquí está el paso a nivel


Bajamos a la izquierda


Ojo al cruzar las vías


A 97 kilómetros y medio de Santiago...


Vamos a pasar el río por A Ponte de Parga. Ruta a San Alberte, San Breixo y Santa Locaia de Parga








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita y contribuir con tu comentario... Únete a la Página Oficial en Facebook para descubrir nuevos contenidos....Ultreia!

Celtic Sprite