Eres el Peregrino Número

jueves, 17 de julio de 2014

NOSA SEÑORA DE ARÁNZAZU, A SANTIÑA DE TRASUFRE (DUMBRÍA): CURACIÓN DE VERRUGAS Y MALES DE LA PIEL


Nosa Señora de Aránzazu, A Virxe do Espiño, A Santiña
Dumbría
El peregrino ha dejado atrás Dumbría, capital del concello de este nombre, en el Camino a Muxía, itinerario de Santiago hacia el mar, subiendo los altos de la Pena do Corvo...


Tras la subida desde el Río Fragoso el Camino llanea, cruzado por algún arroyo.


Pero pronto inicia una bajada hacia el valle...



Y así, iremos entrando en el concello de Muxía, dando vista a las montañas que están al borde del mar...



Pista ancha y cuidada...


Muy trillada por peregrinos, bien pisada...


Tras la foresta, el sendero se abre a un paisaje de campos abiertos...


Los primeros hórreos y tierras de labor anuncian que llegamos a Trasufre, primer aldea del concello de Muxía que vamos a visitar.



Pronto llegaremos al centro del pueblo, con sus hórreos y quintanas que causan sensación a los peregrinos...



Hórreos por doquier...



Hórreos y Camino...


Hórreos y huertas...



Hórreos y prados...


Hórreos de piedra y cubierta de tejas...


Hermosa alegoría de la arquitectura popular gallega en Trasufre...




El Camino baja entre más hórreos, algunos muy grandes...



Casas y hórreos...



Así llegamos al cruceiro que se alza en el campo de la fiesta, detrás de la iglesia...
 

Milagrero santuario de gran devoción mariana, el de Nosa Señora de Aránzazu, también llamada do Espiño y popularmente A Santiña.


Fue construido en en año 1785 por iniciativa del párroco de O Cruceiro para favorecer la asistencia a la vecindad a las misas, dado que el paso del río Castro en invierno era un inconveniente pues su cuace venía crecido y no existía ningún puente.



Podría tratarse de la cristianización de un lugar ya tenido como sagrado o especial desde bien antiguo, pues las aguas de su cercana fuente son tenidas como milagrosas por los afectados por males de la piel y verrugas


Es el día 21 de setiembre, paso del verano al otoño, cuando se festeja la romería do Espiño. A Santiña recibe las oraciones y peticiones de los devotos pidiendo curación para esos males y, tras los actos litúrgicos, mojan con agua de la fuente sus pañuelos y los cuelgan de espinos y alambradas de fincas. Se dice que por cada gota de agua que cae, se quita una verruga.


Así es corriente encontrar en el Camino a iglesia y fuente multitud de paños y pañuelos que demuestran la honda pervivencia de esta antiquísima tradición.









Desde A Fonte Santa emprendemos ahora camino hacia el siguiente pueblo de la ruta a Muxía...


Camino de la fuente...


Atrás quedó Trasufre...


Al oeste: Agro, que vemos bajando a las vegas del Río Castro...


Hórreo solitario en el valle...


Puente sobre el Río Castro...


As Casas da Ponte...




Campos de cultivo en las riberas...


Y dejando atrás el puente continuamos camino por A Devesa de Agar hasta el siguiente pueblo del concello de Muxía: Senande...