Eres el Peregrino Número

sábado, 22 de noviembre de 2014

A FONTE PRATA Y CASTAÑEDA: DONDE LOS PEREGRINOS DEPOSITABAN LAS PIEDRAS PARA HACER LA CATEDRAL DE SANTIAGO (ARZÚA, A CORUÑA, GALICIA)

A Fonte Prata, Arzúa

Hemos realizado una buena subida desde el valle de Boente, luego de entrar en el concello de Arzúa viniendo de Melide y, en nuestro periplo camino de Ribadiso y de la misma capital municipal, llegamos a Castañeda y A Fonte Prata en la parroquia de Figueiroa, un buen respiro tras la ascensión


Las labores agropecuarias siempre presentes, rebaños de ovejas en los campos y plantaciones de maíz



Los hitos del Camino nos anuncian que estamos únicamente a 43 kilómetros de Santiago




Lo rural y lo residencial en A Fonte Prata



Extraordinaria composición en el jardín.


Podemos parar No Camiño a recomponer fuerzas tras la larga ascensión dejada atrás...


Castañeda es aquí zona relativamente llana, terrenos ganaderos en una población muy volcada en la actualidad hacia los peregrinos y el turismo, rehabilitándose numerosas casas y pazos, tanto del pueblo como de todo el contorno, como hoteles, alojamientos, pensiones... también hay bar y tienda.


Ahora a nuestra izquierda vemos las casas del barrio de Pumarino.


Aymeric Picaud, monje que hizo el Camino a caballo y escribió, o se le atribuye, la primer Guía del Peregrino (quinto libro del famoso Cedex Calixtinus) hacia 1140, detalla que aquí estuvieron los hornos de cal para construir la catedral de Santiago, por lo que muchos romeros traían con ellos piedras (normalmente desde Triacastela, en el Camino Francés) para arrojar en este lugar, contribuyendo de esta manera, más o menos simbólicamente, a la construcción del santuario del Apóstol.


De A Fonte Prata pasamos, en esta larga recta con aceras, a Fraga Alta.


Atentos en aquel cruce


Aquí nos desviamos a la izquierda.


Y pasamos frente al bar y  Albergue Santiago.


Otro hórreo señala el Camino, siempre de frente


Estampas rurales en Castañeda


Aldea de Pedrido


Hitos del Camino


Tramo muy recto y llano


Vistas de Castañeda


Más maizales


En Pedrido divisamos la iglesia parroquial de Santa María de Castañeda, del siglo XVIII.


A 42 kilómetros y medio de Santiago, viendo a lo lejos el Pazo do Pumar.


Pazo de Pumar, mansión barroca gallega con una chimenea monumental y un hórreo de los más grandes de Galicia.



Y ahora, al oeste, a nuestra izquierda, la aldea de Doroña



De O Pedrido vamos a O Río


Y en O Río, bajamos... al río, valga la redundancia...


 Cabañas de piedra, junto a las que bajan los peregrinos...


Bajada al valle.


Casas de labor con hórreo.


Hermosas huertas ante las casas


Y en la misma orilla un área de descanso para nuestro sufrido cuerpo y fatigados pies.


Por allí sigue el Camino...


Del área recreativa pasamos el puente sobre el Rego Ribeiral.


Cedemos el paso a las vacas que salen de la finca, de regreso al establo...


Y seguimos nuestro periplo, ahora que se inicia la subida al Coto de Doroña...


Cruce de caminos y seguimos de frente.


A la derecha A Portela y A Pena. Sigue la ascensión al Coto de Doroña


Por allí seguimos.


Atrás quedaron O Río, Pedrido, A Fraga Alta...

Suben los peregrinos


Y llegamos al puente sobre la N-547


Lo cruzamos


E iniciamos una bajada por los bosques...


Pasan muchos peregrinos.


Pero otras veces andamos solitarios en la penumbra de la enrramada


Tras un buen trecho por bosques de eucaliptos ante nosotros se abren las bellas panorámicas del valle del río Iso, antesala de Arzúa, capital del concello.


Trigás... camperas que caen al valle.


Caballos en los pastizales


Podemos tomar algo en tan acogedora terraza del bar antes de bajar a las riberas del Río Iso.


Unos metros más cuesta abajo y llegaremos a A Ponte Ribadiso


A Ponte Ribadiso, allí tenemos el albergue, que recupera una antigua tradición hospitalaria pues fue en la antiguedad el célebre Hospital de Peregrinos de Ribadiso, fundamental en la historia de las peregrinaciones a Santiago de Compstela.