Eres el Peregrino Número

viernes, 12 de diciembre de 2014

CAMINO ANTIGUO HACIA VEGADEO/A VEIGA Y TRABADA (7): EN LA PARROQUIA DE SANTE (GALICIA)

A Igrexa, cabeza de la parroquia de Sante (Trabada)
A Ponte do Fornacho, paso de Asturias a Galicia en Abres.
El Camino  que desde Tol, en Tapia de Casariego, se dirige al sur hacia Lantoira y A Veiga/Vegadeo es recorrido, pese a su relativamente aceptable señalización, por muy pocos peregrinos. Se trata además del trayecto más antiguo, pues casi nadie desdeaba en tiempos remotos exponerse a pasar la Ría del Eo o de Ribadeo en aquellas endebles barcazas que, además de ser caras en su pasaje, no pocas veces acababan naufragando o arrojando al agua viajeros, carros y caballerías, expuestas siempre a las corrientes. Más al sur, por Miou y el antiguo mesón de Sela de Murias se caminaba bajando hasta Abres, donde por A Ponte Vella, desaparecido puente de piedra, se pasaba la ría (aquí llamada Ría de Abres y actualmente cruzada por A Ponte do Fornacho) en un lugar más estrecho, entrando en Galicia por la parroquia precisamente llamada Ría de Abres, concello de Trabada en Lugo, y subiendo hasta la de Sante, recorriendo algunos de sus barrios y lugares.


Es en Abres donde el Eo comienza a ser ría, llamada en la comarca Ría de Abres, siendo navegable hasta el Muelle da Choza, donde aportaban mercancías traídas por las mulas de los arrieros o en chalanas, saliendo de allí a diferentes lugares, aprovechando la singladura de O Barco da Ponte, el cual navegó por aquí hasta 1903, cuando se inauguró el ferrocarril minero de Vilaoudriz (concello de A Pontenova), hasta Ribadeo. Fue en 1892 cuando se hizo el nuevo puente para pasar el río, A Ponte do Fornacho, primeramente de madera y rehecho en hormigón en 1928. El cauce fue un importante coto pesquero salmonero, aunque era usual que muchos pescadores fuesen auténticos marineros, pues bajaban el río hasta su desembocadura para pescar en el mar.


Al pasar el puente entramos en Galicia por el concello de Trabada, en concreto por la parroquia de Ría de Abres.


A nuestra derecha está el bar Ponte do Fondrigo, en el pueblo de Pedrido (perteneciente a la parroquia de Ría de Abres), que se extiende a lo largo de la carretera N-640.


Carretera nacional que cual seguimos pero hacia la izquierda, teniendo en cuenta que a partir de aquí las conchas xacobeas estarán dispuestas en sentido inverso a como las vimos en Asturias. Realmente se trata de conchas orientativas de donde está el Camino pero no direccionales por lo que habría de confirmarse la ruta con una flecha amarilla.


Seguimos pues la carretera en dirección sur caminando por el arcén.


Pasamos junto a una antigua serrería, dando vista al río Eo que aquí empieza a ser ría.Estamos en la comarca de A Mariña, en concreto A Mariña Oriental, pese a que el entorno, de valle y montaña, no parece delatar nuestra proximidad a la costa, justo al sur de Ribadeo.


Y la cruzamos pocos metros más allá.


Vamos en dirección a Trabada, capital del concello al que pertenece la parroquia de Sante, a donde nos dirigimos.


Estamos en Rielo.



El Camino viene de la carretera a pasar pues frente a Casa Rielo, comunicada antaño por el camino original que venía de A Ponte Vella.


Allí veremos, además de los mojones y concha, otra de esas grandes cruces de Santiago instaladas en 1993, obra del artesano de El Franco Jesús Trabadelo.


Ahora nos aguarda una subida junto a un prado por la carretera local (CP-6101).


Abajo han quedado las riberas del Eo.


El Camino acaba la subida cuando nos aproximamos a aquel cruce.


Cruce en el que nos dirigimos a la izquierda.


Y entramos en la parroquia de Sante.


En concreto por la aldea de Retorta.


Retorta, con varias casas de piedra, esencia de la arquitectura popular de la comarca.


Palmeras ornamentales y bellas.


Buen caserón.


Torre "de vigilancia".


Casas y jardines.


Hortensias...



Una muela de molino a la entrada de esta vivienda.


Hábitat disperso al ir saliendo de Retorta.


Otra subida.


Vista atrás.


Vista adelante. Pasamos junto a las últimas casas de Retorta.


  
En el paisaje alternan praderías y bosques, cuando autóctonos cuando de eucaliptos, en torno a las riberas del Rego de Sante.

  
Una pequeña cuesta nos llevará a Loureiro, delicioso paisaje rural ante las camperas que caen al río desde las caserías de O Monte y Santarredeiro.


Loureiro.


De ahí de Santarredeiro era Melchor Díaz de Roca, alcalde mayor de Sante, quien en 1809 aglutinó a buena parte de los campesinos para entablar batalla contra las partidas francesas que avanzaban por la comarca, no sin ciertos éxitos, pues los habitantes se habían sublevado contra las gravosas exigencias de avituallamiento exigidas por las tropas napoleónicas que ocupaban Mondoñedo y habían enviazo avanzadillas a Ribadeo. Después de cortarles el paso a los soldados del general Fournier en Arante (paso del camino que viene de Ribadeo) la falta de apoyo exterior por culpa de la desavenencias en la Junta de Asturias, unidas al poco interés de las autoridades encargadas de la defensa de Ribadeo y Mondoñedo, le hicieron desistir de su lucha, refugiándose en A Coruña, donde vivió hasta bien pasada la contienda, regresando luego a su casa natal de Santarredeiro, en la que fallecería en 1839.


O Monte.


Casas de Loureiro.


Larga recta donde el Camino llanea, teniendo al fondo los montes de Curuxeira y Abraedo, asentamiento de castros galaicos.



Cultivos de fabas.





Pomarada al entrar en la aldea de Carballal.


El Camino subirá luego por Dongo y Pedroselle, bajo los montes de Abraedo y Curuxeira, donde se han localizado castros galaicos, hoy día plantanciones de eucaliptos.


Estamos en Lousada.


Al fondo: A Igrexa, cabeza de la parroquia.



A Igrexa...


Camino florido.


Yedra en las paredes de piedra...


Buena quinta.


A Mota.


Pena Quente, a la vista de la iglesia, A Igrexa.


Un pequeño parque...



Ahora en Pena Quente llegamos a la iglesia parroquial de San Xiao de Sante en A Igrexa.


El templo es del siglo XVI con profundas reformas del XVIII.


Justo delante de la iglesia, donde este carro do país permanece expuesto en la tarima de las fiestas, sigue el camino, desviándose a la izquierda para pasar frente a la cooperativa de agricultores de Sante.


Antiguo teleclub y bar de Sante.


Según los hitos del Camino estamos a 189 kilómetros de Santiago.


Es el camino al lugar de Vilarbotote.


Pero a los pocos metros nos desviamos a la derecha, en este cruce.


Más manzanos.


Y empezamos a subir.


Campos de fabas de Dongo.


Dongo.


Larga recta entre fabares...


Dongo arriba a la derecha.


Santarredeiro a la izquierda. Por allí abajo vinimos desde Abres.


Llegamos así, en cuesta arriba, a Pedroselle.


Abajo queda el centro de la parroquia de Trabada. Arriba son las aldeas de O Pedregal, Louro y O Rego.


Sobre nosotros, la carretera local, a donde subiremos, montes de Abraedo y Curuxeira.


El Camino viene subiendo.


Buenas vistas desde Pedroselle.



Aquí salimos a la carretera de Trabada.


Tramo llano con las montañas de Pico Grande y Alto de Padrondo en la lejanía al sur.


 La vista llegará al sureste a los pueblos de San Tirso de Abres, en Asturias.


El terreno es montaraz en los montes de Curuxeira.


El monocultivo de ecualiptos impera por doquier, pero nos deja ver las aldeas y campos extendidos por las faldas y valles bajo el Monte de Sueiro, O Chao da Serra, A Pena do Encanto, A Mocosa, Regueirón, Pena Vella, Pena do Lobo, Pico Belosiña, Chapacarro y Monte de Veigalonga delante de nosotros...



Iniciamos ahora un descenso.


Allí abajo vemos una casa solitaria.


Olgueira.


Para bajar a Olgueira y siguendo las señales nos desviamos a la izquierda y seguimos bajando...



Llegando a Olgueria.


Olgueria, ante el Monte de Sueiro...



 Por Olgueira baja el Camino a Trabada, en dirección ahora a Casa Nova y Trabadela.