Eres el Peregrino Número

sábado, 20 de diciembre de 2014

SOUTO DE TORRES: "O CAMPO DA ROMERÍA DOS MILAGRES" (CASTROVERDE, LUGO, GALICIA)

Llegando a Souto de Torres desde Recesende, con la iglesia al lado del Camino, al principio del pueblo
Los peregrinos dejan la villa de Castroverde y, siguiendo la vieja senda del Camino Primitivo, atraviesan San Miguel do Camiño en ruta hacia la ciudad de Lugo. Luego vendrán los bellísimos parajes boscosos de las vegas del río Chamoso en las inmediaciones de Penalonga y Recesende. Un paraje que se nos revela extraordinariamente llano en relación a las numerosas etapas montañeras que hemos dejado atrás.


Tras el bosque, llegamos a la iglesia parroquial de Souto de Torres, a la izquierda del Camiño Vello, de origen románico y bajo la advocación de San Tomé, viendo primeramente su ábside cuadrado y posteriormente su fachada principal, donde está el cementerio.


Conserva en su interior un etablo neogótico y unas imágenes de San Pedro y San Antón del siglo XVII.


Y delante de ella, el campo de la iglesia y mirando también hacia el pueblo, un cruceiro donado por el párroco Sabino Seijas en el año 1919.


El cruceiro parece erguirse hacia el cielo, como las copas de los pinos.


En el cruceiro además de Cristo y la Dolorosa está representado, debajo, el Apóstol Santiago con hábito de peregrino.


Es el campo de la romería de Os Milagres.


El topónimo Souto no puede ser más significativo, denomina a los bosques de las orillas de los ríos, como es este el caso.


 Por su parte Torres puede hacer referencia a torres defensivas, castros o... hasta mansios o paradas imperiales comparables a nuestras "áreas de servicio", donde personalidades de jerarquía poderosa o funcionarios de Roma hacían escala en sus trayectos por las calzadas que se empedraron bajo el dominio de los césares. Luego en época posterior los señores feudales ejercerian aquí su pago de tributos, portazgos, control del territorio y... de quien pase por él...


Andamos entonces por un tramo asfaltado que desde este templo parroquial se dirige hacia las casas, con huertas siempre a la vista.


Y así entramos en el pueblo.


La mayor parte de las casas son de piedra.


A la derecha, buenas huertas.


Son estos lugares de continuas labores agrarias.


Al fondo, el bosque.


Robustas casas-bloque de buena piedra de las canteras de la comarca, la renombrada cantería gallega. Buena muestra en Souto de Torres.


La verdad es que algunas construcciones nos impresionan, más o menos populares o señoriales todas parecen estar hechas de grandes bloques de piedra, "materia prima" que abunda en la geología de la comarca y que da lugar a unas maravillas arquitectónicas de indudable importancia histórica y etnográfica. Los tejados son, como en toda la zona, de lajas de pizarra, una característica común a toda esta franja que comienza ya en las tierras del occidente astur.


No obstante, en algunos kilómetros la pizarra volverá dar paso a los tejados de teja roja. Será aún más allá de la ciudad de Lugo, en la parroquia de Augas Santas. El viajero observador siempre está atento a estos cambios paisajísticos y se pregunta por su origen y razón de ser, pues el Camino no es solo caminar, es también conocer y descubrir. Ahora atención: en aquel cruce vamos a la derecha.


Pasamos junto a estas casas.



Atentos a las conchas peregrinas y a las flechas amarillas.


Otro cruce y a la derecha.


Un tramo empedrado a la salida del pueblo nos señala, junto con las conchas y las flechas amarillas, por supuesto, la salida para ir a Pipe, Moreira, Nadela y Vilar de Cas...