Eres el Peregrino Número

lunes, 23 de febrero de 2015

A PROBA DE BURÓN (A FONSAGRADA, LUGO, GALICIA): HOSPITALES DE PEREGRINOS, CASTILLO, MALATERÍA Y "ESTRELLAS DE CINE"



A Proba de Burón, antigua capital de un extenso territorio, por donde pasaba el antaño camino principal. Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Capilla de Paradanova. Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Cuando, tras la bajada del Alto do Acevo entramos en Galicia por el concello de A Fonsagrada, el itinerario del Camino Primitivo, siguiendo fundamentalmente la calzada Lucus Asturum (Llugo de Llanera -Asturias-) y Lucus Augusti (Lugo -antigua capital de. Conventus Lucensis de Gallaecia-), prosigue por las aldeas de Cabreira, Fonfría, Barbeitos y Silvela para llegar a Paradanova, donde hallará una importantísima bifurcacuón justo después de pasar la Capela da Santa Cruz

Saliendo de Paradanova. A la izquierda es el camino hacia A Fonsagrada, a la derecha hacia A Proba de Burón. Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
En Paradanova, luego de pasada la histórica capilla de la Santa Cruz, el viajero, arriero y peregrino optaba por seguir el antaño camino más transitado hasta A Proba de Burón, antigua cabeza de un concello extensísimo que abarcaba hasta Negueira de Muñiz, capitalidad perdida en el siglo XIX, o continuar por el ramal que sube hacia A Fonsagrada, que empezó siendo secundario pero el cual, al atajar un buen tramo y de paso ir ya ganando altura para afrontar la subida a la Serra do Hospital, terminó siendo el preferido con el paso del tiempo, pese a que se cubría de nieve una parte importante del invierno

Fuente de A Fonsagrada. Su existencia dio origen a esta población que suponía un verdadero atajo con respecto al camino que baja a A Proba de Burón, esto con el tiempo haría de A Fonsagrada la capital de un nuevo concello en dtrimento de A Proba. Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Esta razón y la existencia de una fuente que da nombre a A Fonsagrada, indispensable para viajeros, arrieros, peregrinos, pastores trashumantes, la Fons Sacrata, hicieron que el tránsito de personas, ganados y mercaderías fuese prefiriendo esta opción. La fuente se halla justo al pie del ábside de la iglesia de Santa María da Fonsagrada, en la parte de atrás, (por donde viene el trayecto original, el Camín da Granxa), vinculada al Camino jacobeo pero también sin duda a creencias precristianas de veneración a las aguas, origen de vida.

Fons Sacrata, A Fonte Sagra. Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Se identifica la fuente con una mansio romana (especie de parada de postas y parador para autoridades del Imperio), la de Fontem Albei, parada en la calzada a Lucus Augusti. Se dice que incluso mucho antes del cambio de capitalidad (ya en el siglo XII) se empezó paulatinamente a ir más por A Fonsagrada que por A Proba con el objeto de ahorrarse como hemos dicho un buen trayecto, pese a ir más alto y pese a quedar buena parte del invierno cubierto de nieve. Se evitaba tener que bajar para volver a subir y esta ventaja haría que con el tiempo, al ir desplazándose los viajeros cada vez más por esta alternativa, A Proba de Burón quedase relegada en la nueva distribución administrativa y pasase a ser una simple aldea del naciente concello de A Fonsagrada, con esta nueva capital, la cual prosperó de ser una simple aldea a crecer gracias al paso continuo de gentes.

A Fonsagrada en el invierno, vista desde Paradanova. Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
En la actualidad pasa algo parecido, A Fonsagrada dispone de albergue público de peregrinos, uno en el centro de la población (pendiente de inauguración) y otro dos kilómetros más allá, en la aldea de Padrón, varios albergues privados, pensiones, tiendas, mercado, camping y otros alojamientos, casas de comidas, bares, centro de salud y todos los servicios, por lo que el camino empleado por la inmensa mayoría de los peregrinos es este. Aquellos que deseen ir hacia A Proba de Burón no van a disponer en este momento (a no ser que se desplacen hacia A Fonsagrada y retomen luego este Camino) nada más que de los apartamentos rurales de Casa da Bastida, ya saliendo de A Proba hacia arriba, pues lo que es propiamente A Proba de Burón no dispone siquieramente en este momento ni de camas, ni tienda ni bar. Habríamos pues de seguir hasta O Cádavo (Baleira) para pernoctar en albergue público o  pensión y hasta Paradavella para suministrarse o tomar algo, a no ser que durmamos por nuestra cuenta (saco, tienda de campaña) y llevemos víveres comprados en Grandas de Salime o en algunos de los bares de los pueblos anteriores en esta misma etapa (Cereixeira, Castro, O Acevo) o por supuesto, como ya hemos dicho, desviarnos hasta el centro de A Fonsagrada y retornar luego a esta ruta


Si visitamos el Museo Comarcal da Fonsagrada podremos ver el mapa con ambas rutas, las cuales coincidirán más arriba, en la Serra do Hospital, en el solar del antiguo Hospital de Peregrinos de Santiago de Montouto, luego de subir desde A Proba por A Bastida y Xestoso


Pero iniciemos la ruta hacia A Proba de Burón. En Paradanova, justo al llegar a esta casa el Camín da Granxa, a la izquierda, es el trayecto tradicional para llegar a lo alto de A Fonsagrada, si bien actualmente no está señalizado hacia la misma iglesia, donde estaba el hospital de peregrinos que dice la tradición existió hasta mediados del siglo XVIII, sino que sale cerca del cuartel de la Guardia Civil, a la Avenida de Asturias. A la derecha es el camino secular hacia A Proba de Burón, el cual ha sido profusamente utilizado por los peregrinos que van hacia A Fonsagrada, pues una vez subidos a lo alto de la colina, en vez de bajar ya hacia A Proba de Burón, pueden dirigirse a la izquierda para llegar la villa fonsagradina por el barrio de Os Chaos, a la entrada de A Fonsagrada por el norte,
 

A ambos lados de la casa de la bifurcación vemos las dos señalizaciones. Nosotros ahora tomamos esta primera, hacia A Proba de Burón


Esta ruta, en su primer tramo, era la empleada tradicionalmente también por muchos peregrinos en las últimas décadas para subir a A Fonsagrada por Os Chaos, una pendiente no tan pronunciada como la del otro camino. Esta es la razón por la que alguien ha pintado Fonsagrada en este mojón en el que se nos dice que distan poco más de once kilómetros hasta el lugar en el que ambos caminos vuelvan a unirse, en el Real Hospital de Santiago de Montouto, hito del Camino y puerta de la historia. Estamos asimismo a 155 kilómetros de Santiago de Compostela


Para ir a A Proba de Burón (o a A Fonsagrada por Os Chaos), tomaremos pues este camino de la derecha


Pero nada más llegar a la segunda casa nos vamos a desviar a la derecha


Atentos al mojón


Pasamos así bajo la carretera LU-701 sin necesidad de cruzarla por arriba, como se hacía antes


Al otro lado veremos otro mojón, inicio de la subida al Monte do Marmoiral: Iremos a la izquierda


Las cimas del monte están cubiertas de pinares


Subimos poco a poco...


A nuestra izqueirda la carretera y a lo lejos los edificios de Os Chaos, A Fonsagrada


Pasamos junto a la parada del autobús


Y seguimos subiendo


Casa a nuestra derecha


Ya vemos, a la izquierda de Os Chaos, el centro de A Fonsagrada. El Camino que asciende directamente hacia allí sube por aqeul bosque hacia el edificio rojizo en medio de la foto. Justo a la izquierda está la copa del agua, el depósito de A Fonsagrada, referencia que se ve desde muchos kilómetros a la redonda


Nosotros no llegamos a pisar la carretera LU-701, sino que subimos por la pista que, pasado el árbol, sube a la derecha


Al principio hay un tramo enlosado, luego es camino de zahorra. Antaño se cruzaba aquí la carretera, punto peligroso que se evita con el paso bajo el puente, como acabamos de hacer


El mojón nos indica esta dirección


Este es el Camino hacia A Proba de Burón por el Monte do Marmoiral, subida por una pista de tierra, ancha y arbolada


Como decimos, en este momento la subida por el Monte do Marmoiral es también muy usada para para ir hacia A Fonsagrada


Subida recta y directa


A nuestra izquierda el barrio de Os Chaos, al norte de A Fonsagrada, donde hay edificios de pisos y parcelas, así como las instalaciones del I.E.S. Fontem Albei, el Pabillón de Deportes, la Escuela Fogar y el Colexio Santa María.


El Camino entre el arbolado


Ya se divisa la cima


Pasamos al lado de este colmenar


 Acaba la cuesta al lado de las naves y palés de una empresa maderera



Se acaba la subida y andamos por unos metros en llano y asfaltado, hasta salir a este importante cruce


Cruzamos la carretera y prestamos atención a la encrucijada


A la derecha, bajando ya, va el camino de A Proba de Burón. A la izquierda y subiendo el que entra en A Fonsagrada por Os Chaos


Aquí tenemos las oportunas indicaciones, muy necesarias en este lugar


Estamos a kilómetro y medio del centro de A Fonsagrada y a poco más de dos kilómetros de A Proba de Burón


En este caso nosotros tomamos la senda terrera que baja a la derecha pues presentamos la ruta hacia A Proba de Burón


Y por aquí bajamos


Fincas de pasto


Camino recuperado y acondicionado


Una profunda caja caminera es señal de la antigüedad del Camino


Este Camino, antiguo y tradicional hacia A Proba de Burón aparece con suerte despachado en media frase, apenas una mención, en solo contadas guías


Nos adentramos en el bosque de la ladera de la montaña en la que se asienta, en su cima, A Fonsagrada, que está a nuestra izquierda, pero que no vemos desde aquí


El Camino se torna bastante llano


Encajado entre los setos...


Y sigue por estos bosquetes y helechales


Aquí mucha antención: hay un desvío a la derecha junto a este poste


Hemos de bajar por aquí


Siempre los hitos del Camino confirman el itinerario, sobre todo en los cruces y bifurcaciones


 Sendero entre helechos


Murete de piedra


Bajamos a la espesura


Umbría...


Intrincada selva...


Pero el camino no tiene pérdida


Otro muro de piedras


Hojarasca


Seguimos bajando


Tupidos helechales


Salimos a este cruce, pasando al lado de una jaula con perros: seguimos de frente adelante


Esta es la ruta


Hito del Camino


Trecho bastante llano


Nos acercamos a un cruce


Bajamos a la derecha


Son terremos más abiertos pero también con matorral y árboles


Siempre por la pista más ancha que sigue bajando


Paisajes de praderías y bosques en la Serra de Invernal


Bifurcación y a la izquierda


A lo lejos Carracedo


Curva a la izquierda


Gran bajada


Curva a la derecha


Perdemos altura en ruta al valle


Y ya empezamos a ver entre la arboleda A Proba de Burón. En invierno o a principios de la primavera, cuando los árboles están sin hoja, es más factible esta visualización de tan histórico enclave


El resto del año el verdor de las hojas predomina como un manto natural en el paisaje


Llegamos así a la carretera que baja desde la gasolinera de A Fonsagrada hacia A Proba de Burón


Pero no la seguimos, la cruzaremos pues el Camino sigue al otro lado


Al fondo arriba, solitaria, A Casa da Bastida, sobre el valle del Río da Proba, una buena referencia visual, pues, tras atravesar la población, el Camino subirá hasta la casa y continuará ascenciendo por el bosque hasta la cresta de la loma, tal y como vemos en la foto
.

Cruzamos la carretera y seguimos bajando


La concha y el mojón nos lo indican, primero por suelo enlosado


Luego es pista de zahorra, en fuerte descenso


En los bosques de A Fonsagrada


Hojarasca...


Tupida foresta...


 A Proba de Burón, el centro del pueblo y antigua capital, a nuestros pies


A Proba de Burón, hoy una aldea en el fondo del valle pero antaño una poderosa villa capital de la extensísima Terra de Burón, organización administrativa suprimida durante las profundas reformas políticas del siglo XIX

A Proba de Burón con su torre superviviente del Castelo de Altamira y la iglesia. Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Estamos en el "Camiño que ven de Ovedo", tal y como se cita en documentos del año 1262 referidos a esta vieja capital, se supone fundada, tal vez sobre aldeas anteriores o castros, allá hacia el año 1200 por la iniciativa repobladora de monarcas como Alfonso IX, los cuales pretendían reorganizar sus reinos arrebatando con más o menos éxito y durante más o menos tiempo el poder directo que ejercían sobre sus tierras y vasallos monasterios y nobleza terrateniente, creando estas pueblas (de ahí A Proba) gracias a la concesión de la Carta Puebla, documento que daba a sus moradores importantes derechos y libertades para la época, haciendo de estas pujantes villas nuevos centros administrativos de sus alfoces, origen de los concellos.


Anteriormente a la concesión real los monasteiros de Santa María de Vilanova de Oscos en Asturias y de Santa María de Meira en Galicia ejercían libremente su señorío sobre tan extenso territorio. Después siguieron manteniendo tierras y derechos pero en conflicto constante con el Concello vecinal, habiendo continuos litigios, pleitos y negociaciones

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Pese todo aquellos fueros los antiguos señores siguieron ejerciendo, por su cuenta o en nombre del monarca como sus representantes, una notable influencia, volviendo a caer no pocas de nuevo bajo su órbita. Así en el siglo XIV A Terra de Burón y otros territorios gallegos pasarán a los condes Trastámara, pero luego el rey Pedro I se las dará a su aliado Pedro de Castro. Más tarde, con el triunfo definitivo de los primeros en las guerras y disputas en las que se hicieron con la corona, volverán a su órbita de poder


Continuamos bajando


El suelo se cubre de hojas caídas


Pasamos junto a unos muros cubiertos de piedra y musgo


Y ya tenemos A Proba frente a frente


A Proba de Burón. Vemos el Camino que sube a la izquierda hacia las casas del medio de la foto para desde allí ir hacia la iglesia (izquierda)


Curva a la izquierda y tramo final de bajada


Pronunciada curva para perder altura


 Pared natural de roca


A Proba, su valle y río, con el Camino, que sube desde el puente


Iglesia parroquial de Santa María Magdalena, símbolo de la historia. Su ábside semicircular denota su pasado románico


Y las ruinas de A Fortaleza, el viejo castillo de A Proba de Burón, sobre el centro del pueblo


Nuestra ruta pasará a sus pies


Sigue el descenso, junto a un tubo del que mana agua


Agua de la montaña, quizás sea esta la antigua Fonte da Pousa (la clásica fuente donde la gente se lavaba antes de entrar en las localidades de importancia)


Llegamos a un cruce, a la entrada de la Casa da Ponte, donde iremos a la derecha, hacia el centro de A Proba


Letrero de la Casa da Ponte


Los perros se acercan a saludarnos


Y seguimos ruta


El camino, sale al fondo a la carretera nuevamente, que baja por A Cruz Nova hasta O Chao


Llanos campos del Río da Proba. O Chao. Aquí se acaba definitivamente el largo descender desde A Fonsagrada

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Hermosa vista del pueblo y del valle del río da Proba, con el centro de la localidad arriba, la iglesia y la fortaleza. A Proba perdió su capitalidad con grandísimo disgusto en el año 1835 a consecuencia de las reformas administrativas que transformaron el mapa político español. Nada se pudo hacer para oponerse. La vieja puebla que desde la Edad Media era cabeza de A Terra de Burón, que abarcaba los actuales concellos de A Fonsagrada y Negueira de Muñiz, comenzaría una larga decadencia que continuaría hasta nuestros días.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Iglesia de A Proba de Burón. Justo por las casas a su derecha pasa el Camino

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
A Fortaleza. El Camino pasa por las casas de enfrente


Pasamos el puente


Sobre el río Burón


Atrás A Casa da Ponte, junto a la que acabamos de pasar


Viejas piedras de A Ponte da Proba


En O Chao hay una explanada y cruce, junto a la parada del autobús y la torre de la luz


En O Chao hay una explanada y cruce, junto a la parada del autobús y la torre de la luz


Vemos en la torre, unas placas del callejero local


 La Avenida Río Eo que viene a nuestra izquierda


Y la Plaza de Mao Tse-Tung, donde nos encontramos. Nos llamará poderosamente la atención el que sus calles y plazas están dedicadas a personajes como Lenin, Mao Tse Tung, Fidel Castro, Igor Stravinsky o el Mariscal Zukov. Se trata de una iniciativa de Enrique Ferández, vecino benefactor, en una de las numerosas iniciativas tendentes a querer hacer algo por recuperar la celebridad e importancia perdidas por el pueblo

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Aquí empezamos una corta subida entre las casas


O Camín da Caella


Sigue el ascenso


Montón de leña para el invierno


Vista del valle. Arriba A Cruz Nova, por donde va la carretera que baja desde la gasolinera de A Fonsagrada


En aquel cruce hay otra placa


Plaza del Doctor Fleming


Vamos de frente hacia aquellas casas


 Aquí se acaba la subida: vamos a la izquierda


A nuestra izquierda un hermosísimo hórreo de cubierta vegetal


Y un buen campo de berzas


El hórreo y la casa


De frente cruce de varios caminos: vamos a la izquierda


Y ante la Casa do Capador, con la iglesia al fondo, nos desviaremos a la derecha, si bien dada su importancia histórica y el buen paisaje del que se disfruta desde su campo, iremos primeramente a visitar un momento el templo parroquial

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
La iglesia está consagrada a Santa María Magdalena, una advocación muy frecuente y quizás relacionada con el patronazgo de esta santa a las malaterías u hospitales de leprosos, como el que existía en las inmediaciones, en San Miguel da Bastida. El santuario muestra en su interior un apreciable conjunto de retablos e imaginería barroca y neoclásica.


No menos importantes fueron las fundaciones hospitalarias que aquí existieron durante siglos, pues a los peregrinos se les ofrecía hospedaje en el Hospital da Raíña y en el de A Santísima Trinidade, que aún se conserva


A Bastida


Paisaje rural


Por allí sigue el Camino, hacia la capilla de San Xosé (en medio de la foto)


Camino al que regresamos yendo de la Casa do Capador a la derecha, barrio de O Milladoiro, un topónimo referido a los montoncitos de piedra que los peregrinos dejan en los caminos, otra hermosa muestra de la estrechísiva vinculación de A Proba de Burón con el Camino. Por aquí debió de estar la Malatería u Hospital de San Lázaro, fundado tal vez en el siglo XVI, cuya ermita tení aun pórtico en el que se guardaban los peregrinos, reparado en el siglo XVII "para en él puedan los romeros y transeúntes hacer oración al santo"








Detrás del hórreo a la izquierda sigue el Camino hacia la capilla de San Xosé, pero justo a la derecha podemos desviarnos para ir a ver otro monumento de gran importancia


Y es que aquí arriba a la derecha está A Fortaleza, robusto e impresionante torreón que fue testigo del nacimiento, auge, esplendor y declive de una histórica puebla. El Camino sigue a la izquierda pero vamos a subir unos metros para verla más de cerca




Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
A Fortaleza, una de las cuatro torres que aún queda en pie del antaño poderoso castillo de los condes de Altamira. La antigua muralla y el castillo fueron derribados al final de la Edad Media por las autoridades del rey tras el asesinato aquí de García Fernández de Valcarce dentro de las disputas nobiliarias en las que los reyes volvían a tener autoridad sobre la nobleza local

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
La vieja nobleza feudal seguía mandando pese a las disposiciones de los monarcas, o si alguna vez perdió el dominio este volvió a recuperarlo ante la debilidad de unos reyes puestos siempre en entredicho y que necesitaban su apoyo en continuas guerras y disputas por el trono

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Por ello no es de extrañar que esta fuese atacada en las  del s.XV, durante aquellas revueltas populares contra los nobles que fue la Guerra Irmandiña .



El castillo fue echado abajo a mediados del siglo XX y como hemos dicho únicamente se conserva esta torre, o más exactamente tres de sus muros...

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Si lo deseamos podemos desde A Fortaleza recorrer un poco esta zona del centro de A Proba

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
A Proba de Burón, hoy en día una aldea, pero con muchos edificios y detalles que delatan que fue una antigua capital y cabeza de extensísima comarca


Casonas, caserones y antiguos hospitales de peregrinos

Y así desde A Fortaleza volvemos al Camino


En dirección al hórreo, dando vista a la iglesia


Y en el cruce a la derecha


Es la calle Concepción Arenal


Una placa nos lo atestigua


Y así salimos del pueblo, viendo al fondo ya el camino que sube a la Casa da Bastida


Caminamos hacia aquel cruce


Llegando al pie de la capilla de San Xosé

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Otro de los símbolos que recuerdan el perdido esplendor de la antigua y poderosa puebla. Su traza actual parece ser del siglo XVIII pero sin duda hubo un santuario anterior


El llamativo escudo de la fachada, con un querubín con alas, la letra M, un pájaro en la rama de un árbol, una cruz de alguna orden religiosa y abajo una especie de olla o recipiente, quizás todo ello relacionado con alguna estirpe y con algunos de los hospitales de peregrinos que aquí existieron


La capilla simboliza nuestra salida de esta histórica población cuyo pasado no queremos que caiga en el presente olvido, sino que se conozca y reconozca con un patrimonio y una identidad garantía de futuro



 Salimos paso a paso de A Proba de Burón


A continuación pasamos sobre el Rego de Pontetraves, con su desbordado lavadero en época de lluvias
Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Un hermoso valle con colinas boscosas


Campos abiertos con mucha visibilidad alrededor: de frente la subida a Casa da Bastida


A la izquierda la verde y fértil vega


A lo lejos A Bastida, allí estuvo la desaparecida iglesia románica de San Miguel da Bastida, a cargo de los caballeros sanjuanistas junto con las Casas de Leprosos, otra de las numerosas malaterías que jalonaban el Camino. Contó con capilla propia dedicada a San Lázaro que perduró hasta mediados del siglo XX


Por ahí arriba bajan el Camino y la carretera de A Fonsagrada, entre los árboles


A la derecha el barrio de Trambasaugas, bajo A Loma Roxiña


Praderías y piñeiros

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Atrás San Xosé y A Fortaleza

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
O Milladoiro y A Igrexa.


Desde aquí contemplamos el pueblo. Existe aún una cierta pica vecinal y corren leyendas que narran "trampas" de los fonsagradinos para hacerse con la capitalidad municipal, como que "se llevaron la imagen de la Virgen" para asentar en la montaña la nueva cabeza del nuevo concello de A Fonsagrada.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Un cierto esplendor fue el rodaje aquí de parte de la película del hombre lobo Romasanta dirigida por Paco Plaza con la participación de la estrella del celuloide Elsa Pataky

 

Atención: tomemos la senda de la derecha


Luego de bajar al valle toca volver a subir. Es la ruta que irá, por Os Xeixiños y Xestoso da Bastida, a través del Camín de Misa,  ganando altura hasta coronar el alto del Pico Muradal, a 1.108 metros de altitud, llegando al Hospital de Peregrinos de Santiago de Montouto donde enlazaremos con el Camino procedente de A Fonsagrada


Seguimos de frente, siempre subiendo


Subida directa


Atrás queda, abajo en el valle, la histórica y antigua capital buronesa y arriba las alturas de Oudal y el Monte Marmoiral


A la derecha O Chao María Ancres, Trambasaugas y A Loma Roxiña. Valle del Rego de Pontetraves


A buen paso


Pasamos junto a unas huertas


Cerradas con un murete de piedras


La subida se empina


El tener que bajar al fondo del valle para luego bajar hizo que, desde la Edad Media, viajeros y peregrinos optasen por dirigirse hacia A Fonsagrada en vez de a A Proba, evitando esta situación. Si bien en A Fonsagrada en invierno las condiciones metereológicas eran peores, se trataba de un atajo en el que la subida hecha no había que volver a bajar para luego ascender otra vez hasta la Serra do Hospital. Con el tiempo esta circunstancia favorecería la constitución de un núcleo fonsagradín de importancia que entraría en competencia con A Proba, y que triunfaría definitivamente como capital de un nuevo concello a consecuencia de los avatares político-administrativos decimonónicos por los que los liberales acababan con los restos del Antiguo Régimen


Así, muchas poblaciones de honda dependencia tradicionalista en aquel entonces, vinculadas a cotos señoriales, obispados, monasterios y órdenes religiosas, perdieron su estatus capitalino e incluso sus territorios a expensas de una nueva distribución municipal y de cabezas de concello y de comarca


Ya se ven los altos del Monte Pividal


El Camino llega a un cruce


En el que subimos a la derecha


A las casas que hay arriba, por tramo asfaltado


Esta es la  Casa da Bastida, dedicada al turismo rural, a su derecha sigue el Camino, subiendo un buen trecho, de nuevo pista terrera


Cartel de la casa en una sierra de tronzar, símbolo de la actividad maderera secular en los montes de la zona


Leña en las ventanas y rueda de carro do país


Vayamos siempre por la pista ancha, de zahorra, y señalizada


Los hitos del Camino nos ayudan en esta orientación


Ahora sí empezaremos a ver, según subimos y arriba detrás nuestro, A Fonsagrada


La zona centro, con la copa del agua, el depósito. Debajo la carretera que comunica con A Proba de Burón


Edificios de la Avenida de Galicia


Os Chaos...


Sigue la subida...


La cuesta tiende a suavizarse un poco


Larga recta casi en llano


Abajo A Cruz Nova, bajada de A Fonsagrada a A Proba de Burón por carretera


A norte Chao María Ancres y Loma Roxiña


Otro poco de cuesta arriba


Pinos, matorrales y fincas


Gran campo visual al norte, hasta las sierras de Pousadoiro, Meira, A Canda y Corno do Cervo


Y valle del Rego de Reposeiras


Vamos culinando la ascensión


Y ya casi llaneamos


 El Camino no tiene pérdida


Ya casi en llano llegamos a unas fincas


Más a lo lejos al norte O Campo do Vento, campos y colinas de Neiro, Chao do Arco...


Muy a lo lejos al norte un pueblo: Peizais,  parroquia fonsagradina de Neiro, con sus casas


A Casa de Abaixo, Casa de Couso, Casa de Carrin, Casa de Acola, Casa de Herbón, Casa de Asenxo, Casa do Zarelo...


Al sur A Fonsagrada. Siempre que la vemos entendemos la frase que dice "A Fonsagrada nunca baixan os lobos"... porque tienen que subir


 Tal y como escribía el investigador Jesús Evaristo Casariego el camino por A Fonsagrada "resultaba más corto pero era mucho más fragoso y en parte del año lo empachaba la nieve"


Allí junto a aquellas naves, a la izquierda de A Fonsagrada, comenzábamos a bajar hacia A Proba de Burón


Camino que pasaba luego bajo Os Chaos


Y los bosques al pie de la población


La copa del agua y la salida hacia O Padrón por O Atallo y el Camiño do Calvario


Al sur de A Fonsagrada está O Padrón, antiguo enclave de la Ecomienda de los Caballeros Hospitalarios de San Juan de Jerusalén. Vemos el campanario de la iglesia (al lado derecho del árbol a la izquierda de la foto, por donde pasa el otro Camino, el que saliendo de A Fonsagrada pasa por aquí rumbo a Vilardongo, Pedrafitelas y Montouto, camino que también reconocemos saliendo de Padrón entre las praderías de la derecha. Al fondo en la carretera  de Lugo asoma, distinguible por su intenso color amarillo fuerte, el albergue de peregrinos


Un repecho más


Volvemos a ver atrás A Cruz Nova...




Adelante, rebaño de vacas


Pasamos junto a este gran pastizal


Bosques y laderas que caen al Rego de Pardiñas


 A Fonsagrada, siempre a la vista...


Al fondo unos piñeiros, Os Xeixiños


Hacia ellos vamos nosotros


El Camino hace un gran tobogán, baja y sube



Siempre en recto hacia los pinos


Un poco de subida más a Os Xeixiños


Líquenes en el mojón


Musgo en los postes de madera de las fincas

A Fonsagrada a nuestras espaldas


Ya casi en llano...


No hagamos caso a los ramales que se desvían a los lados, siempre de frente por la pista principal señalizada con mojones xacobeos


Ganamos altura, ya casi estamos a la de A Fonsagrada, a unos 979 metros de altitud, en el Monte Pivial


Vemos A Fonsagrada en lontananza. Justo aquí, cuando empezamos a llanear


Iconfundible en la distancia, se ve a decenas de kilómetros


Ya al oeste descubrimos la Serra do Hospital, con sus parques eólicos, los nuevos gigantes que, cual quijotescos molinos de viento, han hollado intensamente el paisaje. este cueto, más cerca, es el Alto de Xestoso (932 mts.)


Son los altos del Monte Vaubello, A Lagoa Seca, O Teso das Medorras...


Nos parecen suaves colinas pero superan los mil metros sobre el nivel del mar, pues altos estamos también nosotros


En primer término bosques de Os Bragais y Alto de Xestoso. Al fondo la subida hacia el Alto do Hospital, en las praderas a lo lejos a la izquierda, solar del Hospital de Peregrinos de Santiago de Montouto donde se unen este y el camino que va de A Fonsagrada por O Padrón, Vilardongo, Pedrafitelas y Motouto


Chao de Pruída


Enlaza con esta otra pista. Seguimos de frente en recto hacia la sierra


Cierre de estacas y alambradas


Los mojones confirman nuestro itinerario


Chao de Pruída


Teso das Medorras, al fondo


Aquí empezamos a bajar un poco


Unos comederos de ganado


Y acabamos en un cruce con una pista asfaltada en el que iremos a la derecha


Así se nos indica


Y por allí vamos


En llano y asfaltado, hacia unas casas. Acabamos de llegar a Xestoso de Riba


Esta es la primera casa, con su alta chimenea y nave a la derecha


Al pasar por delante nos recibe el perro guardián

Luego va el tejo o teixo


Quedan atrás...


Subimos un poco


Siguiente casa de Xestoselo


Pasamos bajo la ventana y al lado de o forno donde se hacía el pan


Y la puerta abierta del viejo portón

Se trata, con el hórreo, de un bellísimo conjunto de arquitectura rural, lamentablemente abandonado


Flores de Xestoso ante A Fonsagrada...


Idílico lugar...


 Luego va otro caserón, también con hórreo
 

Al lado de otro cruce de caminos en el que iremos a la derecha


Y volveremos a subir un poco


Hito indicador


Y así salimos de Xestoso de Riba


En la siguiente bifurcación hemos de dejar el asfalto tomando la pista de la izquierda


 Estamos otra vez subiendo, poco a poco


Atrás ha quedado también Xestoso


Desde aquí seguimos observando A Fonsagrada y O Padrón


Camiño do Calvario, bajada de A Fonsagrada a O Padrón, paso de peregrinos


Padrón con su iglesia (izquierda de la foto) y su albergue (derecha)


Y A Fonsagrada con su depósito de agua en forma de copa. Abajo campos y bosques de Os Bragais, Chao de Granda, Chao do Padrón, Valindorro...


La pista sigue siendo ancha y se ven rodadas de tractores


Pronto acaba la subida


Y tomamos esta larga recta entre toxos e piñeiros


Al sur, por aquellas lomas sobre el valle del Rego do Valindorro y sus afluentes, Rego dos Bragais, Rego da Pérgua, Rego das Marcadas, Rego da Brañela y Rego do Carballal, va el otro Camino, la ruta de A Fonsagrada y O Padrón a Vilardongo


A Loma da Pérgua y As Marcadas do Couso


Muchísimo más en la distancia son los picachos de Ibias y Os Ancares, donde se unen Galicia, Asturias y León


Alto de Xestoso. Nos aproximamos a la Serra do Hospital


Abajo, casas de Xestoso de Riba, parroquia de A Bastida, arriba A Fonsagrada


O Padrón


Camiño do Calvario


Os Chaos y el Alto do Acevo, por donde entrábamos en Galicia viniendo de Asturias por Grandas de Salime


La carretera que desde A Fonsagrada baja a A Proba


Vamos hacia Carballal, a 941 mts,  antes de iniciar la subida a la Serra do Hospital, caminando nuevamente junto a más pastos


Más hitos del Camino


Fincas y campiña. A lo lejos la aldea de Brañela


Más fincas


O Carballal, el topónimo queda pero los carballos no, solo pinos, toxos y arbustos


Por allí abajo va el Rego de Mourisco


Y allí está el pueblo de Mourisco, bajo el parque eólico del Teso das Medorras y del Monte Vaubello. Luego va la Serra Corno do Cervo. Mucho más al norte son las sierras de Meira, Pousadoiro y Serra da Cadeira


Mourisco, parroquia fonsagradina de Pacios. Al norte  quizás podamos distinguir Teixeira y Castañoso


Pico das Peniñas...


La Serra do Hospital, más cerca


Inmediaciones del paraje de Carballal


Antenas e instalaciones en los alto de la Serra de Lagoa Seca, en el pico del mismo nombre (1.108 mts). Más abajo es la carretera que desde Pedrafitelas va a Pacios, que habremos de cruzar prontamente


Otra bella pradería ante Mourisco


Carretera y parque eólico, los modernos gigantes de los quijotescos molinos de viento


Llevamos un buen tramo caminando en llano


Justo por aquel monte de pinos a la derecha de los prados va el camino que seguiremos, sobre Montouto y el Valín do Gato


El camino no tiene pérdida


Pinos y algunos eucaliptos


Pasamos un antiguo depósito


Y atravesamos el pinar


Empezamos a subir poco a poco


Curva a la izquierda


Ganando más altura


Allí hay una caseta de aguas


Hay una curva a la izquierda en un poco de cuesta


Subimos unos metros más, teniendo a nuestra izquierda una buena referencia geográfica, la aldea de Brañela


 Brañela, parroquia de A Bastida. Más allá, saliendo de aquel otro pinar del fondo a lo lejos, veremos el otro camino, el que viene de A Fonsagrada, O Padrón y Vilardongo dirigiéndose a Pedrafitelas y Montouto. Abajo es el profundo valle boscoso del Rego de Carballal


Brañela


Y el otro camino, próximo ya a unirse a este


Entre Brañela y la otra ruta hay otro profundo valle, el del Rego de Brañela o Rego dos Fornos, que no vemos desde aquí, pues nos lo oculta la primer colina. Al otro lado de los pinos, más abajo, está Pedrafitelas, en la carretera LU-530


A Fonsagrada nos queda ahora justo al este


Al fondo es el Alto do Acevo (1.062 mts.), el Monte da Curiscada (1.108 mts) y Pedras Apañadas (1.203 mts.) límites con Asturias


O Padrón, a la derecha de A Fonsagrada. Seguimos viendo muy bien su iglesia


Centro de A Fonsagrada y justo detrás, poco más altas que las casas, las cimas de la Serra de Follobal



Se ve también la carretera que baja a A Proba de Burón. El Camino está algo más oculto entre prados y árboles


Centro de A Fonsagrada


A la izquierda de A Fonsagrada Os Chaos


Y más allá de las naves madereras donde terminaba nuestra ascensión desde Paradanova y comenzábamos a bajar a A Proba vemos un parque eólico, son los altos de Buspol, en Grandas de Salime, Asturias. Más allá aún es el Puerto del Palo en Allande, otros de nuestros hitos camineros que hemos dejado atrás



Ya estamos al pie de la linea de cumbres de la Serra do Hospital


Pequeña subida...


Al fondo ya se ve la carretera local que viene de Pedrafitelas


A ella subimos


Los aerogeneradores asoman sobre el pinar de la montaña


Salimos a la carretera y vamos a la izquierda


Pasamos delante del mojón

Caminamos por ella unos pocos metros


 Atención al mojón de la derecha, por ese sendero de hierba iremos subiendo nosotros dejando el asfalto


Comenzamos a ascender...


Camino de hierba, que sube en buena pendiente


Y pasa por el pinar


Otro lugar totalmente mágico


Ya va acabando la cuesta


Llegando a la cima


Cruzamos una pista forestal y seguimos al otro lado


Poir aquí indican conchas y flechas



El camino es ancho...


A ambos lados, el bosque de pinos


Senda magnífica


Este sí que puede ser un hito muy antiguo


No en vano estamos en tierra de túmulos y dólmenes cuyas grandes piedras sirvieron como señal geográfica de caminos y territorios


La paz del Camino...


Otro cruce en el que seguimos de frente adelante


Vamos por buen trayecto...


Ruta bien marcada


Serenidad de las cumbres...


Rodadas de tractores


Camino correcto


Los troncos se cubren de musgo y líquen


Sigue el pinar...


Peñascos de las cimas de la sierra


Allí empezaremos a bajar


Un momento emocionante pues nos acercamos a nuestro objetivo: las praderías del Hospital de Santiago de Montouto ya se ven más allá de las copas de los pinos


Bajamos hasta otro pinar, más pequeño


Sobre el pinar asoman los montes de A Carba y Os Oteiros. Bajo ellos, a la derecha, está el antiguo Hospital de Santiago de Montouto, donde enlazaremos con la otra ruta


Parque Eólico da Carva


Descenso hacia los pinos


Penedos de buena roca gallega


Y así atravesamos este piñeiral


Para volver a salir a campo abierto, entre los prados


Abajo a la izquierda ya se ve la carretera de Lugo, la LU-530


Salimos a esta pista y continuamos de frente a la izquierda


Busquemos siempre y cada poco flechas y mojones

Ellos nos guiarán


Prados que caen hacia el pueblo de Montouto


A Carba...


El Camino es aquí un excelente mirador


Al sur la Serra de Louxas y montes de Negueira de Muñiz


En el horizonte Ibias...


Y Os Ancares




Debajo nuestro unas casas


Es el pueblo de Montouto, por donde sube el Camino que viene de Pedrafitelas, Vilardongo y A Fonsagrada


Ambos caminos se aproximan pues a su unión


Senda bien arreglada


Esplendor verde...


 Valle del Rego das Romeas

Seguimos caminando sobre Montouto




Buena pista...


Una señal superviviente de las primeras señalizaciones de los años 90 del siglo XX


Aún no vemos el hospital de peregrinos pero estamos muy muy cerca


Curva a la derecha

La pista caminera nos lleva bajo las alturas prominentes del Pico Muradal, de 1.099 metros de altitud, en la Serra do Hospital. A finales del siglo XX fue trasladada la estación de vigilancia anti-incendios del Pico Muradal al de Lagoa Seca o Lagoseca, y llevó a la confusión de ambos topónimos pues la estación no cambió de denominación. Tanto al norte como al sur la sierra ha sido "plantada" de parques eólicos


Allí en medio, abajo a nuestra izquierda, bajo el parque eólico y A Carba, reconocemos con emoción la proximidad del camino que sube desde Montouto procedente de A Fonsagrada. Allí en el collado nos uniremos a él para bajar a Paradavella. Más al oeste es la Serra da Lastra, con los Altos de Paradavella y el Pico do Formigueiro (958 mts.)


Ahí se unen los caminos: lugar muy especial, vemos unas ruinas y, a su izquierda, una capilla


Es el dólmen de Pedras Dereitas y justo detrás el Real Hospital de Santiago de Montouto


 Y a su izquierda la capilla de Santiago de Montouto


Ante la capilla de Santiago, recuperada, capilla que fue de la vieja fundación hospitalaria que socorría a los peregrinos, se unen las dos rutas que se separaron en Paradanova


En ese campo se celebra todos los años una romería popular la fiesta de Santiago, patrón del lugar y de toda Galicia, el 25 de julio


Luego de unirse, la ruta proseguirá en bajada hacia Paradanova y, luego de allegarse a la casa de A Calzada, entrará en el concello de Baleira por A Degolada


Bajamos entonces al antiguo hospital de peregrinos y su capilla


Por contra el otro camino tiene aquí una fuerte subida para llegar a la capilla y antiguo hospital


Aquí nace el Rego de Lagos que forma este valle


Montouto, nueva perspectiva en la ladera del monte. Un poco más allá los campos de Pedrouzos


El camino del medio es por el que vienen los peregrinos que han elegdo escoger la otra ruta desde A Fonsagrada


Capilla y hospital de peregrinos


Y el dollmen


Pedras Dereitas, con sus losas de piedra dispuestas en vertical hincadas en el suelo, cámara funeraria que como verdadera "máquina del tiempo" ha transmitido durante cuatro o cinco milenios la memoria de los primitivos pobladores neolíticos, indudablemente pastoriles, que poblaron estas tierras y ya hollaron estos senderos mucho antes del culto a Santiago


El dólmen y la capilla, pasan siglos, milenios, civilizaciones, pueblos y religiones pero los lugares sagrados permanecen


Los eólicos, la nueva era...


Miles de años nos contemplan, quizas cuatro o cinco milenios


Paraje legendario, superviviente al paso del tiempo...


Y ya salimos a las también recuperadas y consolidadas ruinas del histórico Hospital de Santiago de Montouto, que como la capilla da vista a las dos vertientes del monte


Ante la entrada al  hospital de peregrinos nos encontramos esta piscina-estanque, aprovechada por el antiguo hospital, que tenía canalización acuífera



Esta es su canalización y este es el Camino...


Cruzamos las antiguas dependencias...


Es un largo pasillo empedrado


Con un bellísimo paisaje desde los campos de Os Oteiros a la Serra da Lastra, con el Pico do Formigueiro (958 mts.) a la derecha, bajada al valle del Rego do Muíño


Al fondo, al otro lado, está el campo de la capilla, donde, uniéndonos al otro camino de romeros, continuaremos hacia Paradavella, A Calzada, A Degolada, A Lastra... no sin antes reparar en la historia de este Real Hospital de Santiago de Montouto, hito del Camino hacia la Ciudad del Apóstol