Eres el Peregrino Número

domingo, 15 de febrero de 2015

O CÁDAVO, CAPITAL DEL CONCELLO DE BALEIRA: SUBIDA A PRADEDA (LUGO, GALICIA)


O Cádavo (Baleira) desde el Camino: al fondo el Alto da Vacariza.
El Camino en el Campo da Matanza
En el itinerario del Camino Primitivo que viene desde A Fonsagrada, rumbo a la ciudad de Lugo, el peregrino llega al concello de Baleira por las aldeas de A Lastra y A Fontaneira para, desde esta última, emprender ruta a la capital del concello, o Cádavo, no sin antes pasar por el célebre Campo da Matanza, subida a la Serra do Candín.


Campo da Matanza, llamado así por una mítica batalla aquí librada, según una antigua tradición y avalada por vestigios arqueológicos, entre las huestes del rey Alfonso II El Casto y alguna partida o ejército musulmán, justo en aquellos mismos años en los que se descubrió el que se tiene por sepulcro del Apóstol Santiago en Compostela.


Tras subir a lo alto de la sierra, coronamos la cima de la loma cerca de As Fontiñas, por la zona de A Medorra, tierra de túmulos.



Y bajamos directos hacia O Cádavo, hacia donde nos dirigimos en fuerte descenso por el Camín Vello o Camín da Feira y la Carrilleira de Santiago.


No hemos de tardar en divisar O Cádavo en el fondo del valle, fuentes del río Eo


En las montañas de enfrente, conla Serra do Pozo a la derecha y la Serra do Puñago a la izquierda tenemos el Alto da Bacariza, por donde sube desde O Cádavo y Pradeda el Camino, rumbo a Vilabade, Castroverde y Lugo.

Es una buena y larga bajada.

Bajo nosotros vemos los tejados de los edificios de la población.

Enfrente, bajo el Alto da Bacariza, Pradeda, donde en el año 1809 escaparon las partidas napoleónicas que , tras incendiar A Fontaneira mientras perseguían al general inglés Sir John Moore, sufrieron un descalabro ante una tropa de improvisados paisanos capitaneados por Xosé Páramo y Montesino, llamándose desde entonces la vía O Camiño dos Franceses.
Pradeda vista desde la bajada a O Cádavo: por ahí seguirá el Camino

Pradeda y el Alto da Bacariza
El fondo es absolutamente verde de alegres praderías que ascienden hacia las casas de Pradeda en esa ruta al Alto da Baqueriza o da Vacariza, de 836 metros, el útimo de verdadera importancia que nos queda antes de Santiago, por donde caminaremos muy pronto.


El Camino sigue su descenso, primero empedrado...


Y luego por firme asfaltado, a la altura de las señales que hay frente al depósito del agua, dando vista a Cubilledo y el valle nacimiento del Eo.


Solo quedan pues unos últimos metros antes de llegar al casco urbano, que a partir del depósito de agua están asfaltados.


Cada vez vemos mejor O Cádavo. Esta es la parte antigua, donde predominan las casas unifamiliares y donde se encuentran la iglesia, la antigua Casa do Concello y otras dependencias. La parte nueva, ya al lado de la carretera LU-530 y que aún no vemos desde aquí, queda justo a la izquierda.


En el centro de la foto aquel edificio amarillo es el albergue de peregrinos de O Cádavo


Pasamos junto a las huertas y nos dirigimos a las primeras casas.


En este instante que vivimos en O Cádavo la ciudad de Lugo  ya parece ciertamente a nuestro alcance, a una jornada de camino, pero O Cádavo es un buen lugar para echar el freno.


Ahí tenemos el mencionado y moderno albergue, a mano derecha, según entramos en la población en dirección al Campo da Feira.


Tiene un prado alrededor, que en temporada estival, cuando más afluencia hay de andarines, es un verdadero "espacio de socialización", allí, conversan, intercambian impresiones, se informan, tienden la ropa a secar, se hacen amigos... los bares, pensiones y demás servicios tampoco están muy lejos.



El Camino (a la izquierda de la foto), pasa al lado de la iglesia, de traza moderna.


A la izquierda están los edificios de pisos de la mencionada parte nueva, la que se extiende desde aquí a la carretera. En caso de querer buscar otros alojamientos, tiendas, comercios, farmacia, la actual Casa do Concello, etc. hemos de desplazarnos hacia allí.


Nosotros, siguiendo el camino señalizado, bajamos hacia la carretera LU-750 que atraviesa O Cádavo de este a oeste, siguiendo la línea del valle. Es la zona de O Mesón, cruce del Camiño de Oviedo con el Camiño Real de Meira y Mondoñedo.

Bajamos del albergue a las casas que miran a la plaza
O Cádavo, capital del concello de Baleira, fuentes de los ríos Eo y Neira, se dispone extendida desde el cruce de las carreteras de Lugo y Meira hasta A Carrilleira de Santiago, O Mesón y el Campo da Feira, por donde pasa el trazado del Camino Primitivo, cruzándose aquí también con otros ramales que van para Meira y Mondoñedo, antecesores de las actuales carreteras. De hecho la población nació y creció al amparo de este paso natural por donde se trazó también otro de los viejos caminos a Castilla, que aquí se cruza con este.


Por aquí nosotros bajamos a la plaza.


Las señales y A Praza.


Bajamos estas escaleras y continuamos de frente.


Gran explanada.


Entrañables estampas rurales al lado mismo de la plaza.



Por esta acera baja el Camino.


Nos desviamos a la derecha y el Camino sale de O Cádavo junto a la antigua Casa do Concello (a la derecha de la foto).

Ahí está el escudo de Baleira

Escudo que, con la leyenda "Casa Consistorial de Baleira", plasma la legendaria batalla entre los ejércitos de Alfonso II El Casto y los musulmanes, acontecida, al decir de la tradición y viejos cronicones, en el Campo da Matanza, por donde pasábamos viniendo de Fontaneira.


Desde la entrada a la vieja Casa do Concello nos desviamos a la izquierda.


Tras un poco de descenso nos espera un poco de firme llano antes de subir a Pradeda:


Valle del Rego do Lameirón, bajo A Serra da Bacariza.


Estamos en el Camín Vello, nuestros pasos se dirigen próximamente cuesta arriba por una pista asfaltada hasta las casas de Pradeda, aldea de una decena de habitantes en el inicio de la subida al último puerto de montaña de interés que nos queda por coronar antes de Santiago.


Paisajes de Pradeda

Vamos a nuestras espaldas A Serra do Candín y O Cádavo desde la subida de Pradeda.

O Cádavo y la bajada desde el Campo da Matanza.


En esta subida vemos el molino de Pradeda, O Muíño, que trabajaba aprovechando la fuerza motriz proporcionada por los canales de las aguas de los regos o arroyos que nacen en la montaña, más allá de las casas.


El Camino sube y llega hasta el siguiente núcleo de casas de Pradeda...


Viejos caserones de piedra.


Casas que quizás fueron testigos de la escapada de las tropas francesas en 1809.


Hórreo y subida.


Cruce de caminos.


Más caserones.


Saliendo de Pradeda ante el Monte O Cotón.


Desde Pradeda nos aguarda un tramo muy pendiente aunque no demasiado largo, hasta llegar a la cima del Alto da Bacariza.


O Cotón.


Allí localizamos A Capela dos Remedios, de gran tradición romera y milagrera.


El asfalto se acaba al llegar al lugar conocido como A Cruz de Pedra.


Distcancia a Santiago.


Subiendo al puerto.


El peregrino.


Las huertas y los pastos.


Los rebaños...


La bota alegórica.


Peregrinos en la subida de Pradeda hacia A Bacariza


En la empinada y pedregosa cuesta...


Paisajes de las montañas lucenses.


Nos adentramos en una hermosa ascensión entre fincas y arbolado, llegando pronto al Alto da Bacariza, cresteando por la sierra.


Menos distancia.


Delicia de paisajes.


Rodadas de tractores.


Último recuesto.


 Alto da Bacariza. Arriba entraremos en el concello de Castroverde, rumbo a Vilabade


Alto da Bacariza, en la Reserva de la Biosfera. Al fondo las montañas de Os Ancares