Eres el Peregrino Número

viernes, 10 de abril de 2015

OGROBE: ENTRADA AL CONCELLO DE MONDOÑEDO, LA EMPANADA DE TORTILLA Y LA CAPILLA DE LA VIRXE DE GUADALUPE (LUGO, GALICIA)

Ogrobe desde la carretera: el Camino sale a las casas del fondo, justo a la derecha de la capilla de Guadalupe. Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Ogrobe desde el Camino que viene de Arroxo
El ramal del Camino Norte de Santiago que, procedente de Asturias pasa en Ribadeo a tierras gallegas, ha dejado atrás en Arroxo el concello de Lourenzá para ir saliendo ya al de Mondoñedo en Ogrobe (también escrito O Grove), con sus casas extendidas a lo largo de la carretera N-634a, que era por donde durante mucho tiempo estuvo señalizado el trazado oficial xacobeo, llevado ahora a esta senda que, por la zona de A Riveira se dirige las casas de A Veiga


Allí a la izquierda vemos la capilla de la Virxe de Guadalupe, zona de Carballal, hacia donde pronto iremos subiendo


Bajamos hacia A Veiga


Y empezamos a subir


El Rego de Lamelas canalizado y entubado


Salimos a esta pista asfaltada y seguimos a la derecha


Viendo buenas muestras de arquitectura popular


Una corta subida


El perro vigila la hacienda


En este cruce iremos a la izquierda. A la derecha está la N-634a, comunicación con el restaurante A Voltiña, famoso por su empanada de patata


Con empanada o sin empanada subimos a la izquierda hacia la capilla por esta senda que nos evita caminar por la vereda que aquí enlaza la carretera N-634 con la N-634a


Aquí a la izquierda nos separamos del borde de la carretera


Y subimos un poco más


Vemos desde aquí A Regueira, la riega que, formando un pequeño valle, nos a traído hasta aquí desde Arroxo luego de pasar bajo el viaducto de la Autovía del Cantábrico, al fondo de la foto. A la izquierda la N-634


Y aquí ahora de frente la N-634a


Que cruzamos por el paso de peatones hacia la capilla, siguiendo al otro lado a la izquierda


la capilla de la Virxe de Guadalupe, fundada a principios del siglo XVIII en el lugar de A Tilleira por el presbítero Don Francisco Sánchez, natural de Vilanova de Lourenzá, según dispusieron sus padres Pedro Sánchez y María Rodríguez
 

Además de la de la patrona había esculturas de San Francisco y San Pedro Apóstol, de la que se fundaría en 1717 una capellanía con misas rezadas y cantadas. Fue visitada en 1753 por el obispo de Mondoñedo Don Carlos Riomol y Quiroga, ordenando este ciertas obras y reparaciones que, pasados dos años sin hacérsele caso, hace reiterar esta disposición acompañada de una multa de 30 maravedís. Años más tarde, el 11 de marzo de 1809, se produce una importante batalla contra las tropas napoleónicas en el pueblo de Arroxo, por el que acabamos de pasar, siendo enterrados en este santuario seis soldados españoles y un dragón francés (soldado de caballería e infantería), víctimas del enfrentamiento. El templo se restauró a principios del siglo XX y en 1925 hubo grandiosa romería, contándose con la presencia incluso de la banda municipal de música de Mondoñedo (datos de Andrés García Doural en Miscelánea Mindoniense )

Capilla de la Virxe de Guadalupe en Grove. El Camino se desvía a la izquierda entre la capilla y la casa. Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
El Camino, viniendo de la derecha al cruzar la carretera sigue ahora al fondo, a la izquierda de la primera casa

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Allí el Camino seguirá bajo un cabazo que se alza sobre él de lado a lado, sugerente momento inmortalizado en fotos y cuadros.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Las señales nos indican el trayecto

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Pasamos bajo el hórreo.


Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Y lo dejamos atrás...

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
 Bello camino entre las casas y fincas de Grove.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Salimos a estas huertas de berzas, fabas y maíz.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Y así salimos de Grove.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Llegamos a una carretera local, asfaltada, que viene subiendo de la rotonda allí existente

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Atrás han quedado también la carretera N-634 y el viaducto de la autovía.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán

  Alos pocos metros bajaremos por un camino de tierra en las laderas del  monte Padornelo.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán

La senda llanea y ya nos ofrecerá unas deliciosas panorámicas del valle del Masma, llamado así por este río que en realidad no empieza a tener esta denominación hasta la unión del río Valiñadares, este que forma esta parte del valle y viene de Mondoñedo, con el río Tronceda. Al fondo es A Serra da Toxiza, cuya máxima elevación es el pico de ese nombre, de 833 metros de altitud, estando a su derecha Pena Corveira con 768 y enfrente el Penido dos Gatos con 746. Más abajo y delante están A Fraga da Cancela (522), Andraedo (519) y Os Castelos (386 mts.). A la izquierda y parcialmente tapado está el Alto da Costa Vella con 359 mts y toda la línea de cumbres que cierra por el norte el valle del Masma sobre Mondoñedo

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
 Vamos contemplando en sus veigas multitud de aldeas y enclaves, como Vilaverde, A Calvela, Soleiras y As Airas, parroquia mindoniense de Vilamor, en este hermoso valle ante el Monte Camba (282 mts) y, en la lejanía, A Frouxeira (427 mts.), la Pena do Buitre (456 mts.) y el Alto de Virín (483 mts)


En esta bifurcación seguimos el sendero de la izquierda. Prestemos atención al mojón allí situado.


La senda baja ligeramente


Pasamos al lado del camposanto


Y sigue, estrechándose.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Y ya vemos el pueblo de San Pedro da Torre, hacia donde nos dirigimos, camino de Mondoñedo, capital del concello. Al fondo tenemos una referencia muy importante, A Pena da Roca (758 mts.). A su izquierda  en las laderas del Monte de San Vicente, sobre el valle del Valiñadares, sale de Mondoñedo el ahora llamado camino complementario que durante décadas fue camino oficial, pasando por Maariz, zona poblada y donde está el albergue de donativo O Bisonte de Maariz, toda una institución en la ruta que sube al Alto da Xesta. A la izquierda sube desde el valle del Rego de Cesuras el nuevo camino oficial, que saliendo también desde la Praza da Catedral de Mondoñedo se dirige desde A Enfesta monte arriba para enlazar con el anterior en Gontán, concello de Abadín, siendo una ruta más dura, totalmente de montaña y que pasa por parajes despoblados

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Volvemos a adentrarnos en la foresta.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Hermosa senda, pisando hojarasca.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Y buena sombra...

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Campiña de San Pedro da Torre.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
El Camino es aquí una línea entre los setos que delimitan las heredades circundantes.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Estrecheces...

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Volvemos a la anchura


En el cruce a la izquierda


Coincidimos con el Camiño Natural de San Rosendo, que nos indica que estamos a menos de 4 kilómetros de la Praza da Catedral de Mondoñedo

En ruta hacia el pueblo

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Arreglo del Camino.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Firme bien enlosado.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Un verdadero paseo y muy hermoso.


Buen Camino.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
A la derecha, el valle y a lo lejos A Toxiza y sus picachos

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Troncos de árboles venerables.

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Dejamos la sombra de la arboleda y subimos una pequeña cuesta...

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Una pequeña parada para recuperar el resuello...

Licencia CC-BY-SA, autor: Xurde Morán
Paisajes del agro gallego. Campos de hierba, frutales y fragas de bosquetes autóctonos


Llegamos al pueblo de A Torre, o San Pedro da Torre


Seguimos de frente hacia arriba al llegar a las primeras casas


El Camino vuelve a estar asfaltado


Vijas viviendas campesinas


Y llegamos a la capilla de San Pedro da Torre, donde seguiremos a la izquierda, no sin antes acercarnos un poco a su historia...