Eres el Peregrino Número

martes, 7 de julio de 2015

A TORRE DO HOMENAXE. O CASTELO DE CASTROVERDE. LUGO, GALICIA

O Castelo de Castroverde
O Castelo de Castroverde desde el Camino, viniendo de Vilabade
Según vamos llegando desde Vilabade llamará la atención del peregrino que se acerca a Castroverde la alta silueta de una fortaleza que asoma en un altozano frondoso, se trata de la famosa Torre do Homenaxe del Castelo de Castroverde, del siglo XIV, perteneciente a la casa de Lemos.


En concreto, entre sus diversos avatares, sabemos que fue de Don Álvaro Pérez Osorio, duque de Aguilar y conde de Villalobos, a quien se la donó Enrique II de Trastámara. O Castelo de Castroverde pasó por diversas vicisitudes, pues de él se apoderó Don Sancho Sánchez de Ulloa, conde de Monterrey, siendo heredado por su prima Isabel de Castro. Luego fue comprado por Don Lope de Moscoso, de la casa de Altamira, en la centuria del 1500.


Casi como una constante que suele repetirse con numerosas de estas obras, sobre el antiguo castro galaico que dio nombre a la población, la romanización siguió aprovechando una fortaleza de nuevo cuño que, avanzada la Edad Media, se le proporcionó una nueva estructura acorde con los tiempos.


Así la Casa de Lemos levantó murallas, de las que apenas quedan unas porciones, así como la Torre do Homenaxe que viene a ser lo que ha llegado a nuestros días de tan fabuloso baluarte. La puerte de la torre presenta la imagen de una figura que representa un guerrero o un gaitero. La torre tiene estructuras defensivas como volados matacanes y almentas, así como los blasones señoriales. Su Virse do Castelo o Virgen del Castillo, (s.XVII, hecha en piedra), puede venerarase en la actual iglesia, frente A Fonte dos Nenos.