Eres el Peregrino Número

domingo, 30 de agosto de 2015

MILIA, LA PRINCESA INGLESA DE BAAMONDE: LA PATRIA DEL POETA Y ANFITIRÓN XOÁN CORRAL


Llegada al famoso albergue de peregrinos de Baamonde, la casa de tejado a dos aguas en medio de la foto.
Llegada a Baamonde
El Camino Norte de Santiago llega a Baamonde, importante población del concello de Begonte, no muy grande en extensión pero que constituye un importante enclave en el que se cruzan los caminos a Asturias y Castilla, milenarias sendas que luego dieron paso a las carreteras nacionales y últimamente a las autovías, cruzándose todas hoy como ayer aquí, donde los peregrinos, desde Vilalba, capital de esta famosa Terra Chá, han atravesado la  parroquia de Pígara, concello de Guitiriz, para entrar por la de Pacios en este de Begonte, a unas muy pocas jornadas ya de la ciudad del Apóstol


Y así, al llegar a los arrabales de Baamonde, pequeñas parcelas con viviendas unifamiliares, subimos a la derecha, siguiendo los mojones, para ir hacia la carretera N-634 y de allí acercarnos a A Rotonda, la célebre encrucijada caminera y carretera, donde está el albergue de peregrinos


Subimos así por esta acera


Y llegamos a la carretera N-634 enfrente de Casa Coello, donde iremos a la izquierda, hacia abajo, hacia A Rotonda


Filas de casas y al fondo abajo los edificios de A Rotonda. Poco antes, en la acera derecha, encontraremos el albergue público de peregrinos


Tenemos aceras en ambos márgenes, si bien la izquierda es más ancha


A la derecha Casa Portos


A Rotonda, más cerca


Casitas con terreno


Rosaledas


Una verdadera avenida. Al fondo a la derecha vemos ya los carteles de la rotonda


Huertas y edificios urbanos


Sigue la bajada


Señales viarias de proximidad a A Rotonda, donde esta, la carretera nacional N-634, se cruza con la N-VI (A Coruña-Madrid)


Viviendas populares


Y parcelas


Y a la izquierda, cercana al Camino, la moderna Praza da Princesa Milia rememora la legendaria historia de los míticos fundadores del lugar, un guerrero llamado Baamonde que fue premiado por el rey Ramiro tras la no menos mítica batalla de Clavijo



En algún tipo de alarde o prueba el guerrero Baamonde logró sacar ante el rey siete pescados de una canasta,  prometiendo en aquel momento matar otros tantos enemigos. Como así lo hizo el monarca le otorgó el honor de portar siete pescados en su nuevo escudo, enviándole más tarde a una embajada a Inglaterra, donde conoció a la princesa inglesa Milia, con la que se casó, por lo que Ramiro añadió a su blasón una M de Milia con una corona, al ser esta princesa de familia real


El pueblo nació y creció en este valle donde el Rego Miraflores desemboca en el río Parga. La princesa Milia viviría en una torre desaparecida, la de Camarasa, destruida en la revuelta irmandiña y cuyos restos fueron aprovechados por la vecindad. Aún quedaban señales de ella a comienzos del siglo XX, solar de estirpe de Rodrigo Romais, conde de Monterroso y de Santa Marta de Ortigueira


No en vano contaba la población con murallas a manera de cerca defensiva cuyos restos pueden visitarse, y fue concello independiente hasta que en 1842 se fundó el de Begonte, pasando a consecuencia de los avatares sociopolíticos de la época a formar parte de él


Ya vemos a la derecha el albergue de peregrinos


Las señales nos indican seguir bajando


Y aquí cruzar la carretera



Y este es el Albergue de Peregrinos de Baamonde, una bonita y amplia construcción que fue antaño parada de postas y donde una placa recuerda con cariño a la hospitalera Concha Prado Martul.


A la entrada del albergue vemos esta dedicatoria








Mochilas a la puerta del albergue



Estupenda terraza


Interior del albergue...


Desde el albergue vamos bajando.


Hacia A Rotonda


Salimos junto a estas casas


Y ya vemos A Rotonda en todo su esplendor. Es el centro de Baamonde y donde llegamos a la N-VI, la cual seguiremos en dirección a A Coruña, si bien, aparte del oficial, se ha habilitado un camino complementario que recorre una senda fluvial a lo largo del río Parga, aunque más larga que hacer tres kilómetros de carretera junto a la gasolinera en dirección a A Ponte de San Alberte, sobre el citado río, paso a San Alberte de Parga, en la ruta a Miraz y a Sobrado dos Monxes


De toas maneras en este cruce está el bar A Rotonda, uno de esos célebres y acogedores cafés de Baamonde, en el que los peregrinos pueden, charlando con Tino A Rotonda, enterarse y ponerse al día de curiosidades y vicisitudes del Camino...


Tino A Rotonda... aunque ya no despacha en el bar puede encontrársele en él fácilmente, al otro lado de la barra



Desde A Rotonda, y pasando junto a más casas, cafés y restaurante, llegamos a la iglesia parroquial de Santiago de Baamonde, y muy cerca a la Casa Museo de Víctor Corral, que también merecerían nuestra atención y visita...


Desde A Rotonda tomamos la N-VI, tanto si queremos ir a San Alberte de Parga como si es para conocer un monumento excepcional, la iglesia parroquial de Santiago de Baamonde, símbolo del Camino y de la historia


Hermoso hórreo y huertas.


La carretera tiene aquí aceras.


Galerías y casas de piedra. Aquí está también el famoso Restaurante Galicia, donde atendía a parroquianos y comensales el añorado Xoán Corral, toda una institución en Baamonde



Fue fundado en el año 1916 por los bisabuelos de los actuales dueños como negocio de ultramarinos a su regreso de la emigración en Cuba, a nombre de Juan Castro Paz y Rita Vázquez y conocido como Casa Ribado aunque su titular era Juan y, con el tiempo, su yerno Manuel Corral


Fue en 1965 cuando su nieto Xoán Corral le pone el nombre de Restaurante Galicia que con el que ha llegado a nuestros días. Lo había heredado de su madre Josefa, hija de los fundadores y casada con Manuel Corral, que tuvieron 11 hijos pero que fue Xoán Corral quien se puso al frente junto con su mujer Maruja Ares

Los cambios en hábitos de consumo fueron transformando el establecimiento y, aparte del nombre, la tienda fue desapareciendo en favor del comedor llegando a comprarse en 1975 una vivienda al lado para poner uno más en condiciones y poder servir a la gente que acudía a probar la buena gastronomía del lugar




Xoán Corral, anfitrión excelente, gran conversador, recitador y poeta, fallecería repentinamente en el año 2012 pero sus descendientes, ya vinculados al negocio, lo mantuvieron y siguieron cosechando los más merecidos premios y galardones


Y aquí llegamos a la iglesia parroquial de Santiago de Baamonde. Justo sobre el mismo Camino, acerquémonos a visitarla