Eres el Peregrino Número

martes, 4 de agosto de 2015

NAVIA (ASTURIAS): EL PEREGRINO DE BOHEMIA QUE SIGUIÓ ADELANTE


Entrando en Navia vemos el campanario de la iglesia parroquial de Santa María de la Barca
Aunque no en el mismo Camino (aunque sí a escasos metros) actualmente señalizado en el casco urbano de la villa de Navia, esta iglesia, dedicada a Nuestra Señora de la Barca, pese a su relativa "modernidad" está relacionada con el paso de viajeros y peregrinos, pues se construyó y consagró en 1895 para sustituir a la antigua, la cual fue edificada en el siglo XIV como sucesora de otra aún anterior, desparecida, santuario del también extinguido Hospital de Peregrinos del Santísimo y de María Magdalena. Su advocación en honor de Nuestra Señora de la Barca delata su relación con el antiguo paso de la ría en lancha.


El arquitecto del actual templo era el arquitecto Luis Bellido González en estilo neogótico, esto es, imitando o inspirándose en el arte gótico bajomedieval, gracias al legado testamentario del párroco Juan Trueba y Cano. De planta latina y con tres naves, su elemento más característico es la alta torre del campanario, que vemos desde la distanca al acercarnos a esta villa naviega. En el interior retablo, púlpito y otros ornamentos completan el acervo artístico del santuario, sobresaliendo las pinturas del artista Álvaro Delgado, Hijo Adoptivo de Navia, dedicadas al Cristo y a la Santa Paz.


En lo concerniente al histórico hospital de peregrinos este se sabe estaba en la calle San Francisco nada más pasar El Cabanón. Su capilla hizo las veces de parroquial hasta que se abrió al culto en el siglo XIV la iglesia gótica, con arcos ojivales y de medio punto, además de trabajados capiteles, la cual se hallaba en el solar de lo que hoy día es la plaza de abastos.


Del hospital conocemos que en el siglo XVIII estaba bajo la advocación de Santiago y era su patrono el Marqués de Santa Cruz. De esa época se conservan documentos de los Libros Sacramentales de Difuntos que hablan de peregrinos y otros viajeros fallecidos en Navia, como el "bohemio de nación" Matías Sporce en 1755, el alemán Jacobo Keller en 1757, el sardo Jorge Piston en 1762, o el vecino de la parroquia de San Vicente de Arana en el obispado de Calahorra Matías Saez en 1764 (enterrado en la capilla del propio hospital). Especialmente significativo es el caso del matrimonio  formado por Daniel y Rosalía, naturales del reino de Bohemia, quienes murieron los días 19 y 22 de febrero de 1765. Su hijo Juan, que les acompañaba, se sabe guardó sus papeles y continuó ruta. Una verdadera odisea la de estos peregrinos de antaño que tantas veces les iba la vida y la desgracia en ello. Miles de historias de las que no sabemos nada y otras que apenas asoman unas letras en viejos libros polvorientos de cifras y registros. No resulta difícil imaginarse la trágica peripecia de Juan que, tras enterrar a sus padres, continuó por estos lares la epopeya de lo que era entonces peregrinar a Santiago... pero imaginación es pues, tras estos escuetos y emotivos datos, la historia pierde para siempre su rastro...


Los datos del hospital de peregrinos de Navia los hemos sacado del libro: EL CAMINO DE SANTIAGO POR ASTURIAS. TOPOGUÍA 2. RUTA DE LA COSTA. Mª Josefa Sanz Fuentes (coordinadora), Remedios Bordíu Cienfuegos-Jovellanos, Víctor Manuel Rodríguez Villar, Ana Belén de los Toyos de Castro, Yolanda Viniegra Pacheco. Principado de Asturias, Consejería de Educación, Cultura, Deportes y Juventud.  1994