Eres el Peregrino Número

viernes, 7 de agosto de 2015

SAN FIZ DE SOLOVIO: EN EL ORIGEN DE COMPOSTELA



La estructura actual de este emblemático santuario situado al lado del actual mercado de Santiago es barroca, fruto de las obras del arquitecto Simón Rodríguez en el siglo XVIII agrandando y haciendo una pequeña torre campanario sobre un templo original románico y del que se conserva una bellísima portada con el relieve en el tímpano de la Adoración de los Reyes Magos (este hecho en 1315) , la cual conserva parte de su policromía.






Figura además en el Códex Calixtinus como una de las diez iglesias de Santiago en aquella época


El templo románico de San Fiz de Solivo era a su vez una reconstrucción de otro anterior al siglo X patrocinada por San Pedro de Mezonzo , quien se haría cargo de evacuar primero y reconstruir después Santiago destrucción de la ciudad por Almanzor en el año 997, labor confirmada posteriormente por el primer arzobispo Diego Xelmírez.


Antes aún estuvo el oratorio primigenio del solar en el que vivía el ermitaño Paio, Pelagio o Pelayo, que fue testigo de las luces y prodigios que le señalaron el lugar de la tumba de Santiago en el Monte Libredón, sobre una antiquísima necrópolis. Aquí a su vez también estaba el castro galaico que fue el más primitivo antecedente de la actual ciudad de Santiago de Compostela


Capítulo aparte merece el cruceiro, el cual fue trasladado aquí desde el lugar en el que Joseph Ramírez de Arellano, estudiante en Santiago, fue muerto por una reyerta en 1718, mandado poner por su madre Isabel de Sotomayor con el extraño epitafio "No rogueis a Dios por él"...