Eres el Peregrino Número

miércoles, 30 de septiembre de 2015

A CALLE, BOAVISTA Y SALCEDA: CONCELLO DE O PINO (A CORUÑA, GALICIA)


A Calle, concello de O Pino

Tras pasar por A Calzada la ruta pasa el Rego Lengüello para ahora ir del concello de Arzúa al concello de O Pino. La senda es ancha, hermosa y bastante transitada por peregrinos. Aún nos restan unos 30 kilómetros de aquí a Santiago.


Muchas personas hacen el trayecto de Arzúa a Compostela del "tirón", pero otras muchas buscan acomodo y posada en algún lugar del concello de O Pino.


Ya hemos pasado la divisoria y estamos en O Pino, en concreto en la parroquia de Ferreiros


El Camino es aquí mayormente llano y a la sombra de los árboles.


A lo lejos reconocemos la iglesia parroquial de San Breixo de Ferreiros, en medio del valle. Realmente nosotros no pasaremos por allí, sino unos pocos cientos de metros más al sur, por una de las aldeas de esta parroquia: A Calle.


El túnel vegetal dará paso a una calle. La relación del pueblo con la ruta xacobea es evidente hasta en su mismo topónimo.


Bar a la entrada de A Calle.


Y otro poco después, Casa Tía Dolores.


Jardines, hojas de parra, casas de piedra...


El Camino viene a la izquierda de la foto y aquí en A Calle, enfrente de esta casa, se devía por esta senda empedrada.


Calle en A Calle...


Se baja poco a poco...


Vienen ciclistas o bicigrinos.


Por aquí vamos hacia el río.


Más bicigrinos.

Hórreos del Camino.

Muy llamativos.


Desde estos hórreos de diferentes estilos divisamos el otro extremo del pueblo, al otro lado de este pequeño valle sembrado de huertas y maizales...


Esencia de la arquitectura popular gallega.


Esencia del Camino...



Y buenas hojas de parra.


La calle de A Calle se dirige al lugar de Lengüello, donde está la poza del Rego do Igrexari (viene de la zona de la iglesia e San Breixo, al norte, cruzado por puente peatonal (pasadoiro).


En el pasado abría sus puertas en este valle el Hospital de Peregrinos de San Mamede, San Mamede de Ferreiros, nombre de la parroquia hermana a San Breixo, justo al sur y muy cerca.


 Pasamos el río y... más huertas.


Luego el Camino sale de A Calle y se interna en unas filas de carballos...


Y se interna en unas filas de carballos...


Hasta el cruce de Suso y O Casal, donde hay una Cruz con un Cristo.


Y por allí vamos


Boavista, a 27 kilómetros de Santiago. La referencia kilométrica ya es ahora una verdadera cuenta atrás.


Llegando a Boavista.



Camino florido.


Boavista y sus caseríos diseminados por la campiña.



Uno de ellos, restaurado, es ahora bar



Junto a él pasa el Camino.


Amplio pasillo.


Seguimos caminando en Boavista


Las piedras se cubren de musgo...


Más y más carballeiras.


Túnel vegetal



 Un paseo encantador...


Maizales, laureles y rosales.


Grupos de peregrinos.


El Camino hace amigos...


Larga senda peregrina.


Paisaje de campiñas, bosques y hermosas flores...


Mariposa peregrina... alas del Camino.


Por allí va la ruta.


Pasada la Granxa de Dorindo nos dirigimos a Salceda.


Pasamos junto a estas casas.


O Castro


A poco menos de 27 kilómetros de Santiago


Casas en restauración


Se anuncian albergues y pensiones.


Llano sendero.


Más hórreos estilo O Pino.


Dos en el Camino....


Aquí en Salceda el sendero sale a la carretera de Santiago (N-547)


De todas maneras hay una senda que evita mayormente que pisemos asfalto, ni el arcén siquiera.


Pasamos al lado del bar de Casa Sonia.







Por aquí a la derecha sigue el Camino.


 Y luego a la izquierda de esta casa, de frente hacia arriba.


Luego echamos la vista atrás para despedirnos de Salceda. Despedirnos o... no, pues si queremos dormir, aquí abre sus puertas el Albergue Turístico Salceda y el Albergue de Boni. La verdad es que a partir de aquí la oferta de alojamientos se multiplica y seguro que, aunque sea en pueblos o aldeas, alguno va a "olvidársenos".


Desde el Camino, si no lo hicimos desde la carretera, podemos bajar por este prado hasta la famosa Raxería Esquipa.


Unos comen y toman algo.


Otros descanasan


Viejo arado de fundición y gallinas.


Despertando.


La bici...


Y el bicigrino.


Vamos al bar


Otro punto de encuentro...


Nos arrimamos a la barra de despachar y, comamos o bebamos o ambas costas entremanos... vamos a parar de momento antes de seguir, camino de O Xen, Ras, Brea y o Emplame.