Eres el Peregrino Número

martes, 1 de septiembre de 2015

IGLESIA DE CEE: SANTA MARÍA DA XUNQUEIRA, LOS TERRENOS GANADOS A LA RÍA. MEMORIA DE LOS ANTIGUOS ASTILLEROS

Santa María da Xunqueira. Cee

En el casco urbano de Cee, llegando por A Alameda y procedentes de Camiños Cháns, pasaremos al lado de la iglesia parroquial de Santa María da Xunqueira, damirando primeramente el cruceiro aquí emplazado.



El propio nombre del santuario y su advocación hacen referencia a las junqueras que poblaban esta orilla de la ría de Corcubión en tiempos pasados y en las cuales según la tradición apareció la imagen de la Virgen que quemó, junto con el santuario, en los sucesos de la francesada o invasión napoleónica

En verdad buena parte de los terrenos del lugar fueron ganándose a las aguas del estuario, por eso en Cee tenemos la posibilidad de seguir la señalización a través del paseo marítimo o realizar la también señalizada ruta a través del entramado urbano, más larga pero que sigue el trayecto origial del camino que atravesaba Cee cuando la ría ocupaba aquí mucho más espacio.


El templo antiguo era obra del siglo XV pero tras su destrucción fue reconstruido varias veces, con su planta de cruz latina, a lo largo del s. XIX, obra del arquitecto Ramón Pereiro. En el interior hay retablos e imaginería. Aún así se conservan partes del antiguo edificio, construido al parecer en un momento en el que la población prosperaba gracias a la caza de la ballena. Etimológicamente se ha querido ver el topónimo Cee vinculado al vocablo latino cetus con el significado de cetárea en el sentido de factoría dedicada a cetáceos, que en latín hacen alusión a ballenas y atunes. Este sería también el caso de otras poblaciones costeras como Cedeira. Esta explicación, aunque la Toponimia no es siempre ciencia exacta, parece más verosímil que relacionarla con improblables asentamientos griegos y con el nombre de la isla de Chíos o Quíos

A la iglesia se llega por las rúas del casco antiguo y ante ella se extienden jardines, el parque, la playa, zona ganada al mar en la que se edificaron dependencias como la Casa do Concello, hospital, centros comerciales, etc.


Hermoso parque marítimo...


El parque forma parte ahora del paseo que desde la iglesia de Cee nos lleva a Corcubión. Antiguamente este terreno era agua y el Camino pasaba por lo que ahora es el interior de la población, el cual también puede segurise y está señalizado, si bien su entorno por el centro de la villa está por supuesto totalmente transformado en relación a como era cuando el estuario de adentraba más al interior.


Casa do Concello de Cee. Uno de los modernos edificios que se construyeron en estos lugares ganados a la ría.


Monumento dedicado a Domingo Antonio de Andrade, maestro del barroco gallego que nació en Cee en 1639 y autor entre otras obras de la Torre da Berenguela de la catedral de Santiago de Compostela.







Honor a Emilio Gundín Álvarez, quien donó este hermoso hórreo para tan precioso paseo.




Puente sobre el río y parque.


Praia de Cee y Corcubión al fondo.



Flota pesquera y Monte Pindo, mítico santuario de pétreos dioses ancestrales...


Playa y Cee...


Hermosa playa urbana.


Allí en el trayecto que viene de Camiños Cháns, los antiguos Astilleros Sicar, que fueron de la familia Castro Rial, el triste recuerdo de una industria perdida y que tanto empleo y vida dio durante tantísimo tiempo en estas villas ribereñas, siendo en su momento los astilleros más importantes de toda la Costa da Morte, que construyó embarcaciones mercantes desde los años 60 del siglo XX, antes hechas en madera también aquí, siguiendo la honda tradición de los astilleros de ribera. El útimo barco fue botado en el año 1994 y tiempo después las intalaciones fueron desmanteladas. La durísima "reconversión" del sector naval: el traumático cierre.


Playa de Cee y ría, vista hacia los pueblos al pie del Monte Pindo, concello de Carnota.


 Desde la playa al paseo marítimo.



Enamorados para siempre de Cee...


Monte da Armada, por donde baja el Camino que viene del famoso cruce de Hospital hacia Buxantes, para luego proseguir por las capillas de Nosa Señora das Neves y San Pedro Mártir para bajar a Camiños Cháns.


Cee queda atrás...


Camiños Cháns, por donde entramos en la villa de Cee...


Camiños Cháns, los astilleros, la ría y la montaña


Porto de Brens y Monte Pindo.


Cee y su playa...




Excelso paseo marítimo lleno de belleza. Inolvidable.


Pasamos del concello de Cee al de Corcubión...


La villa de Corcubión nos aguarda.