Eres el Peregrino Número

domingo, 27 de septiembre de 2015

SAN PEDRO DE MERA, TABOEIRO Y O MESÓN DE CRECENTE: LOS MANJARES DE LA TIERRA (LUGO, GALICIA)

O Mesón de Crecente desde el Camino.

Desde la iglesia de San Miguel de Bacurín, al oeste del concello de Lugo, el frondoso sendero prosigue entre árboles y helechos internándose en la espesura de la enramada. Aquí, por una pontella, pasamos el Rego do Bacurín, afluente del Mera, el gran río que conforma el valle y la comarca por la que pasa ahora el Camino Primitivo.


Esta es la característica del lucense valle del Mera: cuando espacios de aprovechamiento agropecuario, pastizales principalmente y algunas huertas, cuando umbrías de tupido bosque autóctono...


Hay una suave bajada para pasar por una pontella o pequeño puente de bloques de piedra, sobre un arroyo, el Rego de Bacurín, antecedente del Mera, pues aquí confluyen muchos de sus afluentes, que fluyen a través de un paraje lleno de naturaleza, la bella Corredoira da Pegueira.


Pisamos la hojarasca.


Castiñeiros e carballeiras.


Mojones xacobeos marcando ruta.


Con razón a esta zona se la llama As Corredoiras... corredores o caminos rurales, con muros de piedra al lado, caminos anchos y cómodos, bien trillados y pisados


Hermosísimo sendero.


Paso continuo de peregrinos. Murmullo de las hojas pisadas.


 Aquí saldríamos a la carretera local LU-2901 en Carricova.


Carricova, donde está el cruce a Vigo. Por supuesto que nadie piense que es el Vigo de la ría... estamos frente a Casa do Paso, topónimo vinculado al secular paso del Camino...


Casa do Paso, esta es la casa nueva.


Más abajo, mirando para el valle del Mera, está la casa vieja.

Fauna doméstica


Excelso valle del Mera. Al oeste es el Monte das Lamas, donde está el castro de Lobengos.


Verde campiña.


Así entramos en la parroquia de Mera, la más occidental del concello de Lugo en O Francés.


O Francés. otro topónimo relacionado con los peregrinos francos en ruta a Compostela, pasando por la Fonte do Romeu (romero, peregrino a Roma pero por extensión a cualquier santuario sagrado de la cristiandad, de ahí romería).



Seguidamente otro lugar de nombre evocador: Hospital (de los hospitales de peregrinos, como el que aquí hubo).


El Camino en Hospital.


El Diccionario Geográfico de Madoz, a mediados del siglo XIX, aún llamaba a esta parroquia "San Pedro de Mera o del Hospital".


Hay casas de nombres reveladores, como Casa A Rúa, que claramente se refiere al Camino, y Casa da Capilla, que por referencias estuvo bajo la advocación de Santa Catalina y San Sebastián y pudo ser la del hospital de peregrinos


Cruce de O Paso.


El Camino es aquí la carretera LU-2901.


Seguimos de frente en este cruce.


Os gatiños. 


Vamos de Hospital a O Paso.


 Caserío en las afueras del pueblo



  Un corto desvío nos aparta de la carretera unos metros. Estamos a 87 kilómetros de Santiago.


Bella senda.


Pero nos devuelve prontamente a ella de nuevo en San Pedro de Baixo, pasando a la altura de la antigua escuela.


Hórreo en el Camino. San Pedro de Baixo.


Peregrinos y vecinos en San Pedro de Baixo


Caminamos junto a las casas.


Pasamos el cruce que va a San Pedro de Riba, que queda arriba a nuestra izquierda, donde está la iglesia...


Y dejamos atrás San Pedro de Baixo.


Hermosura en el valle del Mera, Terras del Miño...


Verde valle, verde campo, verde árbol.


Y vamos saliendo de San Pedro de Mera, cabeza de la parroquia, dando vista a estos hermosos paisajes...


Caballos y cultivos.


Abundancia de cigüeñas, un hermoso encuentro con lo más sublime de la naturaleza...



Picoteando.


Más allá, los rebaños de ovejas pastando en el prado. Lo rural y lo natural, lo silvestre y selvático y lo doméstico.


Es la paz del sendero, donde todo yace en reposo, ajeno de inquietudes.


Así llegamos a Taboeiro.

A unos 15 ó 16 kilómetros de Lugo aún se ve perfectaamente la ciudad...


Al sur la aldea de Crecente.


Naves ganaderas...


Caseríos labregos.


A Devesa, bajo el Monte da Costa...


Ya vemos desde aquí O Mesón, el célebre Mesón de Crecente, paraíso de la gastronomía gallega más de casa...


Peregrinos hambrientos y sedientos.


Antes de ir al Mesón echamos aquí el freno a tomar algo primero, Taberna Rodrigo, en Taboeiro.


Nos arrimaremos a la barra.


Luego de una primer parada apuramos el paso hasta el cruce...


El Camino sigue de frente pero nosotros nos desviamos brevemente...


Hasta O Mesón de Crecente.


Crecente, famoso mesón. Buena ocasión para, si lo deseamos, parar a comer, especialidad en cocina gallega tradicional, cocidos, pollo tomatero, ensaladas de la huerta,  filloas, flan, queso... todo bueno y todo rico.


Sopa y ensaladas, para comenzar...


Seguimos con más manjares.


Un brindis con viño da terra.



Las carnes...


Los caseros postres.


Cafés y aguardientes. Llegan más comensales.


Salimos del mesón y seguimos viendo Lugo.


El carro de los barriles de vino.


Regresamos al Camino.


Luego, tras una buena pitanza y con fuerzas y ánimos recuperados, echamos a andar, dejando atrás el concello de Lugo y entrando en el de Guntín por San Román da Retorta.


A nuestra derecha queda A Casa da Torre, en la aldea de Vila Real, la primera del concello de Guntín...


A Torre.


Y aquí está O Muiño, el molino, junto al que pasa el Camino, en un poco de cuesta...



El molino en invierno es un verdadero espectáculo, con el agua de la lluvia y los deshielos, formando un salto de agua en que cae en continuo y arrullador murmullo.


Arriba entre los árboles está la iglesia de San Román da Retorta, allí la ruta se divide en dos, la variante de la calzada romana y el camino oficial, si bien, en un cambalache administrativo, la variante es ahora la ruta oficial y la antes llamada oficial ya no lo es. Independientemente de todo y de la forma que se delimite señalice o deje de señalizar, las dos volverán a unirse unos nuevo unos kilómetros más allá, en Ponte Ferreira.