Eres el Peregrino Número

miércoles, 9 de diciembre de 2015

ASTORGA: EL MUSEO DEL CHOCOLATE


El chocolate es conocido en Astorga desde el siglo XVII, centuria en la que se extendió por Europa procedente de las américas. Al principio su proceso de elaboración no difería demasiado del empleado tradicionalmente por los aztecas hasta que en el siglo XIX, con la industrialización, se aplicaron los últimos avances técnicos aunque sin abandonar lo primordial de su concienzudo trabajo artesanal. Como consecuencia, en Astorga abrieron sus puertas numerosas fábricas chocolateras, nada menos que unas 50 en total, que marcaron una honda impronta en la población, prácticamente hasta nuestros días, todo ello dentro de una renombrada fama repostera de ponderados dulces y pasteles, a la vez incluido todo ello en la tantas veces ensalzada gastronomía de La Maragatería.



En el año 2010 se proyectó habilitar una histórica quinta como sede del Museo del Chocolate de Astorga con la idea de mostrar al mundo este legado. Este enclave no es producto de la casualidad, se trata de la conocida como Casa de Don Paulino, pues fue de Don Paulino Alonso, comprador a su vez de la mansión a sus original propietario, el chocolatero astorgano Don Magín Rubio, quien encargó su diseño al arquitecto Don Eduardo Sánchez Eznarriaga, siendo construida entre los años 1911-12 dentro del denominado "estilo Alfonso XIII madrileño" tan en boga en aquel entonces.


Décadas después, adquirido por el Ayuntamiento de Astorga, fue destinado en 1990 a escuela taller tras ser rehabilitado por el arquitecto municipal D. Fernando Valenzuela. Luego, con proyecto de Juan Múgica en lo arquitectónico y de Domingo Aira en lo museológico, sería el actual Museo del Chocolate, fundado como tal por el insigne José Luis López, comerciante de telas que había reunido a lo largo de su vida una completísima colección de piezas procedentes de la tradición chocolatera astorgana.



Existe a la entrada del museo recepción y tienda, con degustaciones...



Muñecos con el atuendo maragato.


Pasamos luego la Sala I o Cámara de las Maravillas.






En la Sala II se informa del Cacao y Orígenes del Chocolate.


















La Sala III está dedicada a la elaboración del chocolate, dentro de la tradición astorgana.











































Hay una Sala IV, dedicada a usos múltiples y audiovisuales y una sala V en la planta primera dedicada al Consumo del Chocolate.




La Sala VI es la centrada en la publicidad...







Célebres consumidores...



La Sala VII está dedicada a las Familias de Chocolateros de Astorga...







 Y la Sala VIII a la imprenta y la litografía, un arte para otro arte...







 Salimos pues felicísimos y encantados de la vida del Museo del Chocolate, con tiempo para seguir visitando Astorga...