Eres el Peregrino Número

domingo, 10 de enero de 2016

DUMBRÍA: EL MÍTICO COMBATE ENTRE CÉLTIGO Y NOERIO EN EL CAMINO DE MUXÍA

Iglesia de Santa Baia y Casa Rectoral. Dumbría
Cruce de Hospital: a la izquierda a Fisterra a la derecha a Muxía
En el Camino de Santiago a Fisterra y a Muxía los peregrinos, ya a una jornada a pie de la costa, llegan, en la zona de Curvellas,  al cruce de Hospital, una vez pasado el pueblo de este nombre y al lado de la factoría de Ferroatlántica, en el concello de Dumbría. Entonces será cuando tomen una decisión: unos irán a Fisterra directamente por Buxantes, Cee y Corcubión, tomando el camino de la izquierda, en la vereda de la CP-2302, y otros se dirigen primero a Muxía, lugar muy vinculado a los caminos y la tradición xacobea con su santuario de Nosa Señora da Barca, por lo que en este caso toman el ramal de la derecha por la CP-3404 encaminando sus pasos hacia la capital de este concello, llamada también Dumbría


Tomamos pues la carretera de la derecha para ir a Muxía pasando por Dumbría. En días claros puede llegar a verse en la lejanía el Atlántico. Además de las cuestiones religiosas, pues Fisterra y Muxía están vinculadas a la tradición xacobea desde su origen, escenario de la, independientemente de su veracidad histórica, evangelización de Santiago, las peregrinaciones a ambos puntos fueron intensificadas a partir de la baja Edad Media pues las dos villas marineras, aparte indirectamente de Cee, dependían de la iglesia compostelana mientras Corcubión Camariñas y Laxe formaban parte del señorío de los Moscoso, siempre enfrentados a los arzobispos de Satiago de Compostela, según el historiador Víctor Castiñeira. En ello les iba también la concesión del privilegio de poder comerciar con el exterior, derecho de carga y descarga internacional


 Hay una vereda peatonal a la derecha, cerca de la Fonte de Barro Blanco. A lo lejos se divisan los cordales costerros de las sierras del litoral. El investigador y escritor Antón Pombo nos dice que el recorrido histórico a Muxía salía de Negreira por el norte del valle de Val de Barcala, por Brandomil, Baíñas, Berdoias y Quintáns, pero al hacerse el gran embalse del Encoro da Fervenza este itinerario ha quedado "interrumpido" por lo que se ha señalizado como alternativa este trayecto


Aquí se acaba el ancho arcén con senda peatonal para los peregrinos pues hemos de cruzar la carretera. La visibilidad es buena pero tengamos precaución pues hay paso de caminones hacia la cercana factoría


Y al otro lado bajaremos por este sendero entre toxos y pinares


Al principio se baja muy suavmente...


E incluso viene un trecho bastante llano con la carretera muy próxima, a la derecha


Y llegamos a A Ponte de Vao Salgueiro...


Rego de Vao Salgueiro


Plantaciones de eucaliptos



Tierra de túmulos y dólmenes, mámoas, enterramientos megalíticos, de milenios de antigüedad, que jalonan el Camino.


5.000 años nos contemplan


Una pontella en el Rego do Valbacabana...


Hermosísimo camino a la sombra de la arboleda...


Es llano y muy cómodo


Aquí cruzamos nuevamente la carretera CP-3404


Un poco al sur del Campo do Pozo


Vemos algunos pueblos en la lejanía


Y el Monte Facho de Lourido, por donde va a Fisterra el camino desde Muxía. Otros peregrinos lo hacen al revés, van a Fisterra y luego a Muxía


 Nos parece reconocer Senande, parroquia muxiana de Vilastose, por donde pasaremos


Empezamos a bajar


A nuestra izquierda Figueiroa, bajo los montes del Marco do Couto, por donde va el camino del cruce de Hospital al Santuario de Nosa Señora das Neves de Buxantes, a los montes de Pedras Loiras y A Cheda, a la capilla de San Pedro Mártir y llega a la costa en Cee por la Ría de Corcubión para ir a Fisterra


Nos andentramos en el boscaje, siempre atendiendo a las señales del Camino...


Fragas o bosquetes autóctonos de carballos y castiñeiros y plantaciones de eucaliptos


Estamos a casi 25 kilómetros del santuario de Nosa Señora da Barca de Muxía


Poco más abajo volvemos a salir a la carretera


Del cruce iremos hacia la derecha


También aquí se ha habilitado una senda peatonal


Un poco más abajo cruzamos la carretera y tomamos un sendero a la izquierda


Por aquí, siguiendo todo de frente


Entre más frondosidad y alguna finca


Una pronunciada curva a la derecha nos lleva a una rampa en fuerte descenso


El Camino baja encajado y es una buena pista


Salimos del bosque en la aldea de As Carizas


Y en el cruce que hay delante de esta casa iremos a la derecha


Siguiendo los azulejos de la concha


Valle del Rego do Vao de Salgueiro y vista de Castro, donde hay localizado un milenario castro galaico


Llaneamos en el valle


 Atrás As Carizas


Hermosa vista del valle al pie de los montes por los que hemos bajado desde Hospital


En esta carretera local cruzamos al otro lado


Y por esta senda sigue la ruta a Dumbría y Muxía


El Camino, ancho y hermoso, es como dijimos llano, al igual que la pradería del valle que estamos recorriendo, cerca de Castro, bajo los montes de O Petouco y Os Canizos


En esta bifurcación vamos a ir a la derecha, frente a la casa de Caminando por las Estrellas


Alojamiento y casa, proyecto vital y artístico de la artista dumbriense María Lema Santabaya


Artísticas piedras pintadas


Sigue el camino en dirección a Dumbría


Y pasamos delante de otra casa


Casa da Cancela


Pasamos entra las fincas


Luego carballos, castiñeiros y demás especies arbóreas forman un verdadero túnel y paseo vegetal


Campos de O Conco


Un espacio más humanizado y ajardinado nos señala que nos acercamos a zona poblada.


Mata de hortensias


Tupida plantación de pinos


Luego, la imagen caricaturizada de un peregrino nos indica nuestra llegada al albergue de peregrinos, al lado del polideportivo.

Albergue de peregrinos y polideportivo de Dumbría.


Albergue de peregrinos


Por aquí sigue el Camino


Aún queda un trecho hacia el centro de Dumbría


Murales y paseo con arbolado ornamental


Llegamos de nuevo a la carretera AC-3404 y subimos a la izquierda


Por el puente del Rego do Chao, viendo arriba el casco urbano de Dumbría


Hay buenas aceras y aquí termina la cuesta


En A Grixa
 

Enfrente de las casas hay un robusto hórreo de piedra



Y más allá del hórreo la iglesia parroquial



Entre la carretera y el templo hay una explanada con un cruceiro


Es el cruceiro del campo de la iglesia parroquial de Santa Baia de Dumbría



Al lado de la iglesia está a Casa Rectoral de Dumbría


Ahí está también el bar O Tuto


Delante del hórreo hay mesas de madera con bancos para sentarse


A la sombra, en este bello jardín delante de las casas


Vamos a acercarnos a visitar este monumento


La traza actual de la iglesia de Santa Baia (Santa Eulalia) es fruto de la construcción de los siglos XVII y XVIII, para la que se aprovecharon, no obstante, elementos románicos, arte medieval de un santuario anterior más antiguo.


Imágenes de santos a los lados de la portada, muy gastadas por el paso del tiempo. Este parece con toda seguridad San Roque, señalando la llaga de su pierna


Y este es San Sebastián, obsérvense los agujeros donde se ponían las flechas que representaban su martirio


Encantador trabajo de cincel y hermosa sillería.


Portada y sobre ella la imagen de Santa Eulalia o Santa Baia


Accedemos al interior. Al fondo está el altar y a los lados hay varias capillas laterales con imágenes, todo ello bellamente restaurado


Pila bautismal y cuadros


Virgen de Fátima


Retablo barroco en una capilla lateral
 

Con variada imaginería y todo ello policromado de vivos colores


 Otra capilla y retablo del mismo estilo, también muy colorista


A la derecha el Sagrado Corazón, a la izquierda San Antonio y al fondo el altar


Otro extraordinario retablo barroco


Presidido por Santa Baia, la patrona


De vuelta al exterior rodeamos la iglesia para percatarnos de su planta basilical en forma de cruz, con el ábside de cabecera cuadrada y sus capillas laterales.


Regresamos al campo de la iglesia.


Y retomamos el Camino, junto al hórreo


Y continuamos camino...


Retomándolo en el cruceiro, ante las casas de A Grixa


Más que una zona centro propiamente dicha Dumbría se extiende linealmente a ambos lados de la carretera desde el barrio de A Grixa a Estimán, la Casa do Concello, A Mota y Barrio Novo


Detrás de las casas se extienden terrenos y parcelas


 Con prados y huertas


Caminamos por las aceras de la avenida principal que atraviesa Dumbría hacia Estimán


Como capital del concello dispone de diversos servicios, así como de tiendas y hostelería, pudiendo comer o tomarnos algo en sus bares, sitos en el mismo Camino


Parada en buena mesa


Señalización con conchas junto a la parada del taxi. La casa de la derecha está porticada


Vecindad a las faenas agrarias


Valle del Rego Fragoso. A lo lejos en la distancia Canelas y Prado Castriño


A la derecha la parte posterior de la Casa do Concello


 Escudo de Dumbría



Enfrente de la entrada de la Casa do Concello hay una gran explanada


Con jardines


Monumento homenaje en esta plaza dedicada a la historia de Dumbría y sus valedores...


Se ve en el topónimo Dumbría reminiscencias celtas y no en vano aquí quiso encontrar el historiador Benito Vicetto el lugar en el que se libró la mítica batalla entre los clanes galaicos de Céltigo y Noerio, batalla de la que escribió en su Historia de Galicia publicada en 1865. Luego el poeta Eduardo Pondal, autor de Os Pinos, himno de Galicia, le dedicaría estos versos, reflejados ahora en este monumento ante la Casa do Concello.

Intrépidos galegos,
que desde antigos días
sobre a frente levades
a estrela vespertina,
se queredes ser fortes
nas épicas porfías,
lembrádevos do rudo
combate de Dumbría.
Aos vosos nobres fillos,
relembre noite e días
os feitos denodados
da vosa xente antiga ;
recordade decote
os seus feitos i ousadías,
recordade o famoso
combate de Dumbría.


 Intrépidos gallegos,
que desde antiguos días
sobre la frente lleváis
la estrella vespertina,
si queréis ser fuertes
en las épicas batallas,
acordaos del rudo
combate de Dumbría.
A vuestros nobles hijos,
recordad noche y día
los hechos gloriosos
de vuestros antepasados ;
recordad otra vez
sus hechos y osadías,
recordad el famoso
combate de Dumbría.


En esta hermosa plaza del monumento proseguimos ruta.


Pasamos junto a más hórreos de piedra.


A nuestras espaldas ha quedado la Casa do Concello


Seguimos por las aceras hacia A Mota


Barandillas


Casa y hórreo


Hórreo con un espejo circular para que los conductores vean en un cruce


Pasamos al pie de otro hórreo más


Al oeste Buxán, Folgosa, Truitín y As Pías


Arbusto florido


Y vamos llegando hacia Barrio Novo


Pareja de hórreos. Obsérvense los azulejos con concha y flecha abajo a la derecha


Seguimos por este hermoso paseo


Por allá abajo va el Rego Fragoso. Arriba Truitín y Folgosa


Cruzamos a la izquierda


Y frente al centro de salud tomamos la calle de la izquierda


Atrás queda Barrio Novo


Salimos del casco urbano cuesta abajo


Llegamos a esta rotonda y continuamos carretera adelante, a la izquierda, en el Vao do Liñares


Salimos de Dumbría y en Vao de Liñares cruzamos este puente


Puente sobre el Rego Fragoso


Río Fragoso, de fraga, bosque autóctono


Al fondo un cruce


Aquí hemos de cruzar la carretera AC-552 en un lugar muy muy peligroso para el que se requiere máxima atención


Al otro lado sigue el Camino


Cuesta arriba


Nos aguarda ahora un trecho dejando atrás las zonas pobladas y adentrándonos en parajes boscosos.


En la lejanía, el Monte da Pedreda...






Monte arriba iremos entrando en el concello de Muxía, rumbo primeramente a Trasufre.