Eres el Peregrino Número

domingo, 13 de marzo de 2016

A PONTE SARELA: SALIENDO DE SANTIAGO RUMBO A FISTERRA

A Ponte Sarela con la antigua fábrica de curtidos rehabilitada
A Costa do Cano
Una vez pasada la Carballeira de San Lourenzo de Trasouto el Camino de Santiago a Fisterra y a Muxía inicia sus primeros metros fuera del casco urbano de Compostela bajando por la Costa do Cano hacia A Ponte Sarela, en el concello de Santiago


Al principio el trayecto se dispone encajado entre los altos muros de las fincas colindantes, quedando a nuestra izquierda la del pazo y antiguo monasterio de San Lourenzo


La bajada se prolonga ahora junto a algunas parcelas


Hacia las riberas del río Sarela


Damos vista a las casas de A Ponte Sarela, entre ellas la antigua fábrica de curtidos rehabilitada, en medio de un frondoso paisaje de arbolado y vegetación ribereña...


Acabamos la cuesta en esta verdísima vega


Pronto vemos también el viejo puente de piedra, de un arco, que da nombre al lugar.


A Ponte Sarela


Puente que nos disponemos a cruzar


Al cruzarlo iremos a la izquierda, delante de aquella casa


Atendemos siempre a las señales, flechas amarillas y conchas xacobeas que jalonan el trayecto.


Un viejo molino a la izquierda del puente, actualmente en ruinas, antecesor de la también desaparecida curtidora



A la derecha otro molino, con vivienda, este rehabilitado


El paso del puente


Una vez pasado el puente una imagen de Santiago Peregrino, a la entrada de la primera casa, nos da ánimo para seguir a mano izquierda...


El Apóstol y la flecha amarilla


Y hacia allí vamos


El Camino pasa junto a las antiguas moliendas...


Senda que se estrecha un poco al pasar entre las ruinas


La yedra cubre los muros


Y a veces la vegetación casi oculta las señales


El bosque ribereño recupera sus dominios


En esta bifurcación iremos ahora por el ramal izquierdo


Que empieza a subir al lado del portón de una finca


Parece también un antiguo molino


Sigue la subida...


Y el Camino se interna en el boscoso trayecto que nos llevará, en primer lugar, a la aldea de Sarela de Baixo.