Eres el Peregrino Número

domingo, 13 de marzo de 2016

SARELA DE BAIXO: A LA VISTA DE SANTIAGO

Sarela de Baixo y el Camino
Bosque saliendo de A Ponte Sarela
Una vez que hemos dejado atrás A Ponte Sarela el Camino de Santiago a Fisterra y Muxía encuentra su primer tramo boscoso saliendo de la Ciudad del Apóstol cuando se dirige hacia Sarela de Baixo, en la parroquia santiaguesa de San Paio


Una pontella o pequeño puente, de piedra, salva un arroyo, el Rego do Bar


Pronto el Camino emprende un ligero ascenso y deja atrás el bosque...


Hay prados y arbolado


Llegamos así a Sarela de Baixo, donde acaba la subida y muchos peregrinos hacen un alto en la ruta


La parada, además de para reponer fuerzas y acomodar las mochilas, se efectúa para obtener unas hermosas vistas de Santiago y su catedral


Desde aquí, mirando atrás, a nuestras espaldas, veremos un elemento muy interesante e importante para la ruta xacobea


Asomando más allá de los edificios del barrio de Conxo reconocemos el Pico Sacro, en el concello de Boqueixón, muy vinculado al culto a Santiago. Allí cuenta del Códice Calixtino que los discípulos de Santiago Teodoro y Atanasio fueron mandados por la reina Lupa, quien ya les había engañado, a por unos bueyes que les ayudarían a trasladar el cuerpo del Apóstol, traído según la leyenda desde Palestina en una barca de piedra, nave que desembarcó en el puerto de Padrón donde se pusieron en contacto con la reina del lugar para buscar sepultura para el santo en estos parajes que habían visto su misión evangelizadora


Tras un mal consejo dado por ella, fueron a Duio a presentarse a su rey, quien los encarcela, aunque pueden escaparse por acción divina. Vuelven no obstante a confiar en Lupa pero esta, que pretendía su muerte, los vuelve a traicionar. En ese pico les ataca un dragón con su furia y llamaradas, ellos hacen la señal de la cruz y el dragón muere al reventar su vientre, purificando posteriormente el monte con los santos óleos, por lo que empezará a ser llamado Monte Sacro, antes Monte Ilicinio


Los bueyes aparecen pero resultan ser toros bravos, que por milagro amansan, les ponen el yugo, y regresan al palacio de Lupa, quien maravillada se convierte al cristianismo y ahora sí les ayuda a buscar tumba para su maestro en el Monte Libredón, origen del acual Santiago. Luego, en el siglo IX, con las peregrinaciones, el obispo Sisnando manda erigir un monasterio del que se conserva en su cima la capilla de San Sebastián, con restos románicos del siglo XII



Llegados ya a las casas tendremos la apreciada visión de la ciudad de Santiago con su catedral



Este es el paisaje de Santiago de Compostela desde el Camino en Sarela de Baixo


Domina la escena la catedral compostelana, grandioso templo barroco superpuesto sobre otro románico y este a su vez sobre uno prerrománico que se hizo sobre un santuario aún más antiguo, necrópolis tal vez sueva y romana cercana a míticos y milenarios castros galaicos en el Monte Libredón



La catedral de Santiago, la parte de atrás del Pazo de Raxoi y a la izquierda el ábside de San Froitoso



A la izquierda veremos la iglesia y antiguo convento de San Martiño Pinario, fundado por los monjes benedictinos sobre el antiguo oratorio de Santa María da Corticela, en la misma centuria del descubrimiento del sepulcro de Santiago. Reformado en estilo románico en el año 1012 por iniciativa del obispo Xelmírez, la traza actual responde a las obras realizadas a partir del siglo XVI donde se muestran elementos renacentistas, barrocos y neoclásicos. Tras la Desamortización de Mendizábal pasó a ser Seminario Mayor (1868), teniendo actualmente museo, hospedería y siendo sede de las facultades de Teología y Trabajo Social. Durante un tiempo contó con residencia de estudiantes


Más a la izquierda aún se distingue bien el convento de San Francisco de Valdediós

Fue fundado al decir de la tradición por el propio San Francisco de Asís durante su peregrinación a Santiago en el año 1214, en el lugar llamado Val de Dios, el cual pertenecía a San Martiño Pinario, siendo comprado por una renta simbólica de un cesto de truchas al año. La tradición, escrita en sus muros, afirma que San Francisco encargó a un carbonero llamado Cotolay la construcción del primer santuario. El carbonero milagrosamente encontró un tesoro con el que s epudo pagar la obra. El edificio actual es barroco y se hizo entre 1742 y 1749, quedando de su estructura original algunos arcos góticos y el sepulcro de Cotolay. El claustro es del siglo XVII y se atribuye a Xacome Fernández. Hubo posteriormente una reforma en estilo neoclásico y es sede en la actualidad del Museo de Terra Santa



Bajo la catedral vemos la Carballeira de San Lourenzo de Trasouto y A Costa do Cano, por donde sale de la ciudad el Camino a Fisterra y a Muxía, bajando a A Ponte Sarela


Y esta es la boscosa subida hasta aquí...


Caminando en llano llegamos a una zona de chalets


Y saliendo a esta carretera iremos a la izquierda


Yendo en dirección a Casa Laurina


A casi 87 kilómetros de Fisterra


Durante un tramo entre fincas y chalets seguimos absortos contemplando la catedral y Santiago


También, más cerca, los barrio nuevos al oeste de la ciudad en A Cantaleta y Vidán


Bajamos un poc junto a esta casa


 Y en este cruce subimos por el camino de la derecha antes de llegar a Vidán


Atención a las señales

Subimos al Agro da Eira



Y junto a estas hortensias dejamos las casas de Sarela de Baixo


Y atravesamos otro bosque


Apartándonos del mundanal ruido durante un buen tramo


Vía bien trillada y pisada



Y bien señalizada


Bajo la arboleda...


Peregrinos...


Helechales


Hermosura de sendero...


Siguamos las flechas y las conchas


Aquí empezamos a bajar un fuerte descenso


Llegamos así a la carretera local en Rúa y Moas de Baixo, parroquia de Figueiras


Bajamos a la derecha


Hacia el pequeño valle del Rego de Fontecova


Curva a la izquierda


Todo recto de frente


As Moas de Baixo quedan atrás


Pasamos el puente del Rego de Fontecova


Con más panorámicas del valle


Zona de expansión residencial en los arrabales de Santiago


Subimos un poco


Seguimos de frente


Luego nos desviamos a la derecha en As Moas de Riba



Pasamos esta casa


Y así llegamos a la zona de chalets del Agra do Castro, camino de O Carballal.