Eres el Peregrino Número

miércoles, 16 de marzo de 2016

ALTO DO VENTO: ENTRADA AL CONCELLO DE AMES POR VENTOSA, LOMBAO Y AUGAPESADA


Viniendo de Quintáns el peregrino que se dirige a Fisterra entra en el concello de Ames en el Alto do Vento. Allí su popular mesón es una de las paradas clásicas de romeros y viajeros.



La vecindad aparca aquí también sus tractores...


Bicigrinos...


Desde el Alto do Vento iniciamos una bajada por las aceras de la carretera.


Pasamos al lado de una carballeira preciosa, en torno a la cual se han construido diversas urbanizaciones...




Bajamos por la carretera AC-453. Siempre por las aceras. Atención al tráfico, intenso muchas mveces.


Desde aquí contemplamos el Alto do Mar de Ovellas. Son solo 272 metros de altura, pero constituye sin duda un importante esfuerzo de subida el que nos aguarda.


Alto do Mar de Ovellas y abajo, en el valle del Rego dos Pasos, los pueblos de Lombao y Augapesada, por donde pronto pasaremos.



En este cruce, a la altura de una parada de autobús, las señales advierten que nos desviemos por este ramal a la derecha...


Hórreos y casas labregas, muchas de ellas restauradas...


Apartados de la carretera disfrutamos nuevamente de la paz del sendero...




 Hermosos jardines rurales...


Pasan los peregrinos...


Parras de uva por doquier...



Más urbanizaciones de chalets.


Cruceiro en una finca particular ...




Hermoso caserón de noble piedra gallega...


Regresamos a la carretera, siempre dando vista al Alto do Mar de Ovellas...


Bajando a Lombao, con el Alto do Mar de Ovellas, al fondo, casi desafiante...


Señales del Camino a Fisterra.


 Nuevo desvío por un ramal entre casas tradicionales, parras y hórreos.


Portillas de fincas y garages...


Esplendor floral...


Más casas de piedra...


Hórreos en el Camino...


Más parras en la vereda.


Esta torre eléctrica nos sirve de referencia caminera.


 Vista del centro de la parroquia de Ames, con la iglesia en medio.


El Camino llega a un puente sobre un arroyo...



Y volvemos a salir a la carretera una vez más...


Entre filas de viviendas...


 Fincas y aceras...


Bajando por las aceras, entre quintas y parcelas. Un espacio progresivamente urbanizado.


Atrás van quedando las urbanizaciones...


Y prosigue la cuesta abajo...



Caballos que oibservan al peregrino...


Pasamos al lado de Castelo

Parroquia de Ames, en el concello del mismo nombre...


Atrás queda Castelo.


Bajamos hacia Augapesada...


Otro bar en el Camino.




Esplendor en la hierba...


 Llegando al fondo del valle, zona de antiguos molinos....


Augapesada: desvío a la izquierda.


Pasando junto al viejo puente del Rego dos Pasos...


Lugar para sentarse y denscansar a la vista del puente de piedra...


Puente medieval de arco de medio punto en el Camiño Real de Santiago a Fisterra.


Puente y Rego dos Pasos.


Junto a estas casas iniciamos la subida al Alto do Mar de Ovellas...


Atrás queda el valle...


Cruzamos una carretera local y arrancamos con la ascensión, entre el bosque...



Subiendo al Alto do Mar de Ovellas...