Eres el Peregrino Número

martes, 15 de marzo de 2016

O CARBALLAL Y QUINTÁNS: AL OESTE DEL CONCELLO DE SANTIAGO

A Rúa y Moas de Baixo
Tras atravesar los tupidos bosques de eucaliptos que hay viniendo de Sarela de Baixo llegamos, unos escasos kilómetros al oeste de la ciudad de Santiago, al lugar de A Rúa y Moas de Baixo, donde salimos a una carretera local salvando el rego de Fontecova.


Y así atravesamos una zona muy llana, de chalets y parcelas, en el camino a O Carballa.


Zonas residenciales en el agro gallego del extrarradio de la ciudad de Santiago.


Hábitat antaño de pastos transformado paulatinamente en área residencial, rodeada de plantaciones de especies de crecimiento rápido.



 En O Carballal llegamos a un cruce de caminos, tomando el de la derecha, señalizado junto a esta parada de autobús.


Y pasamos junto a un largo hórreo en A Revoltiña.


En lo que debió ser uno de aquellos antiguos caseríos rurales gallegos, convenientemente restaurado.





Acto seguido entramos en la rúa que atraviesa el núcleo de O Carballal.


Hay numerosas casas de piedra, soberbiamente rehabilitadas.


Y entre ellas más hileras de viviendas.


Haciendo caso a las señales pronto iremos saliendo del pueblo.


Junto a más viviendas tradicionales restauradas que han dejado la fachada de piedra a la vista.






Y más hórreos.


Así vamos dejand atrás la aldea...


Aguardándonos otro trecho bastante llano en medio de otro verde valle...


Y avanzamos por un pequeño puente sobre un rego o arroyo.


Las señales siempre nos orientan. Atentos a ellas en todo momento.


Una nueva zona de chalets. Estamos llegando a Pedrido.


Desde el Camino admiramos el paisaje...



Caballos en las fincas.



Tiempo para curarse un pie. Hay pedregrinos que vienen andando desde muy lejos y ansían, tras llegar a Santiago, hacer el Camino a Fisterra.




Tras dejar atrás los chalets de Pedrido iniciamos una cuesta por el Monte Vilariño.


Vuelven a predominar los eucaliptos en lo que antaño fueron pastizales principalmente.




Señales cada no demasiados metros.


Bicigrinos.



Llegamos a Quintáns, dando vista al valle de Roxos. Caseríos esparcidos por la campiña.


Hermosos paisaje rural gallego.


Montes y colinas cubiertos de monocultivos de eucaliptos.



Una ligera bajada, descenso hacia el valle.


Y un cruceiro en una finca del Camino.


Soberbio pazo.


Y una señal de desvío a la derecha.


Sigue la bajada atravesando la aldea de Quintáns.


Flores y parras de uva en el Camino.



Peregrinas en Camino.



Parras y señales a Fisterra.


Parras y jardines...


Atrás queda Quintáns...


En el valle de Roxos...


Estampa rural del agro gallego...


Puente medieval sobre el río de Roxos...


Apacible ribera...


Pasan peregrinos...


Pasan vecinos...


Área recreativa al lado de puente y Camino...


Desde el puente, liviana subida en el boscaje, dejando pasar los tractores...



Pronto llegamos a lo llano...


Y ya estamos a la vista del Alto do Vento, donde dejaremos el concello de Santiago para entrar en el concello de Ames.



Huertas en las proximidades de zona poblada.


Un poco más de trayewcto por el eucaliptal...



Pasan más bicigrinos.


Zona maderera...



Y llegamos a la carretera AC-453 en el Mesón Alto do Vento: buena parada para entrar en el concello de Ames por la parroquia de Covas y aldea de Ventosa...