Eres el Peregrino Número

miércoles, 16 de marzo de 2016

SUBIDA AL ALTO DO MAR DE OVELLAS Y CAMINO HACIA A PONTE MACEIRA POR TRASMONTE

Augapesada y principio de la ascensión al Alto do Mar de Ovellas
En el concello de Ames, justo al oeste de Santiago, iniciamos en Augapesada, la subida al Alto do Mar de Ovellas una vez dejado atrás el cruce con la carretera AC-452.


Dejamos atrás también las casas de Augapesada y emprendemos la cuesta arriba...


Orácticamente todo el recorrido se hace a la sombra de la arboleda, cuando de eucaliptos cuando de árboles y foresta autóctonos...


Aunque la cota de la cima es de solo 272 metros se realiza aquí un importante esfuerzo para salvar directamente el desnivel...


El antiguo Camiño Real recuperado es de una gran belleza...



Dosoficando energías en plena ascensión...




Atrás han quedado también las urbanizaciones de Ventosa y el Alto do Vento, por donde bajábamos al valle del Rego dos Pasos...


Tramo empedrado y banco para sentarse y gozar de un merecido descanso en la paz del bosque...


Aunque no hay mayor pérdida, dado que el Camino es ancho y trillado, atendamos siempre a las señales xacobeas...



 Más bancos para el reposo jalonan el recorrido...


Los últimos metros de subida se realizan a través de una carretera local, acabando el ascenso en el agradable frescor de esta fuente, en la que paran a refrescarse y descansar numerosos romeros a Fisterra.




Entramos aquí en la parroquia de Trasmonte, perteneciente también a este concello de Ames, en concreto a la aldea de Carballo.


Señales en Susavila de Carballo...


Hermosísimas aldeas gallegas...


Espléndias fincas,,,


Viñedos...


Viñas y huertas...


Hermosas casas tradicionales y pazos...


El Camino realiza una ligera cuesta abajo, viendo a la derecha una cruz de piedra...


Una inscripción recuerda a un vecino de Fisterra que falleció en este lugar en el año 1857...



Hórreos y prados en un bucólico entorno rural...


Tras la cuesta al Alto do Mar de Ovellas el trayecto de hace aquí sumamente placentero...


Paisajes del agro gallego...


Un cruceiro de piedra.


Bellos rosales...


Praderías y bosquetes...


Nos observan detenidamente...


Prados de pasto y siega y colinas plantadas de eucaliptales...


 Llegamos así a la cabeza de la parroquia de Trasmonte.


Las señales nos dirigen hacia el bar del pueblo.


Antes del bar, en el cruce que va a la iglesia pasaremos al lado de la antigua escuela de Trasmonte.


Fueron fundadas en 1930 por emigrantes gallegos a ultramar. Hoy en día, con la concentración escolar, han dado paso a nuevos usos.


Desde aquí, más allá de las huertas, si nos fijamos veremos el campanario de la iglesia parroquial de Santa María de Trasmonte.


 Se trata de un buen ejemplo de barroco rural gallego y, aunque no está en el mismo Camino sí a escasos metros, por lo que el peregrino gustoso del paisaje y el patrimonio puede desviarse unos metros a visitarla.


Viniendo del cruce de la escuela, hallamos primeramente este hermoso cruceiro.



Unos cómodos bancos para sentarse a contemplar la iglesia de Santa María...


Barroco rural gallego bellamente restaurado.


Torre-campanario.


Fachada principal.


Espectacular frontón sobre la puerta de acceso.


 Santa María, la patrona del lugar...


 Visitada la iglesia regresamos al cruce para encaminarnos al bar.


Peregrinos al sol, en las terrazas de Casa Pancho.


Bocadillos y cervezas en la barra de despachar.


 Salimos de Trasmonte entre fincas y huertas...


 Estamos en otra aldea de la parroquia de Trasmonte: Reino.


Tractores en la ruta. Siguente aldea: Burgueiros...




Vistas de Burgueiros...




Pronto, en el valle del río Tambre, descubrimos los tejados de A Ponte Maceira...


A Ponte Maceira, paso del concello de Ames al concello de Negreira...



Ya en el mesón, aún en el concello de Ames, podemos asomarnos a la orilla a admirar el puente medieval de A Ponte Maceira, por el que enseguida pasaremos.