Eres el Peregrino Número

miércoles, 16 de marzo de 2016

OUTEIROS, A BARCA Y A CHANCELA, ENTRANDO EN LA VILLA DE NEGREIRA

Camiño de Fisterra, saliendo de A Ponte Maceira rumbo a la villa de Negreira
Saliendo de A Ponte Maceira, donde hemos entrado en el concello de Negreira, el Camino de Santiago a Fisterra y a Muxía sigue por aquí las riberas del río Tambre, junto a las casas y las fincas de la orilla


Un hermoso sendero junto a los prados y la vegetación ribereña


Hay peregrinos que han hecho el circuito de Santiago a Dumbría, Muxía y luego a Fisterra, realizando desde allí el camino a la inversa, entrando en A Ponte Maceira tras llegar a Negreira procedentes de Fisterra, Corcubión, Cee, Hospital, Logoso, Olveiroa, A Ponte Olveira, Maroñas... con estos peregrinos nos cruzamos en este tramo de Camino


Dejamos las casas y continuamos por un tramo recto y llano junto a los castañares


Hay alguna plantación de pinos


El asfalto deja paso a la senda terrera en este trecho a la ribera de la arboleda al que accedemos por un desvío señalizado a la izquierda.


A la sombra del bosque pasaremos bajo este puente, A Ponte Nova, nuevo puente sobre el Tambre.


Al lado mismo del Tambre


Nos separamos ligeramente de la orilla y el Camino atraviesa esta soleada vega, pasando bajo este viaducto.


Una verde y fértil vega...



Tramo enlosado parcialmente en un tramo de arbustos...


Y vuelta a salir a los campos abiertos y siempre llanos del valle.


Desde el Camino, Outeiros...


Outeiros, por allí saldremos a la carretera...


Carretera AC-450, camino de Negreira


Un poco más adelante cruzamos con atención y nos desviamos de la carretera a la derecha en A Barca


Se trata de un tramo de carretera antigua que nos aparta del tráfico


Casas de A Barca, el topónimo parece hacer referencia a alguna antigua barca que cruzaba el Tambre en este sector


Colinas boscosas de Logrosa y A Chancela, en el extrarradio de la villa de Negreira, capital del concello.


Vienen peregrinos


Antiguo molino


Puente sobre el Rego da Portela, afluente del Tambre


Huertas en la fértil vega


Cruzamos la carretera nuevamente...


La oferta de albergues, alojamientos y hostelería se multiplica...


Subiremos aquella colina boscosa. Tras ella está Negreira.


Empieza el ascenso


Dejamos a la izquierda el desvío al Campo Municipal de Cepelo


Y así entramos en A Chancela


Fin de la cuesta, bifurcación y a la izquierda


Abrevadero junto a los muros de una quinta


Apacible y llano caminar a la entrada del pueblo.


A un lado, el acceso al Pazo de Chancela...


Pazo de Chancela: Casa do Capitán. Su origen es una torre bajomedieval (s. XIV), alrededor de la que se construyó posteriormente esta monumental y magnífica mansión


Seguimos caminando por A Chancela


Todo recto hacia el fondo


Al sur Logrosa, donde hay albergue


A Chancela de Baixo


La imagen clásica de A Chancela: filas de casas ante una acogedora carballeira donde se celebran las fiestas. Al fondo, la villa de Negreira.


El Camino pronto comenzará una pequeña bajada entre las casas viendo al fondo los edificios de pisos de la villa capital del concello


Es una fila de viviendas unifamiliares


Aquí estamos en el albergue Anjana, el primero que vamos a encontrar, a un kilómetro del centro urbano de Negreira.


Los peregrinos saludan a Sara, la hospitalera


Mochilas de los peregrinos en la puerta del albergue y a la entrada del bar


La barra y sobre ella un bellísimo balcón-corredor



Una misteriosa cruz que Sara nos enseña en el interior del bar


Salimos del albergue


Y reemprendemos la marcha


Seguimos ruta en A Chancela


Con la vista puesta en la villa de Negreira. En la lejanía las sierras de O Corzán, con Pena Arada (518 mts.). A sus pies seguirá el Camino



Bellísimo arbolado ornamental


Cuesta abajo...


Bifurcación y a la derecha


Palomar


Bajando por la acera


Parcela con casa y hórreo


Negreira ante nosotros


Bajando por A Chancela


Casas en el Camino...


Un poco de curva a la derecha


Seguimos la acera...


Y tras el hórreo llegamos a la carretera AC-546


Aquí Avenida de Santiago, que expiden credenciales para los peregrinos, no muy lejos del Albergue Alecrín


Entramos en Negreira, a poco más de 68 kilómetros de Fisterra