Eres el Peregrino Número

miércoles, 23 de marzo de 2016

PADRÍS, CASTREXE Y MAR DO ROSTRO: ENTRADA AL CONCELLO DE FISTERRA

Mar do Rostro. Fisterra.

En el Camiño de Muxía a Fisterra, saliendo de Lires, hay una doble alternativa, una más larga y señalizada extraoficialmente, es muy bonita, pues viene subiendo desde la Ría y Praia de Lires a su playa, mientras el no menos bello y más corto camino oficial lo hace por el verde valle del Rego de Lires para subir a la aldea de A Canosa,  confluyendo luego los dos en la subida hacia el Monte do Couto, siendo ya una cuando acaba la cuesta, enfrente del Monte da Vela, prestos ya a entrar en el concello de Fisterra


Pista llana y pedregosa que se mete entre los pinares. La ruta está señalizada en las dos direcciones, hacia el norte para quienes van a Fisterra luego de visitada Muxía, como es este el caso, o al revés, por ello no nos extrañemos si vemos flechas y mojones en los dos sentidos


Bifurcación y a la izquierda. Los antiguos pastos han sido sutituidos por especies maderables de crecimiento rápido, como los eucaliptos


Siempre atentos a los mojones


Muretes de piedra de los antiguos pastos


Tupido pinar


 Altos helechos a ambos lados del Camino


 Peregrinos a Fisterra




Hay señalización en el sentido de Fisterra pero también a la inversa, para quienes se dirigen a Muxía a lo largo de este litoral atlántico de la Costa da Morte.


Así, por la zona de A Mexadoira y O Marco do Couto, casi sin darnos cuenta dejamos el concello de Cee y entramos en el concello de Fisterra.


Estamos en concreto en la parroquia de Sardiñeiro, al norte del concello fisterrán, parroquia que se extiende desde la boca de la Ría de Corcubión, por donde viene el Camino que se separa del que va a Muxía en Hospital, a las playas que miran directamente al Atlántico, por donde va este otro Camiño de Fisterra que une ambas poblaciones


En concreto estamos llegando a la aldea de Padrís, viendo al sur el Monte de San Xoán (245 mts.)


Y abajo Suarriba


Justo a la derecha de Suarriba el Camiño de Fisterra subirá luego de bajar a Castrexe, ante la Praia do Rostro o Mar do Rostro


Recta hacia las primeras casas de Padrís y del concello de Fisterra por las que vamos a pasar


Abajo ya vemos el mar, o mejor dicho del océano, el Océano Atlántico, con la bajada a la playa de Mar do Rostro


Y allí A Punta do Rostro y las rocas de As Pedras Pardas. Por abajo van el Camino y la carretera a la playa


En Padrís llegamos a esta carretera local asfaltada y vemos a la derecha


En Padrís se ha afincado el artista David de Lorenzo, nacido pero de padre gallego que retornó, por lo que se crió aquí, teniendo su estudio en Cee


Es pisar Padrís y acto seguido prácticamente dejarlo, bajando por aquí a la derecha. Atentos a la doble flecha F y M: Fisterra y Muxía


Una buena bajada junto a este chalet


Aquellos bicigrinos suben desde Castrexe


A nosotros nos tocará subir de Castrexe a Suarriba. En concreto a las casas de la derecha


La bajada asfaltada se dirige a la parte norte de la Praia do Rostro, en concreto a la llamada Praia da Mexadoira, pero a no ser que queramos visitarla  nos desviarelos en la siguiente curva por un ramal a la izquierda



Y este es el desvío a la izquierda. Si no obstante deseamos ir a la playa no tendríamos más que seguir de frente, pues está muy cerca. Lo único malo es que es cuesta abajo y para regresar aquí nos tocaría subir cuesta arriba, pero si se está bien de tiempo y energías es algo que podríamos recomendar...

VISITA AL PRAIA DE MAR DO ROSTRO:


Bajando a la playa praderías abajo nos cruzaremos con la pista asfaltada que pasa por los pinares de su borde sur desde Castromiñán, al sur del arenal. Luego por la explanada de aparcamientos caminaremos por sus dunas



La Praia do Rostro o Mar do Rostro son dos kilómetros de amplio y espacioso arenal en zona rural y agreste al lado del Camin. .Puede ser un lugar ideal para solazarse y descansar un poco pero no obstante es peligrosísimo para el baño. Se sitúa en la Costa da Morte, llamada así por primera vez, según se pensaba por el escritor Eugenio Carré Aldao en la segunda década del siglo XX a consecuencia de los muchos y tráficos naufragios. Pero el el profesor de la Universidad de Santiago de Compostela Jesús Ángel Sánchez García publica que la denominación aparece por primera vez en 1904 en el diario coruñés El Noroeste, tal y como se ve en su estudio La leyenda de la Costa de la Muerte. Naufragios y faros como desencadenantes para la activación de un patrimonio marítimo, afirmando incluso que algunas narraciones de naufragios se deben más a la literatura romántica que a la realidad



Pero naufragios los hubo y muchos, se calcula que más de 450 desde la Edad Media sin contar muchos desconocidos y los acontecidos durante ataques corsarios en el siglo XVIII, si bien sobre algunos pesa una leyenda negra, según investigadores como Rafael Lema en su libro Costa da Morte, país de sueños y naufragios. El autor manifiesta que es en 1908 cuando la prensa inglesa la bautiza con el nombre Coast of Death, dados los numerosos buques de esa nacionalidad que tuvieron aquí su fin, y esto se extendió a la prensa española


Aquí se cuenta yace sumergida la ciudad de Dugium, la de los galaicos nerios dominada luego por los romanos, castigada con una inundación por mandato divino por rechazar las enseñanzas de Santiago, dice la piadosa tradición que puede cristianizar creencias ancestrales basadas en ciudades sumergidas existentes en todo el Atlántico, empezando naturalmente por la misma Atlántida de Platón


Esta parte norte de la playa es conocida como Praia da Mexadoira


Más al norte aún divisamos el Cabo Touriñán, aún más al occidente que el Cabo Fisterra, nos señala un lugar donde acontecieron algunas de esas desgracias marítimas pues adentrándose un kilómetro en el océano, una serie de rocas se extienden aún más otro cuatrocientos metros: primero es el islote de A Ínsua y luego son las peñas de Os Buxeirados, con sus peligrosos bajíos: A Laxe dos Buxeirados.


Por su parte enfrente del Cabo Touriñan hay una isla, Illa Herboso. Bien es verdad que del cabo nada más vemos la punta, pues está casi tapado por A Punta Cusiñadoiro, que cierra la Praia de Nemiña.


Aparte del Camino de Santiago una ruta senderista comunica esta costa por sus cabos y arenales, el Camiño dos Faros.


Al sur A Punta do Rostro y el Monte do Castelo, topónimo que hace referencia a la antigua existencia de castros galaicos. Allí fue donde embarrancó el Casón, mercante de bandera panameña que embarrancó el 5 de diciembre de 1987 un poco al sur de este arenal, en la Punta do Castelo. Cargado con sustancias altamente tóxicas cuyas características nunca fueron del todo públicas. El Casón fue abandonado rápidamente por su tripulación, falleciendo 23 de 31, todos chinos. Las explosiones en el interior y el vertido del cargamento y su incendio el día 10, que pudo verse en directo por la Televisión de Galicia (TVGA) causaron tal alarma que se fletaron 700 autobuses para evacuar a los habitantes de Fisterra, Cee y Corcubión, pero muchos no esperaron, salieron por sus medios y provocaron un gran caos. Luego se desmintió que la nube formada fuera tóxica, pero vecinos que a pesar de todo se quedaron sufrieron mareos y picores. La carga quiso ser llevada al cuartel de infantería de Parga, concello de Guitiriz, en Lugo, pero una barricada vecinal de neumáticos ardiendo junto con enfrentamientos con la Guardia Civil impidió el paso de los camiones. Luego se intentó llevarla a la empresa Alumina-Alumino de San Cibrao. El comité de empresa se opuso, volvió a haber enfrentamientos y los trabajadores abandonaron las instalaciones presa del pánico, las cuales tuvieron un parón brusco que provocó que quedase inutilizada habiendo tiempo después de reconstruirse. La carga quedó allí hasta que fue embarcada a Amberes. El barco fue desguazado aquí mismo pero la mayor parte de su estructura sigue bajo las aguas de esta playa


Es factible desde aquí caminar a lo largo de la playa hasta tomar al otro lado la carretera que por Castromiñán nos llevaría a volver a enlazar con el Camiño Fisterra en el valle de Duio, pero es apartarnos de la senda y de la ruta señalizada...



Desde la Praia do Rostro o Mar do Rostro volvemos pues arriba, al camino oficial y señalizado, en el cruce que baja de Padrís


Es el sendero que nos llevará a Castrexe. El mojón de la izquierda recordemos que es de los que señaliza la ruta a la inversa, el Camiño de Muxía


Vemos abajo la playa y sus aparcamientos


Bajamos por un pinar







Abajo vemos un cruce





A la izquierda Padrís


 Nos acercamos al cruce





Un peregrino sigue de frente


Y tras él iremos nosotros


Cruce y de frente


En una larga recta


De frente Suarriba


Un poco de más bajada hasta el siguiente cruce



Y ya vemos delante Castrexe


A la derecha del Camino algo puede llamarnos la atención


Esa pequeña mole verde a la izquierda del árbol y de la casa


Es un hórreo totalmente cubierto de yedra


Llegamos a las primeras casas de Castrexe y al cruce


Y en el cruce a la derecha


Llegando hasta estas casas


Y admirando este conjunto de hórreos en los prados que caen a la playa


Es una de las estampas más fotografiadas del entorno de Mar do Rostro


Los hórreos de Castrexe ante el arenal y el Atlántico


Aquí vamos a la izquierda


Y junto a este hórreo tomamos esta recta


Casa Costureiro, de turismo rural, a la salida de Castrexe



Prados de Monte de Xián en Leira Longa y Agra de Prado. Arriba está la aldea de Suarriba, a la que subiremos...


Larga recta.


Atrás quedó Castrexe.


A la izquierda otra construcción "oculta" nos sorprende


Un antiguo molino que funcionaba con agua del Rego de Castrexe, que desemboca en Mar do Rostro


Y a la derecha, aprovechando el mismo arroyo, un antiguo lavadero, a donde acudía a hacer la colada la gente de Castrexe antes de disponer de agua corriente en las casas...


Empezamos a subir hacia Suarriba


Vista de Castrexe a nuestras espaldas


La cuesta acabará entre aquellas dos casas


Pero se torna más dura y directa


Castrexe ya ha quedado allá abajo, y allá el Monte do Couto, por donde vinimos de Lires. A la izquierda A Punta Cusiñadoiro, ensenada de Nemiña


 Peregrinos subiendo la cuesta


Suarriba: se termina la cuesta


Vamos a la derecha


Placa de Suarriba



Aquí podemos detenernos un instante a contemplar el paisaje hacia el norte


Rebaños de cabras e invernaderos


Al norte o Sisto.


Y Padrís, por donde bajábamos al Mar do Rostro y Castrexe. También es factible venir todo el trayecto por arriba, por estos pueblos de la carretera.



Praia do Rostro, guardada por A Punta Mixirica y A Punta Besugueira. Más a lo lejos la Praia de Nemiña y A Punta Cusiñadoiro, luego A Punta da Vela y la de Monte Gordo, bajo el Monte Facho de Touriñán (206 mts.), que por su nombre era otro de aquellos antiguos emplezamientos de señalización marina consistentes en grandes hogueras para señalar a los barcos la línea de costa y para dar la alerta. Más a lo lejos el Cabo Touriñán


Bifurcación y a la derecha por la carretera principal


Ladera norte del Monte de San Xoán



Y así, por estos pinares, iremos hacia Buxán y Rial