Eres el Peregrino Número

sábado, 23 de julio de 2016

OTUR/OUTUR: DEL CONCEJO DE VALDÉS AL CONCEJO DE NAVIA (ASTURIAS)


Otur/Outur desde el Camino
Las Cabornas
Al oeste del concejo de Valdés, una vez dejada atrás Luarca/L.luarca, su capital, el Camino atraviesa la parroquia de Santiagu emprendiendo la ruta a Navia, pero antes recorreremos la parroquia valdesana de Otur/Outur, a la que entramos, luego de cruzar la carretera nacional N-634, por La Fervencia, yendo luego al barrio de Las Cabornas, desde el que ya tenemos una buena vista de la parroquia


El Camino pasa por entre las casas esparcidas a lo largo de las laderas que bajan del monte La Queimadona


Más al oeste reconocemos el Monte Faro, a cuya izquierda pasaremos enseguida para bajar al concejo de Navia por Barayo y Villapedre


 El Camino es aquí un verdadero mirador natural sobre la parroquia


Viendo al norte toda la rasa costera y los barrios que se extienden por la llanura hacia el mar, al otro lado de la N-634. cerca ya de La Playa de Vil.lar


El Camino es bastante llano


Plácido de caminar


Conchas y flechas indican la dirección de nuestros pasos en todo momento. Allí a lo lejos vemos un eidificio notable: Villa Rosita, en la carretera


Y más al fondo el barrio de La Cruz


Villa Rosita, es una quinta construida para el indiano Ángel García Fernández, quien nació en esta parroquia en 1.877. Su padre había muerto en la emigración cubana y su madre quedó sola con muchos hijos, razón por la que alguno de ellos también emigró


Este fue el caso de Ángel, que siguió a otro, Ramón, a buscar fortuna a tierras argentinas en 1891 cuando tenía trece años, encontrando empleo en la tienda de un emigrante andaluz. Tiempo después él y su hermano se instalaron por su cuenta fundando la sociedad García Hermanos y Cía en 1912


Fue gran benefactor de su pueblo, pues donó la escuela, la iglesia y el hospital además de sufragar un camino a la costa. Fue galardonado, entre otros nombramientos, con la Real Orden de Isabel la Católica por parte de Alfonos XIII, Hermano Mayor de la Archicofradía de Santiago Apóstol y la Medalla al Mérito en el trabajo. La quinta lleva este nombre en honor a su queridísima y también benefactora esposa Doña Rosa


Un poco más a la izquierda, casi tapada por una gran nave industrial, vemos la iglesia parroquial de San Bartolomé, donación del citado indiano


Con su gran torre-campanario que recuerda a otras de la zona hechas en la misma época, se trata de la reedificación completa de un santuario anterior, más modesto, del siglo XVIII. A lo lejos vemos Los Chanos y El Pedrón, bosques que ocultan el barrio de Vil.lar


Mucho más a lo lejos quizás reconozcamos, en esos campos llanos, la antigua escuela


Se trata de otra donación de los indianos


Las escuelas son ahora el Colegio Rural Agrupado Pintor Álvaro Delgado, dedicado, como otros de la zona que aprovechan las antiguas escuelas rurales, a este gran pintor que plasmó en sus obras buena parte del paisaje de la costa occidental asturiana


Hórreos y paneras con vivienda o bodega (en el sentido de almacén) debajo son la tónica predominante en la arquitectura popular, así como los tejados de pizarra


Casa con palmera


Estamos ya en el barrio de Carral


Establo de piedra pizarrosa


Más vistas del pueblo e iglesia


Arquitectura rural hermosamente restaurada


Precisoso caserón


Bajamos un poco


Silos de piensos. Abajo las casas de la carretera N-634 en La Pedrera, La L.lañada y Riumayor


Bifurcación: vamos a la izquierda


Concha en la fachada de la casa del cruce que nos lo advierte


Estamos en Pedre


Ahora pasamos un pequeño puente


Puente sobre El Regueiru la Pasadina


Estamos en El Palaciu


Por donde sigue la ruta


Aquella es la casona que da nombre al lugar


Encrucijada: seguimod de frente dirección oeste


Hito caminero y flecha en el poste de teléfonos que nos lo muestran


Prados y huertas


Hierba segada


Abajo en la carretera un establecimiento hostelero y hotelero de honda historia: Casa Consuelo,  fundada en 1935 como tienda-bar y casa de comidas por el matrimonio de Ramón y Consuelo con ekl nombre de La Mercantil, pero que se popularizó con el nombre de ella, que era además la cocinera, por lo que no es de extrañar que, 30 años después, se oficializase su nombre como Casa Consuelo


A la muerte de Consuelo sus hijos Álvaro y Roberto García López, junto consus esposas Merece y Mary, además de Isolina, continuaron con el negocio, donde hay parada de la línea regular de autobuses ALSA y está cerca del apeadero del tren. Está considerado uno de los paraísos de la cocina asturiana


Hay hoteles y otros alojamientos


No muy lejos volvemos a ver la escuela


Más en la lejanía nos agradaría descubrir las playas, tal y como vemos el mar, pero nos las oculta la rasa marina en la distancia


El pueblo ya fue lugar de parada para los viajeros de la antiguedad, pues es reseñado por Antonio de Lalaing en su crónica de la peregrinación de Felipe El Hermoso, pues fue donde durmieron el 28 de febrero de 1502. Anteriormente fueron estos términos villa medieval perteneciente al poderoso monasterio de Courias, en Cangas del Narcea, por lo que hasta el siglo XVIII hubo aquí un priorato benedictino


Seguimos camino mientras procuramos no perdernos detalle de nada


El Monte Faro en la distancia.


El topónimo hace referencia a antiguos "faros" que en origen apenas eran más que una fogata para señalar la línea de costa a los navegantes.


A la izquierda vemos la profunda tajada de la Autovía del Cantábrico


Camino y autovía que pasan muy próximos en este tramo, viendo también además sobre nosotros los túeneles en el monte La Queimada


Llegamos ahora a La Casona


Donde pasamos sobre otro arroyuelo


El Regueiru la Casona


En La Casona


Corrada o delantera de la casa


Seguimos avanzando


Y en esta bifurcación seguimos rectos a la izquierda


Vamos a El Rel.lón, otro de los barrios de la parroquia


El Rel.lón


La Queimadona, monte que baja de La Pena Muyer y El Picu Bustrilde


Allí están los túneles de la autovía, que ya no vemos


La iglesia y los silos han quedado atrás


Allá está la Playa de Vil.lar o de Otur, que tampoco llegamos a ver desde aquí


Así llegamos a El Rel.lón


Hórreos quintanas y naves ganaderas


Hórreo y caserón de corredor


Justo después un cruce


Bifurcación en la que vamos a ir a la izquierda


Casa con portalón


Y con panera


esta otra con cabazo


La casa-bloque tan característica de la arquitectura rural de la comarca


Una quinta con jardines


Y ya divisamos a lo lejos otro barrio más de Otur/Outur


Los Romedios


El Camino es llano


Pero pronto empezaremos a subir


Enclave muy ajardinado


El Regueiru La Pedrera y Casa Pinón


Con el agua del arroyo tarabajaba la molienda El Molín de Pinón. Arriba en lo alto El Penón


Cruce y a la izquierda


Casa Pinón


Concha xacobea en el portón


Subimos ligeramente...


Y en este cruce seguimos de frente hacia arriba, entre las casas


Y así pasamos junto a la capilla de Los Remedios, que da nombre al lugar


Nos dirigimos al Col.láu Sangunientu


Subiendo hacia aquellas casas del fondo, campos de Turulaspa


Verdísimas praderías


Aquí el Camino perderá el asfalto


Señalización


Seguimos subiendo junto al cabazo


Admirando un hermoso paisaje de la parroquia desde esta quintana


Ls cuesta se empina


Atras queda la rasa marina


Acabamos la subida


Bifurcación y a la derecha


 Un nuevo paisaje se abre ante nosotros en El Col.lau Sanguinientu


La Autovía del Cantábrico a nuestra izquierda


Ahora nos toca bajar a la vaguada del Regueiru L.lameirón o Ríu Mayor para volver a subir pista arriba


El río pasa aquí canalizado bajo la autovía y bajo nosotros


Desde el puente vemos La Barraca


La Barraca recibe este nombre por ser donde hubo antaño una barraca que hacía las veces de venta caminera


Atrás, al sur y a lo lejos Penas Rubias y El Picu'l Cordel (595 mts.)


En La Barraca llegamos a la carretera AS-37


Y la cruzamos


Para seguir al otro lado


Un poco de cuesta


Y a los pocos metros salimos a lo llano, ante el Monte Faro, tomando en esta pista asfaltada la dirección de la derecha


La subida va acabando al pasar junto a estos chalets


A la izquierda El Picu l'Infernón (331 mts.)


Llegamos a las últimas casas de La Barraca


Y continuamos de frente, ya en llano


Por esta pista pedregosa en la ladera sur del Monte Faro


Este collado es un paso natural secular entre el Monte Faro a la derecha y El Picu L'Infernón a la izquierda


El Picu l'Infernón y debajo de él otra de las porfundas "tajadas" de la autovía


La pista es ancha y cómoda de caminar


Bifurcación: tomemos el ramal de la derecha


Que es el camino principal


La pista se ensancha. Antiguos caminos ampliados para el paso de camiones cuando se construyó este tramo de la Autovía del Cantábrico (A-8), de los últimos en inaugurarse


Viene ahora otro repecho


A nuestra derecha la cima del Monte Faro, con sus 251 metros y su antena asomando sobre el pinar


A nuestra izquierda L'Infernón


Laderas del Monte Pegueiro


Rocoso picacho...


 Seguimos subiendo, a la derecha


Allí se termina la cuesta arriba


Abajo a la izquierda la autovía


De nuevo un paisaje diferente ante nuestros ojos


El concejo de Navia...


Aquí empezaremos a bajar


Y veremos un amplio paisaje de la zona oriental naviega, desde la costa al interior


El el interior la autovía serpentea por los campos, con El Bao aquí mismo abajo a la derecha, hacia donde iremos ahora en prolongado descenso, parroquia de Villapedre o Vil.lapedre (pronunciado Vitsapedre). A lo lejos al fondo a la izquierda Vil.labona, parroquia de La Polavieya


En El Bao, abajo, entraremos en el concejo de Navia tras pasar sobre el río Barayo, frontera con Valdés. El Camino es visible a la izquierda de la foto, dirigiéndose a Villapedre, cabeza de la parroquia, con todos sus barrios extendodos por la campiña


En primer término es el barrio de Villainclán o Vil.leirán, por donde llegará el Camino hacia el centro de la parroquia


Allí a la derecha vemos el campanario de la iglesia parroquial de Santiago de Villapedre, templo mayormente tapado desde aquí por Villa Auristela, quinta de indianos que es ahora hotel rural. Más a lo lejos Piñera o Piñeira, en la ruta a Navia, la capital del concejo


 Más a la derecha, más barrios y lugares de Villapedre: La L.laguna, L'Arruxil, La Pedrosa, Tox, Barzana, El Coutu, Cabrafrigal, Vil.laiz, El Barbeitín, La Pena, La L.lamiel.la...


 Si nos fijamos tal vez podamos reconocer las escuelas


Bordeando la falda oeste de la montaña sigue la bajada, viendo ahora, al norte, otras poblaciones naviegas


El río Barayo forma un profundo surco en este valle boscoso, árboles que se extienden también falda arriba sobre El Pozo Faro


Allí está Tox, que pertenece a Villapedre pero lo que más destaca frente al mar es Veiga/Puerto de Vega, cabeza de la parroquia del mismo nombre


Allí fue donde falleció el ilustrado Gaspar Melchor de Jovellanos en 1811 y es cuna de linajudas estirpes, siendo uno de los más bellos y pintorescos puertos de pescadores asturianos, no en el mismo Camino pero sí relativamente cercano a él y que sin duda merecería una visita, máxime si vamos a pernoctar en las inmediaciones y tenemos tiempo y fuerzas. Especialmente factible para los bicigrinos





El puerto no lo llegamos a ver pero sí la ermita de L'Atalaya, construida en 1613 sobre otra más antigua del siglo XV, donde está la santa del lugar, patrona de los pescadores (a la izquierda de la foto ante el mar). Justo debajo, en Tox, asoma entre las casas la torre almenada del Palacio de Tox o de los Castrillón, que empezó a construirse en 1570 aunque no se dio por concluido hasta 1770


En Tox  reconocemos asimismo la ermita de San Pedro


Sigue la bajada


Ahora vemos más campos verdes junto al mar


Y un pueblo


Vigo, que pertenece a la parroquia de Villapedre


Seguimos cuesta abajo y vemos, a lo lejos, un espolón que se adentra en el mar


Es La Punta los Anaos o del Cuerno, que cierra al oeste la desembocadura del río Barayu, en la playa de este nombre, reserva natural y divisoria entre los concejos de Navia y Valdés. Es un monumento natural de gran belleza al que también podemos acercarnos en el caso que nos sea factible


De la playa vemos solo una mínima parte, justo la parte más occidental, en la desembocadura


Sigue la larga bajada


Curva pronunciada para perder altura rápidamente


Pista anchísima y gran descenso


Más vistas de Tox y Puerto de Vega/Veiga


Deleitándonos con el paisaje. Ahora vemos en medio de la foto el Palacio de Tox y arriba a la derecha la ermita de la Virgen de L'Atalaya


Y seguimos bajando...



Praderías de El Mucheiru, El Payarón, El Molín, El Chombu La Veiga... y a lo lejos la autovía


Los pinares y eucaliptales, siempre presentes, abundan más en los metros finales del descenso. Aquí la pista se estrecha un poco


Atención: nos desviamos por este sendero a la derecha


Aquí sí se estrecha bastante el camino


Pero se pasa sobradamente bien


En la espesura


Empiezan a abundar los guijarros


Y los morrillos y piedra suelta


Ya vemos abajo la carretera general


La N-634


Al llegar a ella iremos a la izquierda


Así cruzamos el río Barayo, apenas visible en la foresta pero cuyas aguas quizás oigamos cayendo en torrentera


Así entramos en el concejo de Navia, en El Bao (de vadum, precisamente paso del río). Antes hubo un puente medieval, sustituido por el actual de la carretera, así como una histórica malatería u hospital de leprosos, donde iniciamos nuestros primeros metros de Camino por el concejo naviego.